The Sótano > Opinión

También Eddie Money tiene cáncer

El legendario cantante comenzó a los 70 años de edad la lucha más dura de su vida

Tiempo de lectura: -'

26 de agosto de 2019 a las 05:01

En 1986, cuando su canción Take Me Home Tonight era una de las más populares en el planeta (llegó al número uno en varios países), y él también lo era, un músico de tremenda popularidad global, fui a un concierto de Eddie Money en St. Louis, Missouri (muy cerca de donde jugará la selección uruguaya el próximo 10 de septiembre).

Como en esos tiempos escribía para el suplemento Día Pop, que Alejandro Espina dirigía en el El Día, y que marcó una época incomparable en la historia del periodismo uruguayo (los sábados el diario se agotaba por el suplemento, tal como me lo dijo un quiosquero de Cuareim y 18), solía llegar a los conciertos temprano y me situaba cerca de donde era la puerta de entrada de los músicos, con la idea de saludarlos y concertar para después una entrevista.  

Ese estilo de periodismo callejero siempre me fue de extraordinaria utilidad, permitiéndome a lo largo de los años entrevistar a infinidad de estrellas de la música, cuando en apariencia tener acceso a ellas parecía imposible. Como una hora antes del inicio del concierto, bajó de una larga limusina Money, cuyas canciones siempre me parecieron únicas, inconfundibles, dentro del repertorio de la mejor música pop de todos los tiempos. Antes de la llegada del cantante les había dicho a los guardias que fungían de guardaespaldas si podían avisarle que un cronista sudamericano lo quería “saludar”. Me dijeron que bien, que lo harían. Y eso fue lo que ocurrió.

Además de presentarme y de decirle que escribía para un suplemento de música, le informé a Money que tenía todos sus discos, lo cual era verdad y no una carnada para entrevistarlo. Se puso contento en serio, no era pose, y me preguntó qué opinaba sobre su nuevo disco, el sexto, Can't Hold Back, editado semanas antes, y que cual era mi canción favorita del álbum.

Le dije que el disco me parecía una joya porque no contenía canciones malas ni mediocres, y que los temas Endless Nights y I Wanna Go Back, un cover, me parecían brillantes, de cuidada perfección formal al servicio de sus sentimientos a la hora de interpretarlas. Money me miró esbozando una sonrisa y comentó, “fabuloso, fabuloso”. Le dijo a su asistente que me diera la información para concertar una entrevista larga, “de no menos de una hora”, tal como le había solicitado. Se despidió dándome la mano y diciendo, “nos vemos pronto”.

Por razones exclusivamente mías, y que hoy, pasado el tiempo, resultan menores (aunque entonces no lo eran), nunca hice la entrevista con Money (su verdadero nombre es Edward Joseph Mahoney), algo que no he podido perdonarme, no solo porque el cantante me pareció gran tipo, amable y afable, sino por ser alguien con una vida y una carrera interesantes, de las que dan para una muy buena conversación con finalidad periodística o no.

Las canciones de Money, quien antes de dedicarse a la música fue como su padre agente de calle de la policía de Nueva York por dos años, siguen pasando con las mejores notas la prueba del tiempo y mantienen su vigencia en el canon de las mejores de las décadas de 1970 y 1980. Han garantizado de antemano la posteridad del cantante.

Money es un personaje reconocible en el mundo de la música, y si bien no ha vuelto a tener otro hit, ha mantenido extraordinaria popularidad, tal vez porque las radios que emiten música de la década de 1980 (y que no se llaman a sí mismas “estaciones de oldies”) figuran entre las de mayor audiencia. No en vano, el reality show que protagoniza junto a su familia, Real Money, es de los más vistos en la televisión por cable. Money está casado desde 1989 y es padre de cinco hijos.

El carismático artista, que sigue saliendo de gira y llenando estadios (menos grandes que 30 años atrás) le rompió el corazón a todos al anunciar el sábado pasado que tiene cáncer de esófago grado 4 avanzado y que la enfermedad se ha extendido también al hígado. El panorama a la vista luce más que ominoso y ha tomado a todos de sorpresa, sobre todo al músico, pues no había experimentado ningún síntoma físico que hiciera imaginar lo peor. Con gran elegancia moral, lo que los estadounidenses llaman “gracia abajo presión”, Money, fumador toda su vida, dijo sobre su condición: “Fui a hacerme la revisación anual, y luego de los exámenes el médico me dijo que tenía cáncer. ¿Voy a vivir mucho tiempo? Quién sabe. Está en las manos de Dios. Pero saben qué, voy a aceptar todos los días que pueda. Cada día sobre la tierra es un buen día”.

Debido a la inesperada situación, Money debió cancelar el resto de la gira que venía realizando, y para la cual había grabado una nueva canción, Brand New Day. El estribillo de la misma parece haber sido escrito como mantra esperanzador para estas horas aciagas: “Hey hey / Me siento bien / Hey hey / Es un nuevo día, ya sabes / Lo estoy tomando con calma”. Es un tema que, por su calidad, hubiera sido éxito inmediato 30 años, tal como lo fueron los hits más reconocibles del cantante. Sin embargo, hasta la fecha Brand New Day no tuvo casi difusión, pues las radios estadounidenses hoy en día solo irradian canciones de artistas menores de 30 años, y no las de alguien que es percibido como de otra época y quien, a los 70 años de edad, acaba de comenzar la lucha más difícil de su vida.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...