Carta Lectores > OPINIÓN

Uruguay, país generoso (con algunos)

Tiempo de lectura: -'

05 de noviembre de 2019 a las 19:27

Por Ariel (1.694.610-7)

Motiva este correo la búsqueda de la razón de una de las inequidades que existen en el país, pero de la que nadie habla. Se trata de la integración de las Comisiones Receptoras de Votos cada vez que las cita la Corte Electoral. Sabido es que dichas comisiones las integran funcionarios públicos y escribanos, y que por dicho servicio, reciben seis días de licencia (el lunes siguiente al acto y 5 más) los funcionarios públicos y un bono por alrededor de $ 5.000 los escribanos a ser canjeados por aportes ante la DGI. 


¿Cual es la razón, el fundamento de semejante privilegio? ¿Por qué el Estado gasta semejante cantidad de dinero en algo que fácilmente podría costarle cero peso? 


Me tomé la molestia de averiguar cómo se da esa situación en distintos países de la región. En Argentina, el organismo rector sortea entre los habitantes de cada partido los ciudadanos entre 18 y 70 años. Les paga 1.200 pesos argentinos por haber prestado ese servicio, y 700 más si necesitan hacer el curso de actualización. 


Vemos que está abierto a todos los ciudadanos, excepto los menores y por razones muy comprensibles, los muy mayores. 


En Colombia, Costa Rica, México y España es similar. Abierto a todos, sin ningún tipo de retribución o recompensa. 


La única excepción es Perú, donde el límite de edad son 60 años y la retribución es de un día de licencia, gozable cuando el individuo lo desee. 
Mi pregunta es por qué el beneficio que otorga la Corte Electoral es privilegio de funcionarios del Estado o escribanos. 


En el caso de los funcionarios públicos, ¿la inamovilidad no es suficiente privilegio? Y ya que el Estado uruguayo es tan generoso, ¿no podría formar las comisiones con desocupados y jubilados que así lo deseen y volcarles a ellos el dinero que volcarían en estatales y escribanos? 
Creo que en épocas donde se habla de dar señales, de ser austero, esta sería una forma de hacerlo. Sé que no soluciona la vida de nadie, pero se trata de dar una señal.

Para enviarnos una carta: Web: https://www.elobservador.com.uy/servicios/carta-de-lectores Correo: Cuareim 2052, Montevideo (CP 11800), Uruguay E-mail : lectores@observador.com.uy Fax : 2924 4507
Es imprescindible que las cartas se firmen con nombre, apellido y que se proporcione número de cédula de identidad o credencial cívica. También debe constar dirección y teléfono de su autor. El Observador se reserva el derecho de resumir o extractar el contenido de las cartas y de publicar las que considere oportunas.
    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...