Espectáculos y Cultura > CRÍTICA DE CINE

Temblores en mi cabeza

"La cumbre escarlata" es un romance apasionante que busca atemorizar de una forma que uno no esperaría de su director

Tiempo de lectura: -'

24 de octubre de 2015 a las 05:00

Qué extrañeza es ver La cumbre escarlata. Es la película más reciente de Guillermo del Toro, el cineasta mexicano que deslumbró con la fantástica El laberinto del Fauno y que recientemente se dio gustos hollywoodenses con la colosal Titanes del Pacífico. Pero antes de describir su nueva producción, protagonizada por Mia Wasikowska, Jessica Chastain y Tom Hiddleston, hay que saber que la película entra en esos casos en los que su promoción puede desorientar a más de un espectador.

Con la premisa del filme, no es extraño que Universal Pictures (el estudio detrás los taquillazos de este año, Rápidos y Furiosos 7 y Mundo Jurásico) la haya querido presentar como una película de terror, un género que suele tener un nicho de audiencia sostenido. La cumbre escarlata está situada en una Inglaterra victoriana y sigue el romance entre la joven aspirante a escritora Edith (Wasikowska) –quien asegura que los fantasmas son reales- y el elegante Thomas Sharpe (Hiddleston), un empresario en busca de financiación para sus inventos. Juntos se mudarán al hogar de Thomas y su hermana Lucille (Chastian), una tenebrosa mansión llamada Allerdale Hall situada sobre un inhóspito terreno de arcilla roja. Y pese a la presencia de espectros y seres paranormales a lo largo del filme, Del Toro pretende dejar bien en claro que La cumbre escarlata no es una película de horror, sino un romance gótico.

En esos parámetros narrativos suele haber una figura bajo el arquetipo de una princesa inocente quien es encantada por un caballero oscuro que la lleva a su castillo donde oculta un secreto tenebroso. Dado que el romance gótico también sostiene su emoción fuertemente en el edificio en el que sitúa, Del Toro decidió construir su propio escenario desde cero. La casa de La cumbre escarlata, que tardó siete meses en edificarse y en la el director insertó sus propias obras de arte, es un personaje vital de la película, tanto como los protagonistas de carne y hueso y los fantasmales .

Allí Del Toro y su cámara se mueven con la misma elegancia que el vals en el que los personajes de Wasikowska y Hiddleston perpetúan durante una secuencia. No parece haber un plano filmado al azar que no tenga movimientos de una naturalidad cinematográfica que muchos directores carecen.
Ni hablar de la recreación de la época, con vestuarios y escenarios deliciosos a la vista.
Mientras que la primera parte de La cumbre escarlata se encarga de construir el misterio que rodea a la bella pareja de hermanos, la segunda adentra a la inocente Edith en un frío periplo de seres sobrenaturales cuya verdadera función se revela a medida que protagonista y espectador desenvuelven el verdadero misterio que se rodea a Allerdale Hall y sus habitantes.

Es certero que habrá momentos de confusión entre los asistentes del cine. Hay fantasmas que no asustan y otros que hasta pueden a llegar a dar un poco de risa cuando no deberían. Pero no hay que desesperar, por que lo que Del Toro propone son dos horas de un cine atípico, uno que no confía en las fórmulas o los clichés para generar las emociones que necesita.

En cambio, el mexicano confía en su reparto excelente (el dúo antagónico entre Wasikowska y Chastain brilla) para llevar adelante un relato sórdido y cautivante, que demuestra que a veces lo más terrorífico no es lo que no vemos, sino lo que tenemos delante de nuestros propios ojos.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...