17 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
30 de agosto 2023 - 14:44hs

En sus expediciones, Cristóbal Colón avistó el imponente “fuego de San Telmo” en el cielo nocturno durante una tormenta.

El "fuego de San Telmo" visto desde la cabina de un avión
Getty Images
Aunque antiguamente el "fuego de San Telmo" era visto solo en los barcos, en la actualidad también se percibe desde los aviones.

También lo contempló Charles Darwin en un “frío y crudo” viaje cerca del Río de la Plata: “Los relámpagos fueron muy vívidos, acompañados de fuertes lluvias y ráfagas de viento”, apuntó en su diario.

“Todo está en llamas, el cielo con relámpagos, el agua con partículas luminosas, y hasta los mismos mástiles están se ven con una llama azul”, continuó el naturalista.

Más noticias

Ambos exploradores hablaban sobre un fenómeno atmosférico en el que varios factores se conjugan para crear una imponente descarga electromagnética que suele ser interpretada como relámpagos, aunque no se trata de ello.

El espectáculo también fue visto este martes por los pilotos de un avión de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que cazaba al huracán Idalia al aproximarse a las costas del noroeste de Florida.

¿Qué es lo que ocurre?

Nombrado desde hace siglos como “fuego de San Telmo”, en honor al santo de los marineros (en inglés se llama St. Elmo’s fire, por San Erasmo de Formia), los marineros de la antigüedad contaban haberlo visto durante las noches en altamar.

Como relató Darwin, era visto como un resplandor que salía disparado desde las puntas de los mástiles de los barcos.

Siglos después, los científicos atmosféricos le dieron una explicación a este fenómeno que se produce “por una acumulación extrema de carga eléctrica”, explica la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés).

“Cuando un objeto puntiagudo (como el mástil de un barco) entra en contacto con un campo eléctrico extraordinariamente alto y una gran cantidad de electrones, los electrones pueden brillar en varios colores, como un letrero de neón, lo que resulta en este raro fenómeno”, señala NOAA.

El campo eléctrico puede convertir las moléculas de aire en partículas con carga eléctrica o "plasma", que emiten una luz resplandeciente. El resultado genera una descarga, no relámpagos como los de una tormenta regular, sino de plasma.

En la actualidad los buques mercantes no usan los mástiles antiguos. Pero algunas partes con esa forma, incluidos los pararrayos, pueden captar esta energía.

También las alas de los aviones pueden quedar expuestas, aunque esto no representa un peligro para quienes viajan resguardados al interior.

Un resplandor similar puede crearse en un laboratorio.

Pero lo que ha impresionado a lo largo de los siglos a marineros -y ahora pilotos- es el resplandor producido en las noches de tormentas sobre el mar, donde la oscuridad es más profunda.

Línea gris
BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar