Tecnología > GUÍA PARA PADRES

Lo que hay que tener en cuenta para comprar una computadora, tableta o celular para tus hijos

Cuáles son los aspectos funcionales y educativos a considerar

Tiempo de lectura: -'

21 de mayo de 2018 a las 05:00

Luego de una larga jornada de trabajo y estudio, los integrantes de la familia llegan a su casa. Las tareas no terminan allí. Aún resta cocinar y ordenar. Los niños se aburren y demandan a sus padres que quieren jugar. El padre le presta el celular a sus hijos para que se entretengan con un videojuego, mientras que los adultos cocinan y preparan todo para el otro día.

Sin embargo, esta costumbre –muy usual en la mayoría de los hogares– es "políticamente incorrecta" para el psicólogo y experto en nuevas tecnologías Roberto Balaguer.

No está mal que los niños hagan uso de la tecnología, lo potencialmente inadecuado es la forma en que lo hacen y si no tienen el control correspondiente por parte de sus padres. "El darles dispositivos digitales no está asociado con desarrollar habilidades sino que, en general, se pretende mantenerlos ocupados y entretenidos para llevar a cabo las propias tareas del adulto", sostuvo.

Las asociaciones de pediatría de Estados Unidos y Canadá –American Academy of Pediatrics y Canadian Pediatric Society– recomiendan no acercar a los niños a una pantalla hasta los 2 o 3 años de edad. No obstante, es difícil de cumplir porque el mundo en sí está lleno de pantallas.

El experto explicó a Cromo que el problema se halla en que los padres suelen centrarse en "cuándo" y "por cuánto tiempo" les dan un dispositivo, cuando en realidad, deberían plantearse "cómo" y "para qué" se utilizan. "No es lo mismo que el chico esté con una tableta que tiene ciertas riquezas a que esté jugando a la viborita", apuntó.

Aún se deja ver una brecha muy grande entre la tecnología existente y el conocimiento de los padres sobre el tema, lo que resulta necesario para saber qué tipo de cosas facilitarles a los más chicos. "Hay muchos sitios, muchas aplicaciones; más que pasatiempo es un juego", indicó. Y esto sucede en todos los dispositivos, sean móviles o no.

Padres y controles

Llega la noche y el padre le recomienda a su hijo que lea un cuento. El pequeño accede y el adulto le alcanza un libro adecuado para su edad. Así lo hace el común de la gente. Sin embargo, con la tecnología no sucede lo mismo. "No tenemos mucha experiencia y permanentemente surgen cosas nuevas. No somos buenos guías; falta una guía", dijo Balaguer.

Para utilizar la tecnología de forma correcta lo ideal sería saber qué y cómo usarla, pero requiere de tiempo y dedicación por parte de los padres. Para el experto, "sería el mundo ideal, pero en el mundo real no sucede". Cada vez más niños hacen uso de los distintos dispositivos tecnológicos a edades más tempranas. Si bien los padres pueden tener un control en cuanto a la descarga de aplicaciones, el equipo no deja de ser propiedad del chico y hay que respetar su privacidad. Sería conveniente decirle qué leer y qué explorar; en general, lo utilizan más para el ocio y lo social. Lo mismo sucede con los dispositivos no móviles, como la computadora.

"Lograr un mejor control para no exponerlos a ciertas situaciones implica conocimiento por parte de los adultos", dijo Balaguer.

niños.jpg

undefined


Clave educativa

En la actualidad, los niños y adolescentes nacen rodeados de tecnología. Debido a la forma natural en que lo ven, la tecnología no es una opción, sino un estilo de vida. Por ello, es necesario sumarla a los planes educativos de Uruguay y del mundo. "Puede enriquecer procesos de aprendizajes. Hay un montón de herramientas que estimulan la producción, la creatividad y facilitan procesos que son muy difíciles de lograr", opinó la gerenta de educación del Plan Ceibal, Irene González.

Para Balaguer la tecnología puede ser muy útil para ciertas tareas y fines educativos, pero siempre depende del objetivo que tenga la persona. "Se necesita alcanzar un equilibrio entre lo analógico y lo digital. En ocasiones, solo desarrollan estas habilidades en las escuelas", señaló.

El uso de laptops y tabletas en la enseñanza permite que se dé "una personalización de proceso de aprendizaje", a juicio de González. Es decir, que el plan se adecue a cada alumno. También cuenta con otras ventajas como acceder a bibliotecas digitales, que cuentan con muchos contenidos en línea de forma gratuita. Antes, muchos niños no podían comprar sus libros; ahora sí pueden acceder a su contenido. "Tiene un rol muy motivante para los estudiantes", agregó.

Más allá de todos los aspectos negativos que puede tener el uso de dispositivos, hoy en día es esencial adecuarse a su modalidad y eso corre tanto para los niños como los padres. Para evitar riesgos en las redes "es imprescindible el acompañamiento de los padres", afirmó González.

La especialista hizo hincapié en que es de suma importancia contar con reglas de uso dentro del hogar: "Es el control que tienen los padres sobre los hijos. Sobre todo cuando están conectados a internet". Es fundamental "trabajar en que el chico sea consciente", más que nada en la adolescencia. Cuando son chicos existen plataformas que ayudan a limitar el uso en un entorno seguro en laptops y tabletas.

Con todo, a la hora de comprarle un dispositivo electrónico a un niño hay una serie de recomendaciones para tener en cuenta sobre qué es lo más adecuados para ellos.

niñacelular5colCP.jpg

undefined


Teléfono

A la hora de comprar un celular para un niño, los padres prefieren elegir un modelo económico. Sin embargo, Micaela Santa Cruz, de Zona Laptop, explicó que, al igual que con cualquier dispositivo –computadoras y tabletas–, si lo que quiere el niño es jugar, necesita un celular con ciertos requerimientos. "Tienen un mal concepto del juego; se creen que como es para jugar pueden adquirir el más modelo barato y no es así", apuntó.

Este tipo de dispositivo móvil suele llegar a manos infantiles comúnmente durante la educación media o en los últimos años escolares. Irene González, gerenta de educación del Plan Ceibal, sostuvo que "están presentes en las aulas". Por ello, muchas veces los docentes lo incluyen en el trabajo curricular, por ejemplo, a través del uso de aplicaciones de programación. "Hay una penetración casi total".

Sin embargo, no existen aplicaciones para tener una navegación segura. "Es fundamental trabajar en la concientización, en los cuidados, en los riesgos. Es sumamente importante la responsabilidad del afuera", dijo.

En la misma línea, el psicólogo Roberto Balaguer indicó que el dispositivo móvil es mucho más complejo de controlar que las computadoras. Si bien los padres pueden sugerirle qué contenido consumir, va a quedar en las manos del pequeño y en su derecho a tener privacidad.

Comprar una laptop, tableta o celular para un hijo despierta muchas interrogantes. La realidad es que va a depender del uso que se le quieran dar, de cuánto quieran gastar los padres y de la edad del niño. "Son muchos los factores que lo definen", dijo Santa Cruz.

Un primer teléfono móvil para un niño debe ser básico, sencillo de manejar y no muy caro. Debe ser capaz de ejecutar las aplicaciones más usadas a su edad y de realizar y recibir llamadas. No hay características técnicas más deseables que otras. En la elección del primer teléfono móvil hay que evitar caprichos o que los niños den por sentado que pueden aspirar al mismo smartphone que un adulto.

niños youtube.JPG

undefined


Computadora

La laptop más económica y sencilla tiene un funcionamiento notoriamente superior al de una tableta básica. Se puede elegir entre computadoras de US$ 259, de gama media, la que ronda los US$ 500, y de gama alta, que están entre US$ 2.000 y US$ 3.000. El común de los padres elige una netbook, que se caracteriza por su uso básico y sencillo, similar a una tableta pero con más prestaciones. Sin embargo, Micaela Santa Cruz contó que hay niños que buscan una laptop similar a la de universitario.
Esto se debe a que a veces con 12 años consumen juegos muy pesados y eligen una laptop de US$ 1.500 o más. "No les sirven computadoras más simples; la tarjeta gráfica o la memoria o el procesador", agregó. Por otra parte, muchos adultos buscan modelos que sean funcionales para estudiar. Estas netbooks suelen estar por arriba de los US$ 400.

Si bien la computadora brinda un mejor y más amplio funcionamiento, no es igual de cómoda que una tableta. En este caso, el niño la puede llevar a todos lados y jugar con ella. En general, la mayoría de las computadoras compradas son para estudiar. "Depende de la fecha, pero es más educativa la compra. La madre te dice que va a jugar, pero necesitan algo que les sirva para estudiar", apuntó la vendedora de Zona Laptop.

La gerenta de educación del Plan Ceibal, Irene González, opinó que las laptops son ideales para niños más grandes, porque el estudiante puede usarlas con distintos fines. A diferencia de las tabletas, que sirven más que nada para bajar contenidos, las computadores permiten producir más. "Contribuye mucho en el desarrollo de los niños y de los jóvenes", resumió González.

niño CELULAR

undefined


Tableta

En una tienda de tecnología de Uruguay, las tabletas más baratas cuestan alrededor de US$ 49, mientras que las más caras rondan los US$ 1.000. Micaela Santa Cruz, vendedora de Zona Laptop, explicó que las más baratas son útiles para niños de entre 4 y 7 años, pero para más grandes se requiere de una con mejor funcionamiento.

"En general, después de los 7 años requieren una máquina para otro tipo de juegos, entonces la memoria y el procesador de las económicas suele ser pequeño", comentó a Cromo. Las tabletas más o menos buenas son las de US$ 200 en adelante. A la hora de escoger el tamaño y resolución de pantalla, aunque los modelos de 7 pulgadas son más económicos y manejables, las de 9 y 10 pulgadas son más recomendables, junto con una buena autonomía. Con el aumento de la edad y las posibilidades de las tabletas, convienen al menos 16 GB de memoria interna para que el uso de aplicaciones no quede muy limitado.

También hay padres que compran iPads para niños de 6 años, lo que los vendedores ven innecesario. "Es mucha tecnología para alguien tan pequeño y no la va a saber usar", dijo Santa Cruz.
Sobre esto, la gerenta de educación del Plan Ceibal, Irene González, sostuvo que las tabletas son ideales para los más chicos. Al basarse en su plan educativo, indicó que este dispositivo es ideal hasta tercer año de escuela. Pero hay que tratar de evitar aquellos modelos de tabletas que realmente son más juguetes que herramientas.

Afortunadamente, hoy en día el mercado cuenta con tabletas a la venta que vienen con entornos. Es decir, al igual que las tabletas del Ceibal, tienen un servicio de filtros para que el adulto a cargo controle adónde puede acceder el infante y adónde no. Una vez que el niño alcanza el filtro, no puede operar más. "Para los niños pequeños se ofrece protección adicional", agregó. El objetivo es lograr una navegación en un "entorno seguro, donde el adulto es el responsable de poner límites".

Según Santa Cruz, hasta hace un tiempo los padres se inclinaban más por comprar una tableta, pero hoy en día prefieren invertir un poco más en una netbook –una laptop de menor tamaño y más económica que la estándar–. La tableta suele romperse fácilmente (una buena idea es elegir modelos que ya vienen preparados con asas, esquinas reforzadas o incluso carcasas integradas de goma o materiales similares) y su repuesto termina siendo más caro.



REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...