Economía y Empresas > Entrevista / Gerente general de Amaszonas

"Lo importante no es que compren el boleto. Lo importante es que vuelvan a comprarlo"

El gerente general de Amaszonas Uruguay, Sergio Riolfo, reflexionó sobre la importancia de tener una aerolínea nacional

Tiempo de lectura: -'

17 de enero de 2018 a las 05:00

Por Genoveva Malcuori

A fines de 2017, la línea aérea de origen boliviano con filial en Uruguay, Amaszonas, anunció la incorporación de Sergio Riolfo como gerente general de la empresa. En diálogo con Café & Negocios contó que desde muy chico quiso ser piloto, por eso, ni bien cumplió la mayoría de edad comenzó su carrera aeronáutica. Además de formarse como piloto privado y comercial, se capacitó como encargado de operaciones de vuelo. A pesar de su anhelo por volar, su trabajo siempre estuvo en tierra, concentrado más en la gestión que en el vuelo. Gran parte de su carrera transcurrió en la desaparecida aerolínea Pluna. También integró Alas Uruguay en la gerencia de Aeropuertos y Servicio al Cliente. De la experiencia laboral en ambas empresas que, por distintos motivos, supieron tener un lugar destacado en la agenda política de nuestro país, Riolfo dijo que se quedó con "lo positivo". Señaló que no es su caso el de tener antigüedad laboral pero no experiencia. Todo lo contrario. "Tengo mucha experiencia, rescaté experiencias de todos lados", enfatizó.

Tras más de 35 años desempeñándose en las dos aerolíneas de bandera nacional, aceptó la propuesta de trabajar en Amaszonas Uruguay, no sólo por considerar que la empresa tiene una "gran oportunidad de crecimiento", sino también por valorarla como la "única aerolínea uruguaya en este momento".

Amaszonas Uruguay es una empresa nacional, pero en su origen no lo es.
Amaszonas llega a Uruguay como uno de los destinos de Amaszonas Bolivia. Después Amaszonas compró BQB (Buquebus) y adquirió la nacionalidad de la compañía. Amaszonas Uruguay es una empresa uruguaya, con aviones matriculados en Uruguay, regulados bajo la autoridad uruguaya y con todo su personal uruguayo. Hoy hay cerca de 80 personas y próximamente va a llegar 100 empleos directos.
La estrategia de Amaszonas como grupo fue súper inteligente al ir generando diferentes empresas en los países de la región, lo que le permite explotar muy bien los derechos de tráfico de esos países. Nosotros tenemos que ver a Amaszonas como la línea aérea nacional, independientemente de dónde venga el capital.

La empresa anunció que en 2018 invertirá en Uruguay US$ 28,8 millones. ¿Cuál será el destino del dinero?
Hoy Amaszonas cuenta con dos aeronaves CRJ200 con capacidad para 50 pasajeros y vamos a incorporar dos aviones turbo hélice, que es el Bombardier Dash 8, un avión que permite realizar rutas cortas a un costo menor y permite explorar rutas secundarias con costos más bajos.

Antiguamente el uruguayo viajaba poco. ¿Eso cambió?
Completamente. No sólo por la globalización sino porque las tarifas han bajado.
Eso es bueno para un mercado acotado.
Es un mercado chico porque es un país chico, pero viaja mucha gente. Hay muchos uruguayos viviendo en el exterior que van y vuelven, y también hay muchos uruguayos que viajan. Realmente el trafico cada vez crece más; el de negocios, el ejecutivo y también el de turismo.

¿El negocio de Amaszonas se circunscribe a Latinoamérica?
Por ahora. Hay proyectos de expansión, también de explorar el área de carga. El proyecto está, es real, pero paso a paso. Amaszonas ha crecido mucho en los últimos años. Como grupo está haciendo las cosas bien porque van recorriendo el camino y asegurando cada una de las etapas. El crecimiento es sostenido, controlado y seguro.

¿Los uruguayos no quedaron un poco sensibles con el tema de las aerolíneas propias?
La realidad es que sí. Con las empresas que cerraron, caso Pluna, caso Alas Uruguay, no hay una buena experiencia. Pero yo no creo en la aerolínea de bandera. Sí considero que es muy positivo para Uruguay tener una empresa que esté aquí por las fuentes de trabajo, porque desarrolla el mercado local aeronáutico que es muy específico, y porque al tener una aerolínea nacional permite que se mantengan siempre las operaciones, sea cuál sea la situación. En 2002 y en otras crisis, muchas de las empresas cancelaron sus vuelos a Uruguay, entonces la única que se mantuvo volando y sacando a la gente de Uruguay, aun perdiendo plata, era la empresa nacional.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...