Estilo de vida > TAN VERDE

Receta para una alternativa saludable: risotto de cebada perlada

El plato reconfortante y cero culpas para ese antojo de un arroz delicioso

Tiempo de lectura: -'

26 de septiembre de 2019 a las 05:04

Por Lic. en nutrición Maren Torheim*.

Cuando queremos comer mejor y estamos activamente haciendo el esfuerzo de cambiar nuestros hábitos, hay pocas cosas que nos tiran abajo tanto como extrañar un clásico. Si el risotto entraba dentro de tus favoritos de siempre y te tira ese arroz deliciosamente calórico que tiende a venir con un exceso de queso y dejarnos pesados toda la tarde… es hora de buscar alternativas saludables.

Este plato es de mis nuevos favoritos porque es sumamente reconfortante y más nutritivo aún. En vez del clásico arroz vamos a usar cebada perlada para priorizar la variedad y cuidar el índice glicémico (o sea cuidar que te de energía sostenida y ayudar a mejorar la quema), y vamos a combinarlo con la maravillosa remolacha, llena de antioxidantes.

Receta: Risotto de Cebada Perlada

Ingredientes

  • Remolachas, 3 grandes aprox. medio kilo ralladas crudas
  • Puerros, 3 grandes, sin la parte verde y cortados en rodajas finas
  • Oliva, 3 cucharadas
  • Caldo de verdura *, 1 litro
  • Cebada perlada, 450 g, faltan tazas
  • Sal poquito o nada
  • Pimienta negra recién molida, unas cuantas vueltas de molinillo
  • Perejil picado en trozos grandes, 4 cucharadas soperas de
  • Parmesano rallado, 4 cucharadas soperas un poco de más para servir

* Si no tenes caldo en casa poné a hervir un litro y poquito – 100 cc más – de agua y unas ramitas de perejil; podés ir juntando restitos de verdura para ponerle: zanahoria, espinaca, hojas de apio.

Instrucciones

Poné a calentar el oliva en una olla grande; agregá los puerros cuando esté caliente, bajá el fuego y cocinalos a fuego lento: los puerros tienen que quedar tiernos pero no dorados. Agregá la remolacha rallada y cociná revolviendo para que no se pegue. Cuando esté cocida agregá la cebada cruda y mezclá para que los granos se impregnen bien y se mezclen con la remolacha y el puerro que a esta altura tiene que ser más bien una pasta.

Por otro lado, calentá el caldo. Cuando esté caliente andá agregándoselo a la mezcla de cebada, 1 cucharón cada vez, como para un risotto clásico.

Esperá a que el caldo se absorba por completo antes de echar el siguiente cucharón. Después de entre 30 y 40 minutos, la cebada esta cocida: tiene que quedar tierna y cremosa.

Cuando ya esté pronto, agregá el parmesano, revolvé y después el perejil. ¡Maravillosa!

*Maren Torheim es autora del libro “Como comer sano para adelgazar” y trabaja desde hace más de 30 años en policlínica y piso en uno de los sanatorios más importantes del país. Se formó en Uruguay y también en el extranjero, profundizando en la dieta cetogénica para el control de epilepsia.

Siempre ha priorizado el trabajo en equipo, trabajando desde hace más de dos décadas en un equipo interdisciplinario con un cardiólogo y psicólogas para el cambio de hábitos, y con neurólogos y neuropediatras en la dieta cetogénica.

Más recientemente Maren se dedica a un emprendimiento familiar de alimentación detox y saludable, ofreciendo cursos online con coaching nutricional en TanVerde.

www.tanverde.com

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...