20 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,75
18 de marzo 2019 - 18:32hs

El presente y polémico Tribunal de Honor al que se enfrentó junto con otros militares acusados de violar los derechos humanos durante la dictadura, no fue el primero al que debió enfrentarse José Nino Gavazzo.

En este caso, el presidente Tabaré Vázquez homologó -aunque con críticas y salvedades- el fallo del Tribunal que -llevándole la contra al Poder Judicial- entendió que no hay pruebas de que Gavazzo cometiera violaciones a los derechos humanos, pero sí afectó el honor del Ejército al no advertirle al Poder Judicial que otro militar preso era inocente del crimen por el cual había sido procesado.

De acuerdo a lo que se relata en el libro “Gavazzo. Sin Piedad”, no fue esto lo que ocurrió con un anterior Tribunal de Honor al que el militar fue sometido.

Más noticias

Todo se originó cuando en 1995 otro represor de la dictadura, el policía Ricardo “Conejo” Medina quiso imprimir una plancha de moneda falsa brasileña en una imprenta local. Como el dueño del establecimiento se negó a plegarse a la operación delictiva, Medina y otro hombre lo subieron a un auto y lo amenazaron con una granada y otras armas de fuego. Gavazzo fue señado como el cómplice de Medina y procesado por “extorsión”. Entre otras pruebas, el auto en el cual el imprentero había sido retenido y amenazado era el de su esposa.

Gavazzo nunca admitió ser el compañero de andanzas de Medina en esa tropelía, pero un Tribunal de Apelaciones ratificó su procesamiento, aunque rebajó el delito de extorsión a “violencia privada”.

En 2002 el caso judicial llegó a su fin: Gavazzo fue condenado por violencia privada.

Tiempo después, Gavazzo fue sometido a un Tribunal de Honor en el Ejército para determinar si el haber sido hallado culpable de un delito común había afectado su honor personal y el del Ejército.

Analizado el caso, los integrantes del Tribunal de Honor entendieron que la honra del oficial y del Ejército no había sido mancillada en absoluto, y absolvieron a Gavazzo.

El entonces comandante del Ejército, el general Santiago Pomoli, homologó el fallo.

Siguiendo las normas vigentes, el dictamen debía ser entonces ratificado por el Poder Ejecutivo.

Pero ni el entonces ministro de Defensa Nacional, Yamandú Fau, ni el presidente Jorge Batlle, accedieron a hacerlo. Según informó Búsqueda el 24 de febrero de 2005, el Poder Ejecutivo no homologó el fallo porque -en contraposición a lo que había determinado el Tribunal de Honor- Fau y Batlle opinaron que el militar sí había afectado su honor personal y el del Ejército.

Temas:

Tabaré Vázquez

Seguí leyendo

Te Puede Interesar