Economía y Empresas > Política monetaria

Las recetas del BCU para marcar el rumbo del dólar y sus resultados

En los últimos años la autoridad monetaria utilizó distintas medidas para atacar volatilidades en el tipo de cambio

Tiempo de lectura: -'

24 de mayo de 2019 a las 05:02

Sube o baje el dólar siempre es noticia y más cuando en el medio hay episodios de fuerte volatilidad. Cuando eso pasa hay una pregunta que suele aparecer enseguida: ¿qué hará el Banco Central (BCU)?

Pasó hace muy poco. El dólar subió fuerte en abril, tocó los $ 35 en mayo y la avidez se concentró en conocer los pasos que daría la autoridad monetaria. Las señales no tardaron y el BCU reapareció en el mercado con ventas millonarias, dando muestras claras de que no estaría cómodo con un dólar muy arriba de esos valores.

Así lo marcó en cada uno de sus intervenciones diarias cuando salió a suavizar la apreciación del billete verde. La última medida se conoció en la tarde del miércoles. El BCU anunció una recompra de Letras de Regulación Monetaria (LRM) en pesos. 

De esa forma se da la posibilidad de que los tenedores cobren los títulos vendidos al BCU en dólares. Así la autoridad monetaria busca que el cambio de portafolio a moneda estadounidense de los inversores ocurra sin que estos tengan que pasar directamente por el mercado de cambio, y se evita que una mayor demanda pueda presionar al alza el billete verde.

La operación equivale a una intervención cambiaria ( venta de dólares) por unos US$ 1.000 millones que puede suavizar la volatilidad del tipo de cambio en el corto plazo. A la vez, con esta operación el BCU bajaría su nivel de endeudamiento obteniendo un beneficio sobre su resultado operativo.

La decisión fue calificada como “buena” y “previsible” por el economista Javier de Haedo, aunque dijo que es “una pena vender tantas reservas con el dólar tan barato”, según escribió en su cuenta de Twitter.

La medida ya tuvo un efectivo inmediato. Este jueves, el billete verde descendió 0,20% en promedio en el interbancario y 0,4% en el cierre de Bevsa, que tuvo su última operación a $ 35,19.  

El uso de esta herramienta no es algo nuevo. Ya se había puesto en práctica en setiembre del año pasado cuando el BCU realizó una operación de recompra de deuda por US$ 500 millones. En esa oportunidad, el mayor volumen de ofertas recibidas y valores adjudicados provino de las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (AFAP), una de las principales fuentes de demanda de dólares en el mercado doméstico por esos días.

La divisa cotizaba por ese entonces en $ 32,991 tras subir tres pesos en un mes impulsado por la crisis argentina. Esa medida aplacó al billete verde que durante los meses posteriores se planchó en la franja de entre $ 32 y $ 33.

En el último tiempo la autoridad monetaria apeló de manera recurrente al uso de reservas para evitar apreciaciones bruscas como su receta preferida. Así ya lleva vendidos casi US$ 600 millones en mayo.

¿Hasta cuándo lo hará es ahora la pregunta del millón? Eso dependerá en buena medida de cómo  evolucionen algunos focos de incertidumbre regionales, como el proceso electoral en Argentina o el desenlace de la guerra comercial entre Estados Unidos y China que tiene en vilo al mundo entero.

Por lo pronto, en su última aparición pública la semana pasada el presidente del BCU Alberto Graña sostuvo que la evolución del tipo de cambio “está en valores aceptables y razonables”. En lo que va de mayo la divisa aumentó 0,65% y el jueves se negoció a US$ 35,212 en el promedio mayorista.

Más allá de utilizar las reservas (hoy están en US$ 6.300 millones), recomprar deuda para suavizar la suba de la divisa y evitar presiones sobre la inflación, otra medida a la que el BCU puede echar mano llegado el momento es a subir de las tasas de interés que paga cada vez que licita LRM. El pago de un mejor premio hace que esa opción de inversión gane algo más de atractivo.

¿Y cuando bajó?

Pero, ¿qué pasó cada vez que hubo que atacar el descenso del billete verde? Uno de los mecanismos utilizados fue la compra de divisas en el mercado. Por ejemplo, desde diciembre a marzo de este el BCU compró US$ 375 millones para sostener el tipo de cambio por arriba de la franja de $ 32,5. Aplicó la misma receta en 2017 cuando el objetivo era defender un piso de $ 28.

Otro camino elegido fue la implementación de encajes no remunerados para los no residentes que demandaran títulos locales y que estuvo vigente entre 2012 y 2015. Por esa vía se obligaba  a inmovilizar un porcentaje del monto invertido con el objetivo de frenar la llegada de capitales especulativos desde el exterior.

Estos fondos vendían sus dólares en el mercado local para hacerse de pesos y comprar los títulos en moneda nacional, debido a las altas tasas en pesos que se pagaban con una cotización del dólar a la baja o estable. Eso amenazaba con llevar la cotización del dólar fuera del valor sugerido por sus fundamentos

Con el dólar en $ 21, el origen de los encajes se remonta a agosto de 2012 cuando se definió imponerlo por un monto equivalente al 40% de la inversión en LRM. La medida no logró frenar la llegada de capitales y tampoco las presiones a la baja en el valor del dólar que llegó a ubicarse por debajo de $ 19 en marzo de 2013.

Fue en mayo del mismo año , en conjunto con el anuncio en el cambio de régimen de política monetaria, que se aumento la tasa de imposición para las LRM a 50% y se amplió el alcance del régimen, incluyendo además las notas emitidas por el gobierno central que hasta ese momento no estaban sujetas al régimen de fondos inmovilizados, según informó por ese entonces la consultora CPA Ferrere.

Fue en octubre de 2014 que el encaje quedó únicamente dirigido a los títulos de deuda emitidos por el BCU y se redujo a 30%. Esa medida fue implementada en un contexto marcado por la apreciación del billete verde, de 8% entre fin de junio y el cierre de setiembre de ese año que lo situaba en $ 24,7.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...