The Sótano > THE SOTANO/ EDUARDO ESPINA

Un final sin fin

Si viviera, Jimi Hendrix cumpliría en noviembre 75 años de edad

Tiempo de lectura: -'

14 de septiembre de 2017 a las 04:55

Si viviera, Jimi Hendrix cumpliría el próximo 27 de noviembre 75 años de edad. Una muerte muchísimo antes de tiempo, cuando tenía 27 años, lo congeló en una juventud permanente, de la forma como quizá todas las estrellas de rock deberían ser recordadas, incluso cuando continúan vivas.

El guitarrista zurdo murió en la cima y de ahí nada, ni siquiera el paso del tiempo, podrá moverlo. Quienes lo hayan visto en Woodstock, en vivo o en la película homónima, tocando The Star-Spangled Banner, considerado el himno nacional estadounidense, lo tendrán siempre como el muchacho que vino a revolucionar el rock y lo consiguió.

Su muerte prematura ha generado a lo largo de los años infinidad de hipótesis respecto a cómo fueron sus últimas horas de vida y si las razones citadas como causantes de su muerte se ajustan a lo ocurrido en la noche del fin.

Uno de los libros más citados sobre el tema es Jimi Hendrix: The Final Days, de Tony Brown, publicado 20 años atrás y cuya lectura debería ser obligatoria para quienes se apasionan con la vida y muerte del guitarrista, investiga y detalla la parte final de la cuenta regresiva de Hendrix, quien, como otros varios emblemas de la cultura popular estadounidense, tenía serios problemas para dormir, por lo que dependía de somníferos para poder cerrar los ojos al menos por unas horas durante la noche.

Si bien la muerte fue imprevista, en los días previos a esta el cuerpo de Hendrix había hecho sonar todas las alarmas. El músico estaba agotado, hacía semanas que no dormía bien, y casi no comía. La suma de factores lo debilitó, por lo que se agarró una gripe de la cual no se cuidó como debía. Su novia, Monika Dannemann, fue la última en verlo vivo la madrugada en que se fue a dormir sin volver a despertar.

La mañana del 18 de septiembre de 1970, Dannemann se despertó y vio al músico durmiendo con normalidad. Salió a comprar cigarrillos, y cuando volvió lo encontró tapado en su propio vómito, sin respirar. Era casi mediodía. La policía lo llevó al hospital más cercano, donde todos los intentos por resucitarlo fueron inútiles. El certificado de defunción dice que murió a las 12.45, de asfixia. Hay quienes creen que se suicidó, otros, que lo asesinaron.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...