Cargando...
El ministro Daniel Salinas

Nacional > Parlamento

Interpelación: los molinos de viento de Salinas y el “piso” de muertes evitables

El Frente Amplio se fue contento de la interpelación al interpretar que el ministro “reconoció” que hubo “muertes evitables” 

Tiempo de lectura: -'

07 de julio de 2021 a las 05:00

Por Fabián Cambiaso

Muy activo siempre en Twitter, el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, hizo solo una publicación en esa red social este martes. Fue poco antes de ingresar al Palacio Legislativo, para someterse a una interpelación por la gestión que hizo el gobierno con respecto a la pandemia. 

Salinas publicó una foto de una escultura en la que aparecen Don Quijote y su fiel lugarteniente, Sancho Panza. Sus seguidores pensaron que se referían a los “perros” que le iban a “ladrar” en el llamado a sala, pero según explicó el ministro a El Observador, el motivo era bien diferente. 

Dijo que se refería a la lucha contra esos “molinos de viento intangibles”, que en el marco de la emergencia sanitaria puede asimilarse al peligro del ingreso de nuevas cepas a Uruguay. 

Pese a que su colega de Economía, Azucena Arbeleche, también estaba convocada, el titular de Salud Pública fue el protagonista de la sesión. Y no solo políticamente. 

El ministro debió dar abrazos, sacarse fotos y hasta firmar autógrafos a pedido de varios funcionarios del Parlamento y secretarios de bancada, no solo de su partido político. 

En los pasillos los comentarios eran coincidentes: la interpelación había consolidado el posicionamiento de Salinas y fueron varios los legisladores que dieron por hecho que será una figura a atender en 2024. 

Como es habitual en pandemia, la larga sesión se vio interrumpida varias veces para sanitizar la sala. Salinas las aprovechaba para realizar “estiramientos” en un despacho y así poder descansar luego de permanecer varias horas sentado. 

Solo en una ocasión el ministro pareció perder la compostura en toda la jornada: fue por la apelación que hizo el Frente Amplio a las “muertes evitables” que se sucedieron a raíz de que, según la oposición, el gobierno no tomó las medidas que debió tomar.

Salinas dedicó parte de su intervención y también una conferencia de prensa a responder estos planteos. 

“Quedó demostrado más allá de toda duda razonable que hubo una respuesta oportuna, eficaz, adecuada y humanitaria por parte del Estado. Equilibrada y sostenible a lo largo del tiempo”, sostuvo. “Nunca faltó un recurso económico cuando las circunstancias así lo requirieron”. 

Salinas dijo que “no es de recibo” hablar de “muertes evitables” ya que ese concepto depende de un conjunto de factores. El ministro se molestó tanto cuando se lo consultó sobre el tema, que tiró el vaso con agua que tenía frente a él. 

“Se ha demostrado en forma cabal que el 85% de los casos se debió a un aumento de la letalidad de 180% de la cepa P1. Esto es así”, argumentó. El 15% restante lo atribuyó a condiciones de movilidad previas “iguales, superponibles e idénticas a dos países que sí tuvieron restricciones de movilidad: Argentina y Chile”. Lo hizo poniendo sobre la mesa datos de Google Trends. 

Salinas ahondó en este punto. “Cuando usted está en un nivel de restricción de la movilidad en que ya no hay clases, los funcionarios públicos no van a trabajar, no hay espectáculos públicos, más allá de eso se hace imposible hacer cumplir las medidas”. 

“No hay decreto que pueda cambiar el comportamiento humano”, aseguró. 

La postura del ministro fue respaldada por la coalición de gobierno. El líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, sostuvo que “es de miserable querer utilizar 5.700 muertos para llevarlos a un molino político”, en referencia a la actitud del Frente Amplio.

El colorado Tabaré Viera subió la apuesta y le preguntó al Frente Amplio si está dispuesto a asumir como “muertes evitables” las de las personas que fueron asesinadas por la inseguridad durante sus gobiernos. 

Uno de los puntos que remarcó el ministro en su intervención fue la letalidad del virus en el país. Es decir, la cantidad de fallecidos sobre los contagios reportados. Con datos actualizados hasta la semana epidemiológica 21 (última semana de mayo) Uruguay tenía una letalidad del 1,4%, según los números presentados por el ministro.

Esa cifra, en ese momento, lo ubicaba como el mejor del Mercosur, ya que Paraguay (2,6%) y Bolivia (3,9%) eran los otros que tenían mejores números. En este caso también influye la capacidad de testeo, ya que cuantos más casos pasan por debajo del radar aumenta la letalidad.

Salinas también mostró la mortalidad (fallecidos sobre población total) y Uruguay también se ubicaba como el mejor del bloque. “Comparado con el Mercosur, tiene la menor tasa de mortalidad. Es hechos y no palabras”, dijo Salinas durante su intervención. Esa frase fue utilizada de manera recurrente por el excandidato del Frente Amplio Daniel Martínez sobre el final de la campaña electoral de 2019.

Otro de los puntos que destacó el ministro de Salud Pública fue el accionar del Estado a lo largo de toda la epidemia y destacó algunos hitos de su gestión.

“Aquí tuvimos un Estado más presente que nunca. Aquí no hubo un Estado que se borró de la pandemia”, aseguró durante la interpelación.

Lo reconoció

El concepto de “muertes evitables” era el centro del planteo interpelante del Frente Amplio y así lo recordó el senador Daniel Olesker. 

“Es un concepto técnico que tiene que ver con la movilidad, con la inacción de determinadas medidas que dan por resultado muertes que podrían haberse evitado”, dijo. 

Para Olesker, Salinas comparte esta postura. “Reconoció que el 15% de las muertes estuvieron vinculadas a la movilidad”, sostuvo. 

Ese 15%, remarcó, constituye para el Frente Amplio un “piso” ya que “creemos que son más”. 

Los cálculos de la oposición señalaron en sala que 2.700 muertes atribuidas al covid-19 en Uruguay fueron “evitables”. 

Su colega Oscar Andrade sostuvo por su parte que quedó claro el divorcio entre la ciencia y las políticas del gobierno. “Nadie sensato puede pensar que este 2021 fue un éxito”, dijo. 

Según explicó, solo Perú, República Checa, Eslovaquia y Bosnia registran en lo que va del año más muertos por millón de habitantes que Uruguay. 

“Habiendo tenido varios ‘diarios del lunes’ venir a hablar de un éxito parece de negación”, sostuvo.  

Andrade se preguntó cómo, ante el “desastre”, no se optó por volver al escenario que existía en los primeros meses del año pasado.

El senador comunista insistió en que lo que hubo en el país fue una “tragedia evitable”. 

“No era popular pedir tres semanas de restricción”, dijo. “Posiblemente perderíamos votos, pero hace meses la comunidad científica nos dice que era necesario para recuperar el control epidemiológico los testeos. Y en ese dilema, medimos más la responsabilidad de la medida que la popularidad de la medida”. Ese, concluyó, fue el error del gobierno. 


 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...