Opinión > COLUMNA/EDUARDO ESPINA

La muerte de un estudiante

Asa Graham iba a ser un genio de la música, pero la muerte se lo llevó temprano, a los 21 años  

Tiempo de lectura: -'

04 de julio de 2020 a las 05:01

Hay gente que pasa por esta vida con la misma importancia de una mosca tse-tsé. O de esos escarabajos negros y rastreros que uno ve en días de verano cruzando la calle. La vida en eso es implacable: no mueve un dedo por quienes no hacen algo por ella. A fin de cuentas, es un asunto de mera reciprocidad. Por tanto, pasar inadvertido por los días de la vida es fácil: no se necesita título nobiliario o universitario, tampoco la ayuda del dinero, caballero poderoso para algunas cosas, pero no para todas, afortunadamente. Hay quienes pasan como si nada, aun más, como nada completa, una nada que por años tiene derecho a un nombre y apellido, a una identidad y un domicilio. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...