Opinión > EDITORIAL

No deberían estar solos

La presencia de Un solo Uruguay en Montevideo revela que el movimiento sindical amigo del Frente Amplio perdió el monopolio absoluto de la movilización social y del reclamo de reivindicaciones populares

Tiempo de lectura: -'

07 de septiembre de 2019 a las 05:01

El movimiento Un solo Uruguay volvió a acaparar la atención de los medios al movilizarse masivamente en Montevideo.

El grupo contestatario nacido en el interior protestó en la capital de la República el jueves denunciando la falta de sensibilidad del gobierno del Frente Amplio ante las enormes dificultades que está atravesando el sector agropecuario en los últimos tiempos. “Se fundió un tercio de los productores lecheros, cayó la producción de arroz en un cuarto del área, se pierde un productor de granja por día y hay 1.600 apicultores menos”, sostuvo en el discurso Guillermo Franchi, quien defiende su perfil apolítico rebelde desde el nacimiento del movimiento en una asamblea de productores en Paysandú hace un par de años.

Para los capitalinos ajenos a la vida más allá del Santa Lucía, ver a los jinetes cabalgando por las principales avenidas de Montevideo con rostros preocupados y banderas al viento es una imagen que parece llegada de otro mundo o salida de una película de cowboys. 

Sin embargo, deberían saber que esos hombres enojados representan la mayor fuerza productiva del país y son quienes con sus manos, decisiones empresariales, toma de riesgos y formas de organizarse generan más del 80% de la riqueza de Uruguay. 

Negar la incidencia del campo y su impacto en la economía nacional es un error, casi tan grave como pretender relativizar el descontento del sector productivo más importante de la nación. Un solo Uruguay puede haber perdido fuerza de movilización desde su nacimiento en Durazno en enero del 2018 pero sus planteos y reivindicaciones siguen vigentes. 

Aquel caluroso día de enero en Santa Bernardina el periodista Eduardo Blasina habló de las diez mochilas que cargaba en sus espaldas el sector productivo. Las planteó con una nitidez quirúrgica. Las diez mochilas con cada uno de los enunciados planteados podrían haber servido de faros para hacia donde apuntar las baterías de soluciones. Pero tras idas y vueltas, marchas y contramarchas, reuniones y desplantes entre el movimiento y el gobierno las mochilas siguen tan cargadas de irresoluciones como en aquella jornada fundacional.

Con otra característica: la presencia de Un solo Uruguay en Montevideo revela que el movimiento sindical amigo del Frente Amplio perdió el monopolio absoluto de la movilización social y del reclamo de reivindicaciones populares. Ya no alcanza el facilismo de relativizar el movimiento burlándose de las camionetas que usan para trabajar o decir que son los latifundistas dueños del país. Ambos argumentos revelan la más supina ignorancia sobre Uruguay, su gente y sus trabajadores.

Por lo antedicho Un solo Uruguay tiene que ser tomado muy en serio. Es un deber de los gobernantes actuales y los que vendrán hacer el esfuerzo de comprenderlo en su cabalidad porque en un momento de cambios políticos, sociales y tecnológicos en el país y en el mundo, hacer oídos sordos a quienes producen la riqueza de la nación es algo muy poco inteligente.

La necesidad de crear fuentes de trabajo, la producción de alimentos, el cuidado del agua, la viabilidad y rentabilidad de la producción agropecuaria ante la apertura comercial anunciada y la necesidad que desde la capital se comprenda por fin al interior es la imagen del espejo que nos devuelve esta movilización genuina de gente de trabajo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...