Cargando...
Charles Carrera, senador frenteamplista y exdirector general de Secretaría del Ministerio del Interior

Nacional > ENCUBRIMIENTO

La versión de Carrera sobre el pedido de silencio a la familia del herido por bala perdida en La Paloma

"Nunca pensé que me estaban haciendo una grabación ilegal. Estaba presionado y enojado", lamentó Carrera

Tiempo de lectura: -'

09 de agosto de 2022 a las 08:58

El actual senador frenteamplista y exdirector general de Secretaría en el Ministerio del Interior, Charles Carrera, aseguró que pidió silencio a los familiares de Víctor Hernández, quien quedó paralítico por culpa de una bala perdida presuntamente recibida desde la casa de un exsubcomisario de Rocha, Marcos Martínez, en 2013, porque "no estaban teniendo un comportamiento debido dentro del Hospital Policial", donde el herido estaba internado por gestión de las autoridades del Ministerio del Interior de aquel entonces, según indicó el exjerarca en entrevista con Informativo Sarandí.

"Fue para protegerlos", indicó Carrera, quien expresó que "se pidió que bajen el perfil" para que "se comporten de manera adecuada" a los familiares porque "estaban denunciando a un policía" mientras se encontraban en el Hospital Policial.

La situación surgió luego de que el programa Santo y Seña (Canal 4) difundiera una conversación grabada entre el hermano y la madre del hombre herido y Carrera, en la que el hoy senador dijo: “Vos si estás nervioso te vas de acá tranquilamente, y no me jodas más. Pero yo la llamé a tu madre para ver si les podemos dar una mano (…) Si estás nervioso te mando a cagar, hermano. Porque yo llamé acá para ver si les puedo dar una mano porque me interesa lo humano; lo demás no me interesa”.

"Mis expresiones no fueron felices en aquel momento", reconoció Carrera, y agregó que en esos momentos había recibido "varias llamadas, presiones", y que esas personas lo estaban "chantajeando". "Nunca pensé que me estaban haciendo una grabación ilegal. Estaba presionado y enojado", lamentó Carrera, quien detalló que la conversación grabada fue la última vez que mantuvo contacto con la familia.

El exdirector general de Secretaría desacreditó las acusaciones que indican que el Ministerio del Interior atendió a Hernández en el Hospital Policial para encubrir al subcomisario Martínez, y dijo que "todo fue ajustado a derecho".

Consultado sobre si es legal autorizar la atención de un civil en ese recinto de salud cuando es herido por un policía, afirmó que, aunque "es una forma excepcional", es "un código" y "cualquier autoridad lo puede hacer".

Una "persecución" de Heber

El senador frenteamplista desmintió que se haya dejado de brindar apoyo a la familia del hombre herido, como indicó el ministro del interior, Luis Alberto Heber: "Hasta el 2016 se le dio todo el apoyo".

Para Carrera, este caso es "una causa inventada" y una "persecución del ministro Heber", que entiende se debe a que es promotor de la causa que investiga el contrato del Estado con Katoen Natie, por la concesión del puerto hasta 2081. Heber está involucrado por ser el ministro de Transporte al momento de la firma del contrato, a principios de 2021.

El Frente Amplio también se alineó en bloque en una defensa a ultranza del accionar de Carrera, y adjudicó las denuncias a una “campaña de enchastre” en respuesta al hecho de que el senador del MPP encabeza las denuncias por la situación del puerto.

El senador añadió que debe "analizar" qué hacer con sus fueros parlamentarios ante la posibilidad de una denuncia penal. Aclaró que el delito que "puede prescribir" es el de "abuso de funciones", por el que se puede imputar al senador, no el de las lesiones que sufrió Hernández.

Contó que este lunes estuvo "dando explicaciones" a sus pares del Frente Amplio, hoy declarará a la prensa, y mañana saldrá "a buscar información de todo esto".

Una jefatura "de muy malas tradiciones"

Según Carrera, Martínez no pudo ser condenado como autor del disparo que dejó paralítico a Hernández porque hubo un "encubrimiento de los policías" de la Jefatura de Rocha, la cual indicó que en su momento era un destacamento "de muy malas tradiciones".

A pesar de que el subcomisario fue separado del cargo con retención de su sueldo por seis meses, hoy Martínez continúa dentro de la Policía, según Carrera como comisario en Lascano.

Esto se debe a que en ese momento las autoridades esperaban a las "resultancias penales", una condena concreta por parte de la justicia, para tomar acciones definitivas con los funcionarios acusados, expresó Carrera, quien valoró que luego esa práctica se dejó de hacer. 

"Lo que me sorprende es que hayan perdido el juicio", indicó el exdirector de Secretaría de Interior, quien entiende que "era muy fuerte la información que había surgido en aquel momento que la bala había surgido" del lugar donde estaba Martínez, pero "desde el punto de vista penal lamentablemente no se pudo probar". Según el exjerarca, se comprobó que la bala salió de esa ubicación, pero no quién fue el autor del disparo.

"Hoy siguen ocurriendo situaciones de abuso policial como ocurrieron en el pasado", puntualizó Carrera, quien valoró el trabajo policial pero aclaró que "hay excepciones de policías como este, Martínez, que son comisarios de un pueblo y festejan cumpleaños a los tiros".

El otro caso en el que el Ministerio salió a "dar la cara"

"Estuve (en el Ministerio del Interior) del año 2010 a 2017. Nosotros en muchos casos salimos a dar la cara y hacernos responsables", aseguró Carrera, consultado sobre otros casos en los que el Ministerio del Interior haya apoyado a civiles afectados por situaciones de abuso policial.

En concreto, mencionó el caso del asesinato de "un adolescente en un mal procedimiento policial" en Santa Catalina, donde un policía fue el responsable de la muerte del joven, al que se quiso responsabilizar colocando un arma en la escena del crimen. "Tuvimos que salir a pedir perdón", lamentó.

En 2013, Sergio Lemos, un joven de 19 años que pasaba cerca de un almacén de Santa Catalina que acababa de sufrir un robo, fue asesinado por un oficial de la Guardia Republicana que pensó que estaba vinculado al delito. 

Cuando Lemos apareció por la calle Víctor Hugo, recibió tres advertencias de “alto”. Ante ninguna de las tres se detuvo y dobló por 24 de Octubre, la calle de la esquina del almacén. Como hay un charco en ese lugar, o porque se asustó, Lemos aceleró. Entonces, el policía apretó el gatillo ante la mirada de los vecinos y el joven cayó, según la crónica publicada por El Observador en aquel momento.

El ministro del Interior de aquel entonces, Eduardo Bonomi, declaró a la prensa el miércoles que los policías acomodaron la escena “para favorecer” al policía que había disparado.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...