Cargando...
Murga Nos Obligan a Salir durante el desfile inaugural de Carnaval

Economía y Empresas > CARNAVAL

Las inversiones millonarias que deben hacer los conjuntos para salir en el concurso oficial de carnaval uruguayo

Referentes de diferentes agrupaciones de carnaval revelaron a El Observador cuáles son las inversiones y las ganancias que se desprenden de participar de la fiesta más popular del país

Tiempo de lectura: -'

22 de enero de 2023 a las 05:00

Las bombitas amarillas se apoderan del mes de febrero. Días antes, el Desfile de Carnaval enciende los primeros focos que hacen relucir el maquillaje y los trajes que llevan varios meses preparándose para brillar.

Atrás de los ensayos, los tablados y el Teatro de Verano se despliega la parte más engorrosa y menos conocida de la fiesta popular uruguaya: el presupuesto.

Algunos esperan ganancia, otros ponderan la retribución como apenas viáticos y los que menos ganan lo entienden como un hobby caro.

El Observador conversó con cinco referentes para responder cuánto le cuesta a un conjunto salir a escena en el concurso oficial del carnaval uruguayo.

Los números del carnaval

Con la calculadora en el bolsillo

"Si tenés $ 10, gastás $ 20”, reconoce sin pelos en la lengua el director responsable de la comparsa Valores, Diego Paredes. En su caso deben estar a la altura para el tradicional Desfile de Llamadas de su rubro, al que se le suma el desfile inaugural, el concurso oficial y las tres vueltas del Teatro de Verano (incluyendo la Liguilla).

"Los conjuntos (de negros y lubolos) tienen 150 componentes y si vas al Teatro de Verano hay que agregarle letrista, puesta en escena, coreógrafo, director musical, sonidista y vestuario", enumera Paredes.

Para ellos, el rubro más costoso es el de vestuario y, entre modistas y materiales, el gasto no es menos de $ 500.000 ( US$ 12.738). Su presupuesto general para poder participar en el conjunto mayor es de $ 1.200.000 (US$ 30.573).

Según el relevamiento realizado con los distintos referentes del carnaval, esta es la inversión mínima que se debe desembolsar para poder participar.

Diferente es la situación de parodistas Los Muchachos. En su caso, los recursos humanos representan el 55% del gasto general, seguido por vestuario y traslado, —que resuelven a través de un acuerdo con la empresa Coect que los traslada durante todo el carnaval por un precio fijo—. "El presupuesto de Los Muchachos es sumamente alto", reconoce el director responsable, Marcel Yern. Su inversión total por carnaval supera los US$ 100.000 ($ 4 millones aproximadamente).

Para Los Muchachos cada rueda en el Teatro de Verano requiere una inversión de $ 75.000 entre maquillaje, escenografía, transporte, sonido, lo que se multiplica por las dos rondas obligatorias del concurso oficial y eventualmente la Liguilla si se encuentran entre los 24 conjuntos elegidos para la última fase. "Ahí solo se nos van más de $ 250.000 en el Teatro de Verano, si a eso le sumas el ómnibus de todo el carnaval tenés $ 500.000 y todavía no le pagaste a nadie", apunta Yern.

Un presupuesto similar maneja la murga Nos Obligan a Salir. La conformación del plantel y el vestuario son los costos más grandes para la murga que invierte alrededor de US$ 100.000 para participar del concurso oficial de carnaval.

Según Favio Adinolfi —uno de los cuatro dueños del conjunto— Nos Obligan a Salir sumó figuras a último momento como el actor “Petru” Valensky y la actriz Jimena Vázquez. En ambos casos se dio la particularidad de que había amigos en el conjunto que llevaron a que el presupuesto requerido para su contratación fuera compatible con la propuesta de la murga. "De otra forma contratar a una figura como `Petru´ es imposible, siempre tiene que querer salir o que haya un amigo que lo seduzca. Eso es el 80% por lo cual la figura sale en el Carnaval, sino no sería posible", describe Adinolfi.

Otra es la realidad de Metele que son Pasteles, una murga cooperativa, cuyo mayor gasto es la realización del vestuario —que este año asciende a $ 1.000.000 (US$ 25.477)—.  Gonzalo Riquero, director responsable de la murga puntualiza que cada ronda del teatro de verano les implica $ 70.000 más por el pago a técnicos que están por fuera de la cooperativa. Entre esas grandes cuestiones tienen $ 1.200.000 (US$ 30.573) a cubrir para poder sacar la murga.

En el caso de los humoristas Sociedad Anónima a los gastos estructurales que comparten la mayoría de los conjuntos se le suma la dificultad de tener que trasladarse desde y hacia San José, de donde son oriundos. "Para ensayar todos los días tenemos que traer a cinco que viajan desde Montevideo a San José, tenemos que tener ese auto a disposición y bancar ese gasto que son más de $ 1.000 por día, es decir que cada 40 ensayos son US$ 1.000", analiza su director responsable, Carlos Barceló. En el caso de los humoristas maragatos su presupuesto general asciende a los $ 2.000.000 (US$ 50.955).

¿Cómo se sustentan?

Algunos conjuntos tienen dueños que se hacen cargo de los gastos; otros, en el afán de salir, reparten la responsabilidad y los costos, pero todos deben echar mano a diferentes recursos para llegar a tiempo con todo pago para el inicio del carnaval.

Antes de que comience el concurso todos los conjuntos reciben, por igual, un cheque por concepto de los derechos de televisación. Este año esa partida fue de US$ 4.500. "Eso se da a todos los conjuntos que pasan la Prueba de Admisión y concursan en el Teatro de Verano de parte de Tenfield", explica Adinolfi de Nos Obligan a Salir.

Más adelante, los que entran a la Liguilla reciben otro tanto por concursar en una nueva rueda que va exclusivamente para quienes participan en esta instancia. "Es una diferencia muy importante de dinero, por eso el objetivo de todos los conjuntos es entrar a la Liguilla, te salva la cabeza para costear la murga e intentar sacarla de nuevo el año que viene”, agrega el murguista.

Según el referente de Los Muchachos, si el conjunto llega a la Liguilla “agarra entre US$ 9.000 y US$ 10.000 de la tele", y puntualiza Yern: "Si Los Muchachos quedara fuera de la Liguilla más del 50% del presupuesto lo tendría que poner yo de mi bolsillo".

A su vez, al finalizar el concurso oficial, los Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos Populares del Uruguay (Daecpu) dividen entre todas las categorías un premio final que se desprende, sobre todo, de la venta de entradas en el Teatro de Verano y que se reparte en función de la posición que cada uno consiga.

Además de estas partidas, cada conjunto se las arregla por distintos medios para llegar a cumplir con el presupuesto.

La comparsa Valores lo hace a través de la venta de merchandising (tazas, camisetas y pegotines) y vende rifas que “bien organizadas pueden dejar hasta $ 60.000 (US$ 1.528) cada una”, describe Paredes que recalca también el aporte de los auspiciantes.

En cambio, Metele que son Pasteles recurre a los festivales. En el último año organizaron cuatro y con ellos cubrieron  el 80% del vestuario. “El resto se financia con sponsors”, apunta Riquero —en su caso son siete, entre marcas y sindicatos—.

Nos Obligan a Salir también organizó un festival que convocó a más de 1.000 personas en el Antel Arena y cuyas ganancias se suman a lo aportado por sus 16 patrocinadores.

La importante visibilidad del carnaval es una suculenta carnada para las marcas que quieren estar presentes en la fiesta popular. “Vende más entradas que el fútbol y el básquetbol y el teatro sumados", dice el director responsable de Los Muchachos y apunta que las empresas que apoyan al carnaval tienen algunos beneficios fiscales por tratarse de una actividad cultural.

Este mismo atractivo se traslada, además, al mundo virtual.  "Tenemos 50.000 seguidores y la marca Muchachos hace que ponés un reel en Instagram y lo ven más de 35.000 personas; eso para las marcas es importantísimo", sostiene Yern.

"Nosotros nos sustentamos porque hacemos muchas actuaciones", destaca por su parte Barceló con respecto al trabajo que llevan adelante los humoristas de Sociedad Anónima durante todo el año y sostiene que, además, dentro del elenco hay muchos técnicos por lo que hacen gran parte de ese trabajo para ahorrarse ese gasto.

Sobre las tablas

En la actualidad existen tres tipos de tablados durante el carnaval: comerciales o privados, municipales y Rondamomo. Cada uno de ellos paga diferentes precios a los conjuntos por sus actuaciones.

En los tablados privados (como el Velódromo, Geant o Malvín) los conjuntos cobran unos $ 25.000 por actuación, en los municipales es de alrededor de $ 22.500 y Rondamomo paga aproximadamente $ 18.000. De ese monto los conjuntos deben desquitar el pago de la locomoción—que oscila entre $ 3.000 y $ 4.000 por tablado—.

“Los tablados son los clientes de los conjuntos”, detalla Yern. En el caso de Los Muchachos hacen, como mínimo, 120 tablados por carnaval, entre escenarios municipales y privados. "Esa es la mayor fuente de ingresos", asegura el director de Los Muchachos.

Las comparsas lo ven con otros ojos. "Por los tablados a las comparsas no nos entra nada", reconoce Paredes. El alto número de integrantes—más de 30 para poder presentar un buen espectáculo— hace que sean muchos para repartir poco dinero, ya que en el caso de las agrupaciones de negros y lubolos no hacen tantos tablados como otras categorías.

A este respecto, los representantes de los conjuntos explican que hay un mínimo de tablados estipulados para que todos reciban dividendos—entre 40 y 50 actuaciones—, pero a pesar de cumplir con este mínimo las diferencias entre los que  menos se presentan y lo que más lo hacen son importantes, y esto afecta directamente en sus ingresos. Reflejo de esto es lo sucedido en 2022. Según describe Paredes de Valores en el último concurso oficial, la comparsa que obtuvo el primer lugar ganó $ 1.700.000 (US$ 43.312) y la murga que salió primera $ 1.600.000 (US$ 40.764), pero el primer premio de Lubolos hizo 40 tablados, mientras que el primer premio de murga hizo 120.

"La idea es que de los tablados salga algo de la financiación del sueldo de los murguistas", apunta Riquero de Metele que son Pasteles y agrega: "Nosotros recibimos un ingreso por lo que hacemos en el tablado como sueldo, pero si se pone en relación con el trabajo que se hace durante el año es apenas un viático".

Adinolfi de Nos Obligan a Salir estima que por carnaval se hagan unos 80 tablados, lo que equivale a aproximadamente $ 2.000.000 (US$ 50.955).

En el caso de Sociedad Anónima para que el espectáculo sea redituable tienen que tener, al menos, 70 tablados. "Por lo general hacemos entre 100 y 150 presentaciones” (dentro y fuera de carnaval), sostiene Barceló.

Pasar raya

Favio Adinolfi de Nos Obligan a Salir saca la murga junto con otros tres amigos— Javier Acosta, Pablo Barrozzo y Daniel Sacha Sosa—."En vez de irnos 20 días para Hawái o a Acapulco, disfrutamos un mes y medio de Carnaval", señala el dueño de Nos Obligan a Salir y no duda en afirmar que, además de que siempre se gasta un 20% o un 30% más que en el presupuesto inicial, “los dueños no ganan plata, al contrario, la mayoría pierde”.

Es por este motivo que, en su visión, cada vez más se estila la murga cooperativa en la que "si ganan, ganan todos y si pierden, pierden todos".

Del otro lado del mostrador, para las comparsas prácticamente no hay ganancia. "En Valores apostamos a pagar los gastos y a que quede un resto para poder participar el año que viene", describe Paredes. "Alguien que aprecio mucho me dijo que esto es un hobby caro. Creo que todos los directores sabemos a lo que salimos y lo que arriesgamos", dice y considera que la parte económica es la peor cara del Carnaval, incluso para los que salen primeros. "El estrés que se agarra la gente no tiene nombre", dice.

Desde la perspectiva de Barceló existen dos extremos: El del grupo que tiene un deseo de decir algo artísticamente y el que bien podría tener caballos de carrera, pero decide sacar una murga porque le gusta y cuando pasa raya, pierde plata. “No es un proyecto sustentable, pero lo hace porque puede, porque se da un gusto", subraya Barceló y posiciona en el medio de este espectro a todos los demás grupos “que tratamos que esto tenga una retribución económica”.

Para llegar a empatar la inversión y obtener ganancia Los Muchachos se propone como objetivo, al menos, salir tercero en el concurso oficial de Carnaval y hacer más de 100 tablados.

Al pasar raya, en un buen año, y ganando el concurso, les queda al final de cuentas un 10% del presupuesto de ganancia. "No ganas más de eso y cuando te va mal, no te va peor que poner un 10% o un 15% del presupuesto", evalúa Yern. 

Ahora, días después del desfile inaugural, todos ellos y otros 34 conjuntos dejan por fin la calculadora de lado para disfrutar de la fiesta del carnaval a la espera de que Dios Momo los acompañe.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...