19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
18 de marzo 2023 - 10:03hs

Las lluvias marcaron la semana y tuvieron su influencia en el ánimo del mercado ganadero, que espera ver reflejado a corto plazo el impacto en los valores. En la zona agrícola del litoral oeste las lluvias fueron menos generosas, aunque hubieran llegado tarde para salvar cultivos que la ola de calor terminó de vencer. La crisis bancaria hizo crecer el riesgo en los mercados y afectó negativamente a la lana.

Los mercados.

Más noticias

El precio del novillo de pasto se afirmó en la última semana. Los animales mejor formados, especiales, y en volumen cotizan a US$ 4,40 por kilo carcasa e incluso algún centavo más, afirmaron operadores del sector. Sigue habiendo muy poca oferta en esta categoría.

El promedio está en US$ 4,25. Las vacas gordas muestran una brecha importante de precios respecto al gordo, con valores entre US$ 3,80 y US$ 3,90 por kilo.

El aumento importante de oferta de vacas en las últimas semanas por la sequía podría comenzar a frenarse y como consecuencia de las lluvias equilibrar los valores.

La demanda de los frigoríficos sigue siendo interesante, con niveles de faena por encima de las 45 mil cabezas desde hace seis semanas. En la última semana la industria faenó 47.347 animales, un aumento de 5% luego de tres semanas a la baja.

La suba de precios del ganado gordo y los valores estables que mantiene la reposición están permitiendo que los corrales de engorde reactiven su actividad, frenada desde el segundo semestre de 2022.

A su vez, la industria rebajó de 280 a 300 kilos peso carcasa la exigencia para los ganados de corral, llevándola hasta 240 y 250 kilos, algo que se ha reflejado en la baja del promedio de peso a faena en las últimas semanas.

Los mercados.

Con un promedio semanal de US$ 4.471 por tonelada y de US$ 4.413 para los últimos 30 días, el precio de la carne exportada se mantiene 10% por encima de los valores de principios de febrero. En la última semana se frenó la suba que llevaba cuatro semanas consecutivas.

Esta semana trascendió que en China crecen los casos de fiebre porcina africana, que están empezando a afectar la producción de carne de cerdo y recortando la previsión para este año. Esto se reflejaría en una suba de precio, favoreciendo la competitividad de la carne vacuna, como ocurrió en 2018 y 2019.

Las lluvias significativas en casi todo el país mejoran el posicionamiento de los productores ganaderos y comenzarán a equilibrar la oferta, sobre todo de las categorías de reposición. La abundancia de terneros en el mercado adelantó la zafra.

La voluminosa oferta se vio reflejada en los casi 50 mil vacunos que salieron a la venta en los remates de Plaza Rural, Pantalla Uruguay y Lote 21 de los últimos 10 días.

Pantalla Uruguay dispersó 83% del catálogo en un remate donde los compradores privilegiaron las vacas de invernada y los novillos de más de 350 kilos con destino a corral, y se interesaron en los terneros. Tanto las vacas de invernada como los novillos de más de 3 años corrigieron al alza los precios de febrero, mientras que los terneros promediaron US$ 2,34, un 4% menos.

En Lote 21, este viernes en la Expoactiva, los terneros promediaron US$ 2,35 por kilo, bajando marginalmente respecto al remate anterior, y los novillos mejoraron los promedios entre 2% y 5%. Se mantuvo la tendencia de mayor dinámica en animales formados que en las categorías intermedias y livianas.

Juan Samuelle Racionar a los ganados, alternativa cuando la oferta de pasturas es baja.

La faena de lanares continúa a muy buen ritmo y marcó un récord semanal para 2023 con 40.736 cabezas entre el 4 y el 11 de marzo, una cifra que casi duplica a la de la misma semana del año anterior.

Este mes la actividad se triplicó respecto a los primeros 10 días de marzo de 2022, con 72.454 cabezas frente a 24.575 un año atrás.

En el acumulado anual se alcanzaron los 308.998 ovinos faenados hasta el 10 de marzo, 21% más que el año anterior y 15% más que en 2021.

En el mercado exterior la carne ovina sube con lentitud, desde un piso más bajo que el de la carne vacuna. El precio para los últimos 30 días se ubica en US$ 3.882, unos US$ 300 sobre su piso a fines de enero.

En la última semana el promedio fue de US$ 4.066 y en el acumulado anual es de US$ 3.823, una cifra 24% inferior a la de 2022.

El volumen exportado ha crecido 24% en lo que va del año, desde 4.4320 a 5.349 toneladas.

Persiste la firmeza del mercado con muy buena demanda para abastecer una faena que está alcanzando niveles récord, El cordero pesado a US$ 3,33, la oveja US$ 2,94 y US$ 3,06 para los capones.

Granos: pérdidas se agudizan

La mayor catástrofe de la agricultura uruguaya de verano fue confirmada durante la Expoactiva, con la pérdida de alrededor de 80% de la producción de soja respecto a 2022: entre 500 mil y 600 mil toneladas contra casi 2,8 millones de toneladas.

La sequía ha afectado incluso a los cultivos bajo riego, que perderán productividad notoriamente. Buena parte del área agrícola del litoral sur ni siquiera recibió lluvias en la última semana.

“Es el evento más grande de la historia, pero por lejos”, afirmó Andrés Grunert, ingeniero agrónomo supervisor del Banco de Seguros del Estado (BSE) en el programa Tiempo de Cambio de radio Rural. El BSE, que tiene el 60% del mercado rural, deberá pagar entre US$ 70 millones y US$ 90 millones en pólizas de seguros de cultivo y de rendimiento.

En soja y maíz el banco tiene aseguradas 390 mil hectáreas aseguradas y 180 mil de ellas con seguro de rendimiento, que cubre sequía, déficit y exceso de agua.

Los mercados.

En Argentina la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) volvió a revisar a la baja las estimaciones de producción de soja y maíz, recortó cuatro millones de toneladas (-14%) a la producción de la soja en la actual zafra, llevándola de 29 a 25 millones de toneladas.

Es una caída de 42% respecto a la campaña anterior (43,3 millones de toneladas) y 48% menos que la primera estimación para este año: 48 millones de toneladas.

Se trata del nivel más bajo de producción en 23 años, solo por encima de los 20,1 millones de toneladas producidos en 1999/2000.

Para el maíz la reducción fue de 1,5 millones de toneladas (-4%), llevándola de 37,5 a 36 millones de toneladas y marcando una caída de 31% en relación a la campaña anterior. Se agudiza la escasez del grano tanto para el mercado argentino como para el uruguayo.

Este dato alcista para los precios internacionales no llegó a reflejarse en el mercado de Chicago, donde el valor de la tonelada de soja bajó US$ 5 este viernes respecto al día anterior y US$ 11 al cabo de la semana. La soja cerró en US$ 542 la posición mayo y US$ 537 para julio.

La crisis bancaria y financiera que golpeó a las bolsas y llevó al petróleo de US$ 83 a US$ 72 en menos de una semana, hizo crecer el volumen de soja en el mercado: fondos de inversión desprendiéndose de activos, y los vendedores de Brasil muy activos y ganando competitividad con la baja del real.

El maíz y el trigo fueron apuntalados por la alta demanda de granos estadounidenses y el estado de sus cultivos, mientras se sigue negociando el corredor de granos del Mar Negro para la producción de Ucrania.

El trigo posición mayo quebró una trayectoria de cuatro semanas a la baja y acumuló una suba de 4,6% en la semana en Chicago, pasando de US$ 249,5 a US$ 261 la tonelada.

Para el maíz la suba de casi 3% en la semana, desde US$ 243 a US$ 249,7 por tonelada fue sostenida por la demanda de exportación de maíz de Estados Unidos, con cuatro anuncios diarios consecutivos de ventas que suman 2,1 millones de toneladas.

Aunque el mercado también fue afectado por la situación financiera y la caída del precio del petróleo, el recorte de la cosecha argentina fue otro factor alcista.

Los mercados.

Lanas golpeadas por incertidumbre

El mercado lanero se vio afectado por la turbulencia financiera de la última semana que aumentó la percepción de riesgo, junto a la nueva subida de tasas en distintos países y las perspectivas de una disminución del consumo, que se expresa claramente en la caída del precio del petróleo.

Este impacto se vio reflejado en el mercado uruguayo con una paralización prácticamente de los negocios, con una oferta retraída que no convalida los precios actuales.

El Indicador de Mercados del Este (IME) en Australia, que viene cayendo desde mediados de febrero, bajó a su menor valor desde el 8 de diciembre de 2022. Cerró a US$ 8,74 y perdió 21 centavos respecto a la semana anterior con una caída de 2,3%. Más pronunciada fue la caída de 3% en dólares australianos, como consecuencia de la suba del tipo de cambio local frente al dólar.

El fuerte descenso de precios desde el inicio de las operaciones llevó a que 20% de la oferta quedara sin vender, adicionalmente al 8% retirado antes del comienzo de los remates.

Todas las categorías de lana sufrieron bajas, que fueron más notorias en la oferta Merino de 19 a 22 micras y las lanas cruza de 28 micras. Solo algunos lotes puntuales de lana superfina, certificados y de excelente calidad generan pujas intensas y obtuvieron valores similares a los de la semana anterior, pagados por compradores italianos.

El topista líder de la industria china lideró las compras tanto en Merino como en lanas cruza, aprovechando la situación de precios y la escasa competencia en lanas finas por parte de los compradores chinos.

Mercado de lanas, sigue lejos del momento ideal.

Temas:

Mercado ganadero Mercado de lanas Mercado de granos Agronegocios Blasina y Asociados

Seguí leyendo

Te Puede Interesar