BBC

BBC News Mundo

Lo que no sabías sobre los colores

Tiempo de lectura: -'

04 de julio de 2020 a las 16:45

El color nos toca a todos de diferentes maneras.

Una mujer frente a un muro colorido
Ruth Ward
Las obras de Ptolomeo Mann en textiles tejidos exploran combinaciones de colores inusuales.

Cada uno de nosotros tiende a favorecer unos sobre otros, tal vez porque desencadenan reacciones emocionales o recuerdos.

Reaccionamos al color de forma visceral y subjetiva: es difícil explicar por qué nos gusta un tono particular. Pero también nos atrae colectivamente, razón por la cual las tendencias de color en la moda y el hogar tienen una influencia tan fuerte en nosotros.

Algunas tendencias son generacionales y parecen inspirarse en artistas específicos o movimientos del diseño. Otras duran cinco años o más: el tono más cálido en los últimos años ha sido llamado 'rosa milenario', visto en innumerables bares, hoteles y restaurantes, aunque esta tendencia finalmente se está desvaneciendo.

Las tendencias de color tienen ciclos.

Ha habido períodos en que el color fue desterrado de nuestros hogares y armarios, como fue el caso en la década minimalista de 1990.

Sin embargo, durante años, el color se ha reafirmado en nuestros hogares, aunque es difícil saber por qué.

https://www.youtube.com/watch?v=FaMsbdQTjtI

Los colores naturales, en especial todas las permutaciones de verde, son populares ahora. Un reflejo tal vez de nuestra preocupación por el medioambiente.

El verde a menudo se cita como el color favorito de todos después del azul. Pero, ¿qué desencadenó el redescubrimiento de colores brillantes?

En la moda, tal vez nuestra fascinación con los vestidos de alfombra roja de los actores estelares con atuendos llamativos les ha dado a los colores extravagantes un prestigio descubierto recientemente.

¿O posiblemente la exitosa película de Wes Anderson El gran hotel Budapest desató la lujuria por el color saturado?

Y las tendencias de color una vez se dieron por sentado. En la moda, ayudaron a marcar la rígida segmentación del año en temporadas trimestrales: primavera, verano, otoño e invierno.

Varios muebles con diferentes colores
Marc Eggimann
Hella Jongerius cree en el poder del color "íntimo", "subjetivo". En la foto su diseño Vlinder para Vitra.

En otras áreas, como diseño gráfico, diseño de productos y artículos para el hogar, el color del año es una idea adoptada por varias compañías.

Durante mucho tiempo se ha asociado con Pantone, una imprenta fundada en Nueva York en la década de 1950, famosa por su Pantone Matching System (PMS), un sistema de reproducción de color estandarizado que permite a los fabricantes en diferentes ubicaciones consultar su gama de colores numerados para garantizar que los colores coinciden exactamente.

Lanzado en 2000, su "Color del año" se basa en una investigación de pronóstico de tendencias realizada por el Pantone Color Institute.

Su elección para 2020 es "azul clásico", un tono ultramarino relajante que se describe como un "favorito universal".

La diseñadora holandesa Hella Jongerius
Vitra
La diseñadora holandesa Hella Jongerius pretende crear un "nuevo vocabulario" de color.

Los sistemas de notación de color europeos incluyen el NCS de Suecia, que ayuda a los diseñadores, fabricantes, minoristas y clientes a tener una coincidencia de color precisa, y la empresa alemana RAL, utilizada en la pintura en polvo y en plásticos.

Fuera de los límites

Pero hoy en día, muchos coloristas y diseñadores exitosos prefieren trabajar fuera de estos rigurosos sistemas, siguiendo su propio gusto o desafiando la estandarización del color de la industria.

Consideran que limita y empobrece la paleta de colores que vemos a nuestro alrededor en la vida diaria.

La diseñadora holandesa Hella Jongerius, por ejemplo, experimenta constantemente con el color y mostró los frutos de su investigación en la exposición Breathing Color en el Museo de Diseño de Londres en 2017.

"Mi objetivo es crear un nuevo vocabulario de colores... como una reacción a la industria globalizada de colores planos", le dice a BBC Designed.

Jongerius, que trabaja en Berlín, desarrolla colores para la empresa de muebles Vitra. Creó productos para su exposición que presentaban el color de manera fresca, arrojando luz sobre su mutabilidad.

Varias sillas de diferentes colores
Marc Eggimann
Los tonos de los diseños de la silla East River de Jongerius para Vitra son experimentales.

De hecho, la industria del pronóstico del color surgió originalmente de necesidades prácticas, según Justine Fox, cofundadora -junto a Carolina Calzada Oliveira- de Calzada Fox, una consultora con sede en Londres.

"Desarrollamos colores para nuestros clientes más allá de los pronósticos y la estética: están diseñados teniendo en cuenta la funcionalidad, ya sea conciencia de marca, sustentabilidad o construcción de la comunidad".

"Uno de los primeros pronosticadores de color fue Carlin, fundada en París en 1947", dice Fox.

"Después de la Segunda Guerra Mundial, los estadounidenses quedaron aislados de Francia y no pudieron obtener información sobre las tendencias en los exhibidores de París. Entonces, algunos minoristas se reunieron y comenzaron a crear pronósticos de color para EE.UU. y otros países.

"No hay duda de que los sistemas de color tienen un valor práctico. La teoría es que las compañías tan lejanas como Shanghái y Londres pueden estar seguras de elegir el mismo tono específico. Pero cuando Pantone y la firma de predicción de tendencias WSGN, que tiene su propio sistema de color, Coloro, eligen sus colores del año, no crean un color nuevo.

Varios objetos de colores
Alex Wilson/ estilista Sarah McNabb
La consultora Calzada Fox desarrolla colores con la funcionalidad en mente.

"Pueden extraerlo de su archivo existente de colores. También contienen mucha información sobre los gustos de los consumidores de las personas, y basan sus elecciones de color en eso. Básicamente, la idea del color del año es un ejercicio de relaciones públicas", apunta.

"Una preocupación creciente por la sustentabilidad es ver un gran cambio en la industria del pronóstico del color", dice Calzada Oliveira.

"Hemos notado que los diseñadores de moda y de productos están emulando cada vez más a la industria automotriz, pronosticando colores con cinco o 10 años de anticipación, en lugar de los más efímeros de dos o cinco años.

"Un número creciente de consumidores está comprando menos ropa, por ejemplo, y solo una pieza de la colección de su marca favorita, y luego hacen gradualmente un guardarropa comprando selectivamente piezas de colecciones posteriores", explica.

Varias telas de diferentes colores
Howard Sooley
El colorista italiano Giulio Ridolfo crea combinaciones de colores para la empresa de telas Kvadrat.

Las paletas tradicionales de colores fijos se volverán menos comunes, y los diseñadores experimentarán con procesos y materiales de fabricación más orgánicos, como los colorantes bacterianos.

Pero, como señala la diseñadora londinense Lindsay Hanson, la absorción de estos a nivel de masa es insignificante.

"Los tintes bacterianos están surgiendo. Son geniales ya que usan muy poca agua y nada de productos químicos. Algunas compañías tienen la intención de comercializarlos. Pero esto es un desafío porque la industria y los consumidores prefieren ropa con tonos asequibles.

"Los tintes naturales no se pueden usar para producir ropa a escala. Y los colores más comunes que he visto que producen bacterias son azul, índigo, morado, rosa y rojo, pero no verde, naranja, amarillo, negro, marrón y gris. Los tintes naturales también se desvanecen con el tiempo, por lo que terminan en el rango pastel. Eso pone limitaciones a los diseñadores", explica.

Una planta entre rocas
Howard Sooley
El libro Materializing Color muestra los tonos inspiradores que se encuentran en los paisajes del norte de Italia.

Muchos diseñadores creen que los colores solo cobran importancia cuando se yuxtaponen con otros, la antítesis de la noción del color del año, que se centra en un tono aislado.

Colores intermedios

El colorista italiano Giulio Ridolfo, veterano de la empresa danesa de tapicería Kvadrat, adoptó un enfoque de capas similar y también ha asesorado sobre el color a la firma Vitra y a la marca italiana de muebles Moroso.

De hecho, en el campo de los textiles, los diseñadores a menudo experimentan libremente con el color. Kvadrat es una compañía que trabaja en uno de los frentes.

"Tenemos la suerte de trabajar con personas creativas, incluidos diseñadores externos, que tienen sus propias ideas", dice Stine Find Osther, de Kvadrat.

Flores en el piso
Howard Sooley
Ridolfo se inspira en cómo los colores se relacionan entre sí en la cultura y la naturaleza.

Si bien el ojo de Ridolfo domina el libro Materialising Colour: Journeys with Giulio Ridolfo, de Jane Withers, la obra también cuenta hitos en la historia de la teoría del color.

Se extiende desde la demostración de Isaac Newton de que un haz de luz que penetra en un prisma se separa en siete colores, hasta el descubrimiento del químico francés Michel-Eugène Chevreul de que la forma en que se percibe un color está influenciada por los otros colores que lo rodean.

"Mientras que la manufactura industrial se esfuerza por la estabilidad y la uniformidad, Ridolfo introduce cambios sutiles y lo que él describe como colores 'intermedios'", escribe Withers en el libro.

"Giulio no usa el color de forma aislada", agrega. "Siempre es parte de una narración: cómo se relaciona con el contexto cultural, la naturaleza... En términos del material en sí, Giulio utiliza diferentes hilos para componer el color de un textil, lo que le da una riqueza inusual".

Una pieza de tela tejida
Wallace Sewell
El dúo de diseño Wallace Sewell está influenciado por la geometría y los colores distintivos de la Bauhaus.

El punto de partida para los diseños de Ridolfo son collages en tonos ricos como el carmesí, el eau-de-nil y el óxido, que crean un collage de cualquier cosa, desde ramitas, piedras y flores secas, hasta postales, muestras de bordado, cintas, incluso cepillos de dientes.

Para el dúo de diseño textil británico Wallace Sewell, la interacción de la urdimbre y la trama abre la puerta a la creatividad y combinaciones de colores impredecibles.

Fuertemente influenciados por el artista Johannes Itten, que enseñó en la Bauhaus, son conocidos por sus diseños geométricos para tiros, cojines, mantas y alfombras con sorprendentes combinaciones de colores.

Han creado una tela de moqueta para los asientos tapizados en los trenes de Londres, incluido un diseño complejo para la línea Elizabeth (Crossrail).

Telas siendo teñidas
Howard Sooley
En su libro, Jane Withers escribe sobre inspiración y procesos de color.

Mirando hacia el futuro, las tecnologías nacientes que están siendo investigadas por Hanson y otros están desafiando el enfoque prescriptivo y reductor del color respaldado por la industria textil convencional, y proponen un modelo de consumo más sostenible en el mundo de la moda.

Mientras estudiaba en Central Saint Martins, Hanson inició su proyecto de investigación Digitized Material. Utiliza tecnología digital junto con materiales 2D como grafeno, superfuerte y flexible, y ópalos artificiales que imitan los cristales fotónicos (cristales naturales que se encuentran en los insectos, como las alas de las mariposas y las plantas).

Los ópalos no pigmentados asumen un color particular cuando la luz los golpea, un fenómeno llamado color estructural.

Su investigación sugiere que los ópalos y el grafeno se pueden fusionar para formar una red eléctrica que se oculta dentro de la ropa.

Quien la usa puede cambiar sus colores y patrones de formas infinitas, a través de una aplicación en su teléfono inteligente.

"La capacidad de cambiar colores y patrones como esto podría ofrecer una alternativa al tinte sintético y reducir el volumen de nuevas prendas producidas por fabricantes y adquiridas por los consumidores", dice Hanson.

Ptolemy Mann
Circe Hamilton
La artista textil y consultora de color Ptolemy Mann adopta tintes secundarios en su trabajo.

Y Ptolemy Mann, una artista textil y consultora de color de Sussex (Reino Unido), quien recientemente creó obras de arte para un restaurante en el Tate Modern de Londres, es igualmente ambivalente sobre los sistemas de color estandarizados y la tradición del color del año.

"Creo que puede ayudar a los diseñadores y las empresas a navegar a través de las opciones de color, y el sistema Pantone nos ayuda a comunicar los colores a nivel mundial", dice Mann, que se decanta por colores secundarios audaces pero sofisticados, como el verde, el rosa, el violeta y el turquesa en su trabajo.

"Pero no estoy interesada en seleccionar un color y decir que es el color del año. El color necesita contexto. Y en lo que a mí respecta, no existe una mala combinación de colores".

El libro Materialising Colour: Journeys with Giulio Ridolfo de Jane Withers será publicado por Phaidon.

Puedes la versión original de este artículo en BBC Culture.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kGxskMQ5l3E

https://www.youtube.com/watch?v=4u7TwSwo0rU

https://www.youtube.com/watch?v=AK-6PEY2X2g

    BBC
    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...