Cargando...
Pedro Castillo

Mundo > Crisis en Perú

Pedro Castillo: quién es el expresidente peruano que fue detenido tras intentar dar un golpe de Estado

Castillo se destacó por haber recorrido un camino de militancia desde abajo hasta llegar a lo más alto de la política peruana, pero en sólo un año perdió su predicamento político y su apoyo social

Tiempo de lectura: -'

07 de diciembre de 2022 a las 17:23

Pedro Castillo nació el 19 de octubre de 1969 en Distrito de Tacabamba, en la provincia de Chota, región de Cajamarca, estudió primaria en la Escuela Rural N° 10465 de Puña y en la escuela n° 10475. Se formó como maestro cursando estudios de educación primaria en el Instituto Superior Pedagógico Octavio Mata Contreras y después se graduó en la universidad César Vallejo, donde obtuvo además el grado de magíster en psicología educativa.

Como activista político fue dirigente de la Organización de rondas campesinas y dirigente distrital, provincial, regional y nacional del magisterio peruano durante más de dos décadas en Puña.

Fue presidente del Comité de Lucha de las bases regionales del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Perú (SUTEP) y también ejerció como secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores en la Educación del Perú (FENATEP) en la provincia de Chota.

En el año 2002 se postuló a la alcaldía de Anguía por el partido Perú Posible fundado por el expresidente Alejandro Toledo, aunque no logró ser elegido. Entre 2005 y 2017, fue miembro del comité de Cajamarca del partido.

Participó en la huelga de maestros del año 2017 contra la administración de Pedro Pablo Kuczynsk, en demanda del incremento de los sueldos de los maestros, la derogación de la Ley de la Carrera Pública Magisterial y el incremento del presupuesto en el sector educación, entre otros.

Durante el año 2020 presentó su candidatura a la Presidencia de la República en las elecciones generales de Perú de 2021 por el partido de izquierda Perú Libre. Durante la campaña, Castillo planteó insistentemente la necesidad del cambio de la Constitución Política del Perú y la convocatoria a una Asamblea Constituyente.

El 11 de abril de 2021, en la primera vuelta, Castillo obtuvo el 19% de los votos, colocándose en el primer lugar de los candidatos para enfrentarse en la segunda vuelta a la excongresista Keiko Fujimori.

Pedro Castillo fue proclamado presidente electo de Perú, el 19 de julio de 2021, mes y medio después de los comicios en los que se impuso a Keiko Fujimori, quien retrasó el nombramiento con más de un millar de impugnaciones en las que denunciaba un supuesto "fraude".

Castillo tiene su base de apoyo político y electoral en las zonas rurales del sur, frente a las preferencias de Lima y la costa Norte por Fujimori y las opciones más liberales y promercado. De acuerdo con Carlos Meléndez, académico de la Universidad Diego Portales e investigador peruano, la base principal de apoyo de Castillo está justamente allí, en el pueblo rural y del interior del país.

"Lima y la costa norte son pro-establishment y votan por Keiko Fujimori. Y el resto del país, el mundo andino, vota por Castillo", resumió antes de la elección del 6 de junio.

Al año de ejercer como presidente, Pedro Castillo ya se enfrentaba con varios problemas derivados de escándalos diversos en los que habrían estado involucrados miembros de su equipo de gobierno e incluso de su familia.

Así, su gestión se vio abrumada por dos pedidos de vacancia por parte de la oposición en el Congreso, que pudo sortear pon no haberse alcanzado el número requerido de legisladores para concretarlas. Las acusaciones se referían a supuestas negociaciones de tráfico de influencias y corrupción, y también por “inhabilidad moral”.

Además de las presentaciones de vacancia en un Congreso dominado por la oposición, Castillo debió enfrentar seis investigaciones promovidas por la fiscalía de Estado cuyas acusaciones van desde ser el cabecilla de una organización criminal, hasta la injerencia en la adjudicación de contratos de obras, pasando por colusión agravada, delitos contra la administración pública y hasta la acusación por haber cometido fraude en la obtención de su título de magíster.

El acoso del Parlamento, los problemas de su gestión -llegó a cambiar más de cincuenta de sus funcionarios en su año de gobierno- las sospechas de corrupción y las dificultades económicas hicieron mella en su popularidad, que en los últimos tiempos había descendido a niveles bajísimos, según lo indicaban distintas encuestadoras.

Antes de este último intento de superar su debilidad disolviendo el Congreso, Castillo había recurrido a la OEA para que visitar el país y eventualmente comprobara que existía una campaña en su contra que buscaba su derrocamiento. Pero la visita del alto organismo panamericano no se tradujo más que en declaraciones y llamados al diálogo y la negociación sin que surgiera de ello una apoyo implícito o explícito al presidente, sellando da alguna manera su suerte.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...