Nacional > Cancillería

Quiénes son los embajadores de carrera que Talvi designó para Londres, París y Roma

El canciller quiere disminuir “sustantivamente” las designaciones políticas y ya definió varios diplomáticos para representaciones en Europa

Tiempo de lectura: -'

12 de mayo de 2020 a las 05:03

El canciller Ernesto Talvi resolvió designar nuevos embajadores en Gran Bretaña, Italia, Francia, Portugal, el Vaticano y Bélgica, según informaron a El Observador fuentes diplomáticas.

Los embajadores ya fueron notificados verbalmente y en el Poder Ejecutivo están esperando recibir los beneplácitos de los países para enviar las venias al Parlamento. Desde la cancillería dijeron a El Observador que hasta que eso no ocurriera no iban a confirmar “ningún nombre”.

César Rodríguez Zavalla, que actualmente se desempeña al frente de la misión en Sudáfrica, será el nuevo embajador en Londres (Gran Bretaña), mientras que Ricardo Varela se hará cargo de la embajada de Uruguay en Roma (Italia). Varela es actualmente el director de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores. Es doctor en Diplomacia, máster en Política y su último destino fue como embajador en Australia.

El embajador de Uruguay en Nicaragua, Jorge Jure, será el nuevo jefe de misión en París (Francia). Jure fue protagonista de una polémica en setiembre de 2016 cuando en una reunión de la Asociación de Funcionarios del Servicio Exterior (Afuseu) denunció la existencia de “sectas” y “mafias” en la cancillería que incidían en las designaciones y promociones internas. El diplomático, que prestó funciones en Paraguay y Líbano entre otros destinos, habló de la existencia de un “cenáculo” y una “rosca” que favorecía a un grupo de personas a la hora de elegir los cargos de confianza, informó Búsqueda en su momento.

Ana Teresa Ayala será la nueva embajadora en el Vaticano. La diplomática fue directora general de Secretaría del Ministerio de Relaciones Exteriores en los últimos meses de la gestión del excanciller Rodolfo Nin Novoa (2015-2020), luego que el por entonces ministro removiera al embajador Carlos Amorín por manipular un concurso de ingreso al servicio exterior.  Antes se desempeñó como directora de Asuntos Económicos y también de Cooperación Internacional.  

El gobierno también tiene previsto designar a Daniel Castillo como nuevo embajador en Bruselas (Bélgica), donde también funciona la representación ante la Unión Europea. El diplomático ocupó la subdirección de Asuntos Políticos en los últimos años y antes se desempeñó al frente de la misión en Sudáfrica.

Por último, el embajador de Uruguay en India, Álvaro Malmierca, pasará a estar al frente de la embajada en Lisboa (Portugal). Recientemente, Malmierca debió explicar ante la cancillería los motivos por los que una funcionaria de la embajada fue detenida por la policía de ese país por incumplir la cuarentena obligatoria detectada por el gobierno indio. Además de diplomático, Malmierca es poeta, narrador y dramaturgo, y está casado con Mariana Wainstein, la nueva directora de Cultura del MEC.

Venias y “limbo”

El Ministerio de Relaciones Exteriores envió a fines de abril la solicitud de venia al Parlamento para acreditar como embajadores en Argentina y Australia a Carlos Enciso y Dianela Pi.

Enciso, exintendente blanco de Florida, será uno de los pocos “embajadores políticos” que designará el gobierno, de acuerdo a los lineamientos de política exterior que ha expresado Talvi.

El canciller dijo la semana pasada ante la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados que apostaba a una “profesionalización total del servicio exterior” y que su objetivo era bajar “sustantivamente” la cantidad de embajadores políticos, que actualmente asciende a 17.

“Estamos procurando que esa cifra de 17 disminuya sustantivamente, sé que no es fácil, y que sean los funcionarios de carrera quienes ocupen esas posiciones”, expresó según la versión taquigráfica de la sesión.

El Parlamento tiene a estudio un proyecto de ley que deberá aprobarse antes del 30 de mayo para no dejar a todas las designaciones políticas en un “limbo”, en palabras de Talvi.

Sucede que el artículo 15 de la ley 19.841 que modificó el estatuto del servicio exterior establece que a los 90 días de haber asumido un nuevo gobierno cesan automáticamente las designaciones políticas.

En el Poder Ejecutivo entienden que en momentos de pandemia global por el coronavirus covid-19 esta norma resulta “muy problemática” y proponen suspenderla por todo el 2020.

“Resultaría muy difícil, o en algunos casos imposible, que el Estado uruguayo pueda dar cumplimiento a su deber de concretar el regreso a la república de los funcionarios cesados, sus familias y sus enseres personales, así como tampoco podría proporcionarles a los mismos el medio de vida adecuado durante el tiempo que se verifique tal imposibilidad. También resultaría muy difícil o imposible en algunos casos, enviar a otros funcionarios a suplir las funciones diplomáticas o consulares en lugar de los cesados”, argumenta el proyecto.

El canciller señaló en el Parlamento que de esta forma se evitaría que quedaran en un “limbo” y ocupando “ilegalmente la sede y el domicilio de la embajada”. “No podemos caer en un vacío normativo. Solamente estamos reaccionando ante la necesidad que nos impone la pandemia”, sentenció.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...