Mundo > PANDEMIA

La guerra entre la Unión Europea y Gran Bretaña que tiene como rehén a las vacunas de covid

El bloque quiere controlar las exportaciones de inyecciones al Reino Unido, porque entiende que Londres está haciendo lo mismo; la pelea es por AstraZeneca pero pueden verse afectadas las de Pfizer

Las vacunas son tema de pelea entre Europa y Gran Bretaña

Tiempo de lectura: -'

24 de marzo de 2021 a las 15:31

La Unión Europea puso este miércoles bajo estricta vigilancia la exportación de vacunas anticovid producidas en su territorio, para garantizar el abastecimiento de dosis a los habitantes del bloque, afectados por la tercera oleada de la pandemia de coronavirus.

Al formular el anuncio, el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, dijo que se buscaba añadir "reciprocidad y proporcionalidad" al mecanismo legal de control de exportaciones adoptado en enero, y por ello "hemos adoptados dos ajustes" para eliminar los "desequilibrios".

A partir de ahora, añadió Dombrovskis, se deberá considerar "dos elementos adicionales" para autorizar exportaciones: reciprocidad con el país de origen, y proporcionalidad en los pedidos.

En esta revisión, la Comisión constató que en ciertos países bloquean exportación de dosis de vacunas hacia la UE "ya sea por fuerza de ley, por arreglos contractuales u otros, negociados con los fabricantes".

Esta revisión de las normas ocurre en medio de una agria controversia entre la Comisión, el laboratorio AstraZeneca y las autoridades del Reino Unido.

Fuentes de la Comisión lamentan que la UE es el principal exportador de vacunas anticovid en todo el mundo, pero que no recibe vacunas producidas en territorio británico.

Airada reacción de Londres

Casi de inmediato, el primer ministro británico, Boris Johnson, advirtió airadamente en Londres contra "bloqueos arbitrarios" de vacunas.

En la visión de Johnson, las empresas pueden replantearse la pertinencia "de realizar futuras inversiones en países o grupos de naciones que imponen bloqueos arbitrarios".

"Pienso que los daños de largo plazo que los bloqueos pueden hacer son considerables", añadió.

AstraZeneca queda en el medio de esa disputa. El laboratorio ya reconoció importantes retrasos en la entrega de dosis negociadas con la UE, aunque la Comisión señala que numerosas dosis fabricadas en territorio europeo van al Reino Unido.

En una nota oficial, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, destacó que la UE está "orgullosa de ser sede de los productores de vacunas que entregan no solo a los ciudadanos europeos sino alrededor del globo".

Sin embargo, añadió, "las vías abiertas deben funcionar en los dos sentidos".

Garantizar suministro interno

"Mientras nuestros países miembros enfrentan una tercera oleada de la pandemia y no todas las compañías [farmacéuticas] están haciendo entregas de acuerdo a los contratos, la UE es el único mayor productor (...) que sigue exportando vacunas en larga escala a decenas de países", apuntó Von der Leyen.

Por su parte, el servicio de prensa de la Comisión apuntó que el mecanismo de control de exportaciones adoptado en enero ha "mejorado de forma significativa" la transparencia en esas transacciones.

No obstante, añadió que el objetivo de la medida es "garantizar el acceso oportuno de los ciudadanos europeos a las vacunas contra el covid-19".

Desde que este mecanismo de control de exportaciones fue adoptado en enero, más de 300 autorizaciones fueron emitidas por los países del bloque, referidas al envío de 40 millones de dosis hacia 33 naciones.

Por la normativa, un laboratorio que posea una planta de fabricación de vacunas anticovid en territorio de la UE debe obtener una autorización del país donde esté instalada la unidad fabril para poder exportar fuera del bloque.

Apenas se ha registrado hasta ahora un único bloqueo de exportación, decidido por Italia -con autorización de la Comisión Europea- sobre dosis de AstraZeneca destinadas a Australia.

En la jornada, sin embrago, se conoció que una inspección a una planta de embotellado de vacunas de AstraZeneca en Italia halló 29 millones de dosis, alimentado así la desconfianza de la UE sobre el destino de esas vacunas.

El laboratorio aseguró que esos lotes aguardaban un "control de calidad" y que en su mayoría las dosis estarían destinadas a países de la UE y el resto al sistema Covax, para suministrar fármacos a países de bajos ingresos.

Las claves
Estos son los cinco aspectos principales que debe saber sobre el denominado "Mecanismo de Autorización y Transparencia", adoptado originalmente en enero y endurecido este miércoles.
Como funciona
Las empresas que fabrican vacunas en la UE y que se utilizan dentro del bloque (AstraZeneca, BioNTech/Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson) deben solicitar autorización para exportar dosis hacia países fuera del bloque.
La solicitud se realiza al país de la UE donde se encuentra la planta, pero luego está sujeta a escrutinio y a una decisión final de la Comisión Europea.
Con la revisión del mecanismo adoptada este miércoles, la Comisión sopesará las necesidades del país de destino, con datos como niveles de infección, capacidad hospitalaria, tasa de vacunación y suministros disponibles.
Si el país de destino también es una base para la producción de vacunas, la Comisión analizará si ese país restringe el flujo de vacunas o ingredientes de vacunas hacia la UE.
Funcionarios de la UE aseguran que cada pedido de autorización se analiza en forma individual.
Dosis bloqueadas
La comisión insiste en que el mecanismo no es una "prohibición de exportación" e insiste en que ya aprobó 380 solicitudes de exportación y bloqueó solo una: un envío de 250.000 dosis a Australia desde Italia.
Las dosis bloqueadas no se entregan a los países de la UE y depende de la empresa afectada decidir qué hacer con ellas, aunque no puede volver a intentar enviarlos al país de destino original.
Exenciones anuladas
Con las últimas revisiones, la comisión ha eliminado las exenciones otorgadas inicialmente a 17 países no pertenecientes a la UE, muchos de ellos vecinos, incluidos Suiza, Israel, Noruega y Serbia.
Esto es para evitar que las empresas afectadas intenten eludir una prohibición enviando dosis a través de canales fuera del bloque.
Sin embargo, esta medida no se aplica al fondo COVAX, que se propone abastecer de vacunas a países de bajos y medios ingresos.
Papel del Reino Unido
La Comisión afirma que el mecanismo no apunta a ningún país en particular, pero no es ningún secreto que el mayor punto de fricción es con AstraZeneca, con sede en Gran Bretaña.
La Comisión sospecha que AstraZeneca no cumple con sus compromisos de entrega de vacunas a la UE pero envía dosis al Reino Unido.
Londres teme que el mecanismo pueda interrumpir los suministros no solo de las dosis de AstraZeneca, sino también de BioNTech/Pfizer, que también poseen plantas en territorio europeo.
Situación en la UE
El año pasado la UE firmó contratos para garantizarse hasta 2.600 millones de dosis. Sin embargo, las campañas de vacunación que arrancaron a fines del año pasado rápidamente se vieron en problemas por retrasos en las entregas, especialmente por parte de AstraZeneca.
De acuerdo con un conteo seguido por AFP con base en fuentes oficiales, en la UE se ha vacunado hasta ahora al 9,6% de la población, o 42,9 millones de personas. Al menos 18,5 millones ya recibieron dos dosis.
Sin embargo, añadió, "las vías abiertas deben funcionar en los dos sentidos".
Garantizar suministro interno
"Mientras nuestros países miembros enfrentan una tercera oleada de la pandemia y no todas las compañías [farmacéuticas] están haciendo entregas de acuerdo a los contratos, la UE es el único mayor productor (...) que sigue exportando vacunas en larga escala a decenas de países", apuntó Von der Leyen.
Por su parte, el servicio de prensa de la Comisión apuntó que el mecanismo de control de exportaciones adoptado en enero ha "mejorado de forma significativa" la transparencia en esas transacciones.
No obstante, añadió que el objetivo de la medida es "garantizar el acceso oportuno de los ciudadanos europeos a las vacunas contra el covid-19".
Desde que este mecanismo de control de exportaciones fue adoptado en enero, más de 300 autorizaciones fueron emitidas por los países del bloque, referidas al envío de 40 millones de dosis hacia 33 naciones.
Por la normativa, un laboratorio que posea una planta de fabricación de vacunas anticovid en territorio de la UE debe obtener una autorización del país donde esté instalada la unidad fabril para poder exportar fuera del bloque.
Apenas se ha registrado hasta ahora un único bloqueo de exportación, decidido por Italia -con autorización de la Comisión Europea- sobre dosis de AstraZeneca destinadas a Australia.
En la jornada, sin embago, se conoció que una inspección a una planta de embotellado de vacunas de AstraZeneca en Italia halló 29 millones de dosis, alimentado así la desconfianza de la UE sobre el destino de esas vacunas.
El laboratorio aseguró que esos lotes aguardaban un "control de calidad" y que en su mayoría las dosis estarían destinadas a países de la UE y el resto al sistema Covax, para suministrar fármacos a países de bajos ingresos.
 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...