Economía y Empresas > EVALUACIÓN ECONÓMICA

Los elogios y riesgos que planteó una calificadora de riesgo para el gobierno de Lacalle Pou

DBRS considera que las perspectivas de crecimiento post pandemia lucen mejores que los últimos cinco años, pero puso la lupa en el funcionamiento de la coalición tras algunas diferencias más visibles 

Tiempo de lectura: -'

04 de septiembre de 2020 a las 19:54

El Grupo DBRS Morningstar divulgó un análisis titulado El presupuesto de Uruguay fija rumbo de corrección para las finanzas públicas, en el que señala que la pandemia del covid-19 afectó la actividad económica y el empleo en el país, pero que sigue viendo que el riesgo es bajo y balanceado. 

En un entorno de incertidumbre, la incidencia de nuevos casos de covid-19 es baja y las perspectivas de crecimiento post pandemia lucen mejores que los últimos cinco años, dice el informe.

Se destaca que la administración del presidente Luis Lacalle está estableciendo una estrategia fiscal, en el marco de la Ley de Urgente Consideración (LUC), que aspira a estabilizar las finanzas públicas. El desafío clave será mantener la coalición parlamentaria unida, advierte. 

DBRS considera, en primer lugar, que las medidas fiscales adoptadas para mitigar el impacto de la pandemia en la economía han sido enfocadas y temporarias, al incluir gastos de emergencia (seguros de desempleo y ayudas para familias de bajos ingresos, etc.), con un costo estimado de 1,3% del PIB.

El gobierno también creó un Fondo de Coronavirus para desmarcar los gastos relativos a la pandemia del resto del presupuesto, por lo que si las condiciones de salud y económicas lo permiten, el déficit podría mejorar el próximo año, a medida que las medidas de emergencia expiren, según DBRS.

En segundo lugar, se menciona la meta de la administración de Lacalle Pou de implementar un ajuste fiscal multi-anual y un plan de reforma del sistema previsional, ambos necesarios para que las finanzas públicas sigan un camino sustentable. Es esperable que el control de gastos ayude a reducir el déficit del PIB de 6,5% en 2020 a 2,5% en 2024 (excluyendo las transferencias de los cincuentones en el sistema de pensiones), dice el informe.

Recuperación y ajuste fiscal

DBRS evalúa que el covid-19 tuvo un severo impacto en la economía uruguaya, con un empleo que cayó a su nivel más bajo en los últimos diez años, y la industria manufacturera que declinó 22% entre marzo y abril. Sin embargo, encuentra indicadores de que la economía uruguaya está empezando a repuntar. La demanda de combustible se está acercando a los niveles pre-pandemia, y las solicitudes de seguros de desempleo han caído desde su pico alto en mayo.

El gobierno espera que el PIB decline 3,5% en 2020, lo que es bastante mejor que otros países de la región, según DBRS, que añadió que un fuerte crecimiento en el período post-pandemia podría facilitar la consolidación fiscal que tiene previsto instrumentar el Poder Ejecutivo.  

Se estima que varios grandes proyectos de inversión aumentarán el crecimiento del país. UPM es una inversión de US$ 3.000 millones, hay nuevos proyectos público-privados de infraestructura, incluyendo el proyecto del  Ferrocarril Central por US$ 1.000 millones, entre otras inversiones que hacen que el gobierno proyecte una expansión de la economía de 3,8%, en promedio, de 2021 a 2024.

Riesgo político

DBRS observa que la coalición en el Parlamento se mantiene y que los niveles de aprobación del presidente han sido consistentes en el orden del 60%. Sin embargo, la política fiscal controlada, particularmente durante la crisis del covid-19, y los niveles elevados de desempleo, podría aumentar la oposición popular al gobierno.

La calificadora cita, como ejemplo de ello, la propuesta de recortes a la educación terciaria que desencadenó manifestaciones en el país. En tal sentido, la consolidación de las políticas actuales dependerá de la habilidad del gobierno para mantener el apoyo popular, dice DBRS.

Por ese motivo, la calificadora considera que los desafíos y riesgos que enfrenta la nueva administración "son significativos". Un eventual rebrote del covid-19 (la pandemia es fuerte en los países vecinos), o un crecimiento económico más débil del esperado luego de la pandemia, podría socavar la consolidación de planes fiscales. Además, la coalición política podría no durar, dado que las divisiones entre las partes se han vuelto más visibles en el tiempo, concluye DBRS.

DBRS Morningstar afirma que seguirá observando el debate del Presupuesto y los avances sobre la reforma del sistema previsional. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...