Economía y Empresas > POLÍTICA MONETARIA

La Fed subió las tasas y elevó previsión de correcciones adicionales para este año

Tal cual estaba previsto y anticipado por el mercado, la ubicó entre 1,75% y 2%

Tiempo de lectura: -'

13 de junio de 2018 a las 15:27

La Reserva Federal (Fed) subió este miércoles su tasa de interés de referencia, una medida ya anticipada, pero de todas formas marcó un hito al distanciarse de la política monetaria que usó para combatir la crisis financiera y la recesión de 2007 a 2009.

La Fed, que elevó su tasa de referencia interbancaria un cuarto de punto porcentual a un rango de entre 1,75 % y 2%, retiró su compromiso de mantener las tasas lo suficientemente bajas como para estimular la economía "durante un tiempo" y señaló que toleraría una inflación sobre su objetivo al menos hasta 2020.

El banco central de Estados Unidos ha aumentado las tasas siete veces desde finales de 2015 gracias a la expansión continua de la economía y al sólido crecimiento del empleo, lo que dejó obsoleta la redacción de sus anteriores comunicados de política monetaria.

Antes que se conociera la decisión de la Fed, el presidente del Banco Central de Uruguay, Mario Bergara, dijo este miércoles durante una disertación en Somos Uruguay que era una decisión "esperable que ocurre cuando se expande la economía". Agregó que se iban a dar tres o cuatros subas al año que van a repercutir en las tasas de otros países, así como en el crédito, pero que dada su previsibilidad, no había que dramatizar.

"Es un proceso absolutamente previsible que cuando la Fed llevó las tasas a cero sabíamos que no era un mundo sostenible, aunque duró más de lo que se pensaba. Pero afortunadamente el proceso de normalización se está haciendo de manera muy gradual y está básicamente anticipado. Ya los mercados y los agentes anticipan varias subas en los próximos años, pero seguirá siendo históricamente baja", comentó Bergara.



La inflación también se está ajustando, con nuevas previsiones de los funcionarios el miércoles que indican que se mantendría por encima del objetivo del 2% del banco central, alcanzando el 2,1% este año y permaneciendo en ese nivel hasta 2020.

Las nuevas previsiones publicadas en esta jornada por los responsables de la política monetaria también proyectaban un ritmo ligeramente más rápido de alzas de tasas en los próximos meses, con dos más en el año, lo que se compara con sólo un incremento de su pronóstico anterior.

Además, esperan otros tres incrementos del costo del dinero el año próximo, sin cambios frente a sus expectativas previas.

"El mercado laboral se ha seguido fortaleciendo (...) la actividad económica ha crecido a un ritmo sólido", dijo el comité de la Fed que fija las tasas, en un comunicado unánime después de dos días de reunión.

"El gasto de los hogares ha repuntado, mientras que la inversión fija de las empresas ha seguido creciendo con fuerza", añadió la Fed.

La tasa de política monetaria de corto plazo de la Fed, una referencia para el costo de endeudamiento, ahora es más o menos igual a la tasa de inflación, un cambio significativo en los esfuerzos del banco central de Estados Unidos para devolver la política monetaria a un nivel normal.

El siguiente es el texto del comunicado divulgado el miércoles por el Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estados Unidos (FOMC, por su sigla en inglés) después de su reunión del 12 y 13 de junio:

La información recibida desde que el Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal se reunió en mayo indica que el mercado laboral se ha seguido fortaleciendo y que la actividad económica ha estado aumentando a un ritmo sólido. Los avances en empleo han sido sólidos, en promedio, en meses recientes y la tasa de desempleo ha declinado. Los datos recientes sugieren que el crecimiento de los gastos de las familias ha repuntado, mientras que la inversión fija de las empresas ha seguido creciendo con fuerza. Tomando como base 12 meses, la inflación general y la inflación excluyendo los precios de los alimentos y la energía se han acercado al 2%. Las mediciones sobre expectativas de inflación en el largo plazo se mantienen con pocos cambios, en general.

Consistente con su mandato reglamentario, el Comité busca promover el máximo empleo y la estabilidad de precios. El Comité espera que los futuros incrementos graduales en el rango meta de la tasa de fondos federales sea consistente con una expansión sostenida de la actividad económica, condiciones sólidas del mercado laboral y una inflación cercana al objetivo simétrico del Comité de 2% en el mediano plazo. Los riesgos para el panorama económico parecen estar casi equilibrados.

En vista de las condiciones del mercado laboral y de inflación alcanzadas y previstas, el Comité decidió elevar el rango meta de su tasa de fondos federales a entre un 1,75% y un 2%. La orientación de la política monetaria sigue siendo expansiva, apoyando así las sólidas condiciones del mercado laboral y el regreso sostenido a una inflación del 2 por ciento.

Al determinar el momento y el tamaño de futuros ajustes al rango meta de la tasa de fondos federales, el Comité evaluará las condiciones económicas actuales y futuras concernientes a sus objetivos de máximo empleo y una meta simétrica de inflación de un 2%.

Esta evaluación tomará un amplio rango de información, incluyendo indicadores de condiciones del mercado laboral, indicadores de las presiones inflacionarias y expectativas de inflación y lecturas sobre eventos internacionales y financieros.

En la votación estuvieron a favor de la decisión de política monetaria del FOMC: Jerome H. Powell, presidente; William C. Dudley, vicepresidente; Thomas I. Barkin; Raphael W. Bostic; Lael Brainard; Loretta J. Mester; Randal K. Quarles; y John C. Williams.



Comentarios