Polideportivo > INFORME

¿Cómo se alimentan los deportistas en Uruguay?

Los secretos de la alimentación, hábitos que deben empezar a temprana edad y que forman parte de uno de los pilares del éxito en la actividad 

Tiempo de lectura: -'

08 de junio de 2019 a las 05:03

Felipe Fernández
Especial para Referí

Un deportista se apoya en tres pilares: entrenamiento, alimentación y descanso. Del primero se han escrito miles de libros al respecto, los cuerpos técnicos cuentan cada día con más especialistas como analistas de video, analistas de datos, ayudantes encargados de las pelotas quietas, otro especializado en metodología y así se podría seguir enumerando tareas. Del descanso se sabe poco y nada en comparación a otros aspectos, es el menos desarrollado, pocos se preguntan: ¿Cómo descansa un deportista? Calidad de sueño, cantidad, en las condiciones que se realiza el descanso.

El pilar de la alimentación ha venido ganando importancia en los últimos años, los nutricionistas han comenzado a especializarse en deporte y las especificidades que requiere una alimentación según el deporte que se realice. Alimentación y descanso conforman el famoso “entrenamiento invisible”, esos cuidados personales de un deportista mientras no se encuentra entrenando, algo que en el pasado se dejaba librado al sentido común, y que ahora se busca tenerlo controlado e incorporado a la rutina. 

Crear hábitos en los jóvenes

“Nosotros los entrenadores tenemos que abrir la cabeza”, dice Alejandro Garay, entrenador desde hace 10 años de las selecciones juveniles de Uruguay. “Una charla con un nutricionista o sobre adicciones, primero auxilios, hay que dejar de verlas como que se perdió un entrenamiento, porque a la larga ganas”.

Ese es el primer paso, luego convencer a los dirigentes. “Cuesta hacer entender que hay que formar equipos multidisciplinarios, psicólogos, nutricionistas e incluso asistente sociales en formativas”, dice Garay.

Todo esto sin olvidar lo más importante, crear el hábito de una buena alimentación en el deportista que comienza a tener sus primeras experiencias. Cuenta Garay que cuando estaba al frente de la sub 15 habían diseñado una cartilla junto a una nutricionista para entregar a los integrantes del plantel. Luego surgió desde Gol a Futuro (el programa que impulsó el Gobierno para apoyar al fútbol juvenil) junto al Instituto Nacional de Alimentación (INDA) un Manual de alimentación saludable para el futbolista juvenil que fue repartido en todos los clubes de fútbol. También incluía un recetario con las indicaciones para hacer platos como: tartas, tortillas, souffle, helados y licuados. 

¿Cómo es el desayuno?

El trabajo es del 2014 y estuvo coordinado por Rafael Cornes, Licenciado en nutrición, especialista en nutrición deportiva, que trabaja para Nacional y también es docente en Udelar. El Recetario comienza con un mensaje dedicado a la familia, y no es casualidad. Garay cuenta que muchas veces es el joven futbolista quien introduce los hábitos de alimentación saludable en la casa y que es un goteo constante que se debe hacer desde los clubes, las instituciones educativas y la familia. “Insistir para que cambien una refresco por un agua sin gas o un jugo”, ejemplifica Garay. 

En el manual se cuenta cómo debe ser un desayuno tipo un día de partido: un lácteo, un panificado y una fruta. Se recomienda que la comida previa a disputar un partido se realice tres horas antes del mismo, algo con muchos carbohidratos, algo de proteínas, pocas grasas y escasas verduras. Moñitas con salsa de tomate y pollo asado, tortilla de arroz al horno con churrasco, un bife de pescado con puré de papas, son algunos platos recomendados.  

¿Cómo se alimenta un rugbista?

El rugby suele ser un deporte más abierto a la hora de incorporar conocimientos al deporte. Los Teros por ejemplo trabajan desde el 2011 con dos nutricionistas, Florencia Orozco y Maria Emilia Montenegro. Las tareas son desde la antropometría (estudio de las proporciones y medidas del cuerpo), la realización de planes de alimentación y las evaluaciones correspondientes. 

Cuenta Florencia Orozco a Referí: “Los planes difieren según su composición corporal, que no es otra cosa que cuanta masa adiposa y muscular tienen. La alimentación va a acorde a esa composición”. 

¿Qué come un jugador de rugby un día de partido? “Se planifica según el horario en el que se juegue. Un desayuno tiene yogurth, leche, avena, a veces granola, mucha fruta, huevos, pan integral, nueces, arándanos cuando hay”, explica Orozco. En el almuerzo “lo ideal es una buena fuente de hidratos, y una pequeña porción de pollo y fruta”. También resulta clave la primera ingesta luego de jugar. Esa instancia se cumple en el vestuario y puede incluir, según la nutricionista, licuados, yogurth, fruta y avena. “También, a veces, es pizza con muzzarella, y ahora vamos a incursionar con unas milanesas con papas al horno”, explica la profesional.

¿Suplementos sí o no?

Un tema que se encuentra bastante de moda es la suplementación, con comercios especializados que se abren constantemente, o vendedores puerta a puerta. 

Sobre ese aspecto Orozco cuenta: “Un jugador profesional lo necesita por los esfuerzos que realiza. Si una persona solo va al gimnasio, es preferible una buena alimentación. Usamos los que funcionan en este deporte, no todos los suplementos sirven para todos y para todo. Tienen un pienso en el uso, porque no hace magia, hay que entrenar duro, comer bien y descansar mucho, el suplemento es una pequeña ayuda”. 

Algo que han estado aplicando las nutricionistas de Los Teros en el entretiempo es darle a los jugadores gomitas frutales. Avisa Orozco “que para una persona normal no es muy beneficioso porque es azúcar refinada, pero en ese momento que los jugadores necesitan energía rápida, lo pueden consumir”. 

También usan gomitas los nutricionistas del plantel de básquetbol de Malvín, Santiago Albín, quien es el licenciado a cargo, y Rodrigo Vázquez. 

Vázquez detalla: “En el vestuario manejamos frutas y gomitas con azúcar. Siempre con bebidas isotónicas. Al final del partido armamos los batidos proteicos. Y Pizza para recuperar carbohidratos”. 

¿Un levantador de pesas?

Emiliano Picún, levantador de pesas, explicó a Referí su dieta alimenticia. “Me peso tres veces a la semana, y en función de cómo fluctúa el peso hago el ajuste de las calorías. Calculo dos gramos de proteínas por kilo de peso y entre 5 y 6 de carbohidratos. El resto de las calorías las completo con grasas insaturadas”.

Además, puntualizó: “En cuanto a suplementación tomo creatina y cafeína. Wayne protein (proteina de suero de leche) lo uso para completar la cantidad de proteínas que tengo que consumir”.  

¿Y un ciclista?

Jorge Bravo, de 51 años, es un ciclista todavía en actividad. Cuenta a Referí su rutina en una etapa de Vuelta Ciclista.

“Desayuno mínimo dos horas antes de cada etapa. Me hago un panqueque con dos huevos batidos, con nueces, pasas de uva y avena. Luego le agrego banana y miel encima. Un café o un té con alguna tostada con mermelada o queso de untar si te queda algo de hambre”.
En carrera lo que más se utiliza es banana, y luego geles de todo tipo, con carbohidratos, potasio, glucosa, alguna galleta con dulce, o sandwich de pan de molde con queso de untar y jamón. 

Antes de la media hora de terminada la etapa un batido de proteinas, y después el almuerzo es con pasta acompañado de pollo y ensaladas”.

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...