Tecnología > NACIONAL

Restauradores de recuerdos

Así es PARP, la plataforma desarrollada en Uruguay para restaurar películas deterioradas

Tiempo de lectura: -'

28 de octubre de 2017 a las 05:00

El salto de analógico a digital, tecnología predominante en las filmaciones de hoy, ha enfrentado a quienes trabajan con este tipo de contenido audiovisual al problema de la conservación de su material de antaño. El paso del tiempo y los ambientes húmedos y sucios, poco idóneos para preservar estas cintas, pueden causar pérdidas serias, poniendo en peligro la conservación de archivos de valor histórico o sentimental.

Para paliar esta situación han surgido distintos métodos que permiten digitalizar y restaurar las películas analógicas. En esta dirección se ubica el proyecto PARP (Plataforma Abierta de Restauración de Películas), desarrollado como tesis de carrera de Ingeniería Eléctrica e Ingeniería en Computación por los uruguayos Sebastián Bugna y Juan Andrés Friss de Kereki.

El proyecto fue presentado en el evento Ingeniería de Muestra de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República, donde resultó ganador del primer premio de Telecomunicaciones y Señales de Ingeniería Eléctrica.

¿Para qué sirve?

"El deterioro inevitable del celuloide provoca la pérdida de películas que son parte de una herencia cultural. Estas degradaciones incluyen suciedades que se adhieren al fílmico, roturas, flicker (parpadeos), rayones, pérdida de color y descomposición de la película, entre otros procesos irreversibles", explicaron los ingenieros en la memoria del proyecto. Pero, ¿qué es PARP y cómo funciona?

"Es una aplicación que se utiliza a través de un software. Nosotros implementamos algunos algoritmos para que usen los restauradores. Una vez instalado, se pueden importar las películas ya digitalizadas para trabajar sobre ellas", explicó Sebastián Bugna en entrevista con Cromo.

El Archivo General de la Universidad (AGU) suministró películas deterioradas ya digitalizadas. PARP permite al usuario aplicar técnicas para corregir las distintas degradaciones que puede presentar un video, con una interfaz que facilita la visualización de los resultados.

"Una película de una hora a 25 fotogramas por segundo tiene 90 mil fotogramas. Imaginate el tiempo que consume sacarle rayas a 90 mil fotogramas, uno por uno", señaló Bugna; y agregó que la idea detrás de PARP es automatizar este tedioso proceso.

PARP 2

undefined



Software libre

Una de las motivaciones detrás de este proyecto son los altos costos de las aplicaciones de restauración comerciales, con estudios que hacen grandes inversiones pare tener acceso a esta tecnología.

En Latinoamérica hay archivos pequeños que no pueden darse el lujo de semejante inversión. "La motivación principal fue atacar el problema que tenía el AGU en particular, donde hay varias películas que estaban mal conservadas. Queríamos no solo atacar este problema sino también crear algo que pueda servir en otras universidades y a otros estudiantes", expresó el creador del proyecto.

PARP es una plataforma gratuita y libre, lo que significa que cualquier persona puede descargarla y seguir programando o modificando algoritmos.

Al trabajar con licencias libres, no se trata de una creación destinada a ser comercializada por sí misma. "Alguien puede instalarlo y modificarlo para utilizarlo con fines comerciales como vender un servicio, pero el software en sí mismo es libre", dijo Bugna.

A futuro

El equipo detrás de PARP es consciente de que su trabajo no ofrece aún una solución completa. "No es el momento de los aplausos", afirmó Bugna.

Actualmente, PARP incluye una herramienta para eliminar rayas en imágenes fijas que no tiene el resultado que sus creadores buscan en video. Esta y otras prestaciones serán mejoradas en próximas versiones de la plataforma.

El proyecto va a seguir siendo desarrollado a través de la facultad y la AGU, ya que hay algoritmos que están aún en etapa de desarrollo.

"Lo que nos dio más trabajo no fue programar los algoritmos sino lograr que la plataforma empezara a funcionar. Tuvimos que hacer que todas las partes dialoguen", explicó Bugna. Y agregó: "Ahora viene la parte divertida, que es empezar a agarrar estos algoritmos, mejorarlos y traer algoritmos nuevos".


REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...