Cargando...

Espectáculos y Cultura > MÚSICA

La psicodelia hecha bolero

Con su último álbum Currents, el proyecto Tame Impala del compositor australiano Kevin Parker termina de consolidarse como una de las bandas más importantes de la escena independiente actual. ¿Por qué?

Tiempo de lectura: -'

01 de agosto de 2015 a las 01:00

El productor Mark Ronson es responsable de uno de los hits bailables de este año. Con la voz de Bruno Mars, Uptown funk hizo bailar a todos sus escuchas, incluso en las radios y reproductores uruguayos.

Pero además de tener un gran tacto para componer temas pegadizos, Ronson es un gran recolector de talentos a la hora de grabar obras colaborativas. En su último disco, Uptown Special, no solo reclutó a Mars, sino también a los músicos Stevie Wonder y Rufus Wainwright, y hasta al escritor Michael Chabon para ayudarlo a la hora de componer las letras.

Sin embargo, en Uptown Special, fue el compositor australiano Kevin Parker quien prestó su voz para tres de las mejores canciones del álbum. Con su falsete melancólico, Parker brindó la sutileza necesaria para volver a la colección de temas bailables de Ronson una mezcla de sonidos viejos con una impronta contemporánea. Y no es extraño que el inglés haya depositado su confianza en Parker, quien viene posicionándose como uno de los compositores más ambiciosos de la escena musical independiente.

Como líder del proyecto Tame Impala, el músico nacido en la ciudad australiana de Perth ha recorrido el mundo, incluido América del Sur varias veces. Así ha llevando a los distintos escenarios un rock psicodélico que se volvió la joya favorita de todos los críticos musicales en el último quinquenio. Esa predilección tenía su justificación. Con los discos Innerspeaker (2010) y Lonerism (2012), grabados completamente por Parker tocando todos los instrumentos, el casi treintañero comprobó su talento para componer melodías poprock sustentadas por un fuerte uso de guitarras distorsionadas y sintetizadores.

Este año, Parker publicó su tercer disco bajo el proyecto Tame Impala, titulado Currents. Como si su colaboración con Ronson hubiese sido el adelanto de su nueva etapa como compositor, Parker abandonó la psicodelia para entregar un álbum más personal, con canciones más cerca del rock romántico estadounidense de los años de 1970 con elementos de R&B y, sobre todo, mucho pop.

Desde su tema inicial, Let it happen (una canción de siete minutos), Parker anuncia con su falsete y secuencias de teclado en repetición que, quien llegue a Currents como fanático del sonido anterior de Tame Impala, se encontrará inicialmente desilusionado. En este disco no hay himnos guitarreros como Elephant o canciones pegadizas como Feels like we only go backwards. Pero sí hay un sonido nuevo, digno de escuchar de principio a fin.

Currents es de esos discos pensados como una unidad real, cuyas canciones se hacen más fuertes en una reproducción de corrido que escuchándolas de forma aislada. Parker habla de su soledad, arrepentimiento y culpa, en general sobre sus relaciones amorosas y hasta familiares, pero bajo un ritmo bailable que hace acordar al Daft Punk más melancólico. El abandono de las guitarras y la exploración de su faceta más pop parece haber disparado en el compositor la capacidad de crear un álbum de tintes oníricos, pero que nunca se despega completamente de la realidad.

Son canciones como 'Cause I'm a man, LoveParanoia y Eventually –la mejor y más hiriente del álbum– que demuestran que Parker, en el caso de haber nacido en España o Cuba, podría haberse convertido en un líder del bolero con sus ritmos lentos, bailables y románticos.

Pero si hay algo de lo que Currents es prueba es de que Parker sigue evolucionando disco a disco. Sus canciones son un caos ordenado de rock y pop extravagante, pero, dentro de las múltiples facetas de sonido que construye, yacen sentimientos tan cercanos como podrían ser los de una amigo o una pareja. Vale la pena conocerlo.

¿Qué otras bandas han surgido últimamente en Australia?


Chet Faker
A no confundirlo con el cantante y trompetista estadounidense, Chet Baker. El productor y músico australiano Chet Faker encantó a internet con su interpretación de No diggity, un rap de fines de la década de 1980. Con su álbum Built on glass (2014) terminó de demostrar su magia electrónica.

Pond
Surgida en la ciudad australiana Perth, al oeste de la isla, Pond es una banda con formación siempre cambiante. Tres de sus miembros actuales forman parte del formato de banda en vivo de Tame Impala. Su música se mueve entre la psicodelia y el rock espacial.

San Cisco
Los jóvenes San Cisco se hicieron conocidos gracias a su hit de YouTube Awkward, publicado en 2011. Desde entonces, la banda, cuyo estilo tiene similitudes con bandas como Vampire Weekend y Phoenix, solo ha crecido en su exposición al brindad shows cargados de energía.

5 Seconds of Summer
Aunque han sido presentados como una boy band, los cuatro jóvenes de 5SOS han rechazado esa presentación, aludiendo que su estilo va más allá del pop y también explora géneros como el punk y el rock. De todas formas, la salvedad no les impidió girar junto a One Direction gran parte de 2013.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...