Seis fallas en el monitor

Problemas más frecuentes de fábrica o derivados del uso

Tiempo de lectura: -'

20 de abril de 2018 a las 05:00

Los monitores pueden traer fallas de fábrica o comenzar a dañarse luego de un tiempo de uso. Seis de los problemas más frecuentes son:

Pixel muerto

Si se observan varios pequeños puntos negros en la pantalla, puede deberse a un error de fábrica o a que la persona tocó muy fuerte el monitor con el dedo. Puede reclamarse con la garantía, pero muchas veces tienen un mínimo de píxeles muertos para brindar un reemplazo.

Brillo IPS (IPS Glow)

En este caso aparece una luz con mayor brillo en ciertos ángulos de visión de las pantallas. Este defecto solo aparece en las pantallas IPS y se debe a sus materiales de construcción.

Clouding

Si se observan manchas de luz, distintas a la de los defectos anteriores, es probable que padezca clouding. Está fijo sin importar lo que se ve en el monitor, pero aumenta si la imagen es oscura. Puede deberse al maltrato del monitor al ser transportado o apretado. Es probable que mejore al mes.

Píxel atascado o fijo

En ocasiones, vienen con un píxel de otro color. En este caso sí puede solucionarse: hay que pasar una goma de borrar por encima de forma delicada o mostrar muchos colores en la pantalla rápidamente para ver si puede volver a su color.

Pantalla quemada

Se le llama así a la falla por la que una imagen queda grabada en la pantalla y no desaparece aunque se abran otros archivos. Se produce más que nada en pantallas CRT, pero puede suceder también en las LCD.

Backlight Bleeding

Esta falla se nota cuando en la pantalla se está emitiendo un color oscuro y en los bordes se deja ver una luz de la retroiluminación. Puede que exista un fallo en la unión de las capas que conforman el monitor. No tiene una solución.

Comentarios