Nacional > En Sayago

Uno de los hombres que asaltaron un cajero automático se presentó con muletas para no ir a la cárcel

La banda fue capturada este viernes y la Fiscalía cree que también es responsable de otros asaltos a cajeros

Tiempo de lectura: -'

18 de noviembre de 2018 a las 14:42

Los siete hombres que hicieron explotar un cajero automático de RedBrou este viernes de madrugada en el barrio de Sayago fueron imputados con prisión, y la Fiscalía también los investigará por otros asaltos a dispensadores.

Según informó El País y confirmó El Observador con el fiscal del caso, Carlos Negro, a los siete se les imputó los delitos de rapiña y asociación para delinquir, pero uno de ellos todavía no fue a la cárcel porque alegó problemas de salud. A la audiencia de este sábado, este delincuente se presentó con muletas y su defensa solicitó que se le hiciera una pericia forense para confirmar que no puede estar en prisión.

La jueza Marcela Vargas ordenó que, mientras tanto, el indagado cumpliera prisión domiciliara y se le aplicara una pulsera electrónica, pero esta semana habrá otra audiencia para definir su suerte. “En la casa en donde fue detenido no llevaba las muletas, así como tampoco las tenía cuando manejaba un auto con cuatro rapiñeros”, dijo el fiscal.

Los hombres fueron detenidos luego de una persecución con la policía en la que hubo intercambios de disparos. Cuando fueron capturados, los uniformados encontraros en el coche más de $ 1.500.000 que habían obtenido de las bandejas del cajero automático –que no contaba con el sistema de entintado–luego de la explosión. En su momento, la policía informó que había indicios que señalaban que estos ladrones también habían intentado asaltar –también sin éxito– el cajero automático de Banred ubicado en la sede de la Universidad de la Empresa (UDE) de 21 de Setiembre y Claudio Williman.

Asimismo, Negro sostuvo a El Observador que "hay datos" que sugieren que esta banda participó en otras explosiones de cajeros, un fenómeno que no se detiene pese a las medidas restrictivas que han aplicado tanto las instituciones financieras –han reducido el horario de apertura de muchos de sus puntos, por ejemplo–, como el gobierno, que entre otras respuestas obligó a la instalación del entintado en todos los cajeros y ha ofrecido que algunos sean reubicados dentro de las comisarías.

Hasta el momento han sido explosionados más de 70 cajeros, y hay autoridades que creen que esta técnica, difundida por una banda de chilenos que fueron capturados en febrero, continúa enseñándose desde las cárceles.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...