Zikitipiú > Ramos Generales

¿Por qué los acusados le hacen esto a Tabaré Vázquez?

La tan manida solidaridad entre compañeros se cae a pedazos y el caso Pluna se convierte en un sálvese quien pueda

Tiempo de lectura: -'

07 de marzo de 2014 a las 00:00

Por más convencida que una persona esté de suicidarse y se arroje de un sexto piso, cuando llega al suelo pone las manos. Eso se llama instinto de supervivencia y es una de las características inherentes a la condición humana.

Si algunos dirigentes del Frente Amplio hubiesen leído menos sobre el hombre nuevo y la sociedad del pan y las rosas y un poco más sobre estas cuestiones que hacen a los hombres sin importar lo qué piensen lo que piensan, quizás no estarían dando el espectáculo lamentable que siguen dando en torno al caso Pluna.

No son muchos, pero los efectos son grandes en un momento que comienza la campaña electoral. Por un lado hay algunos que intentan defender la patética farsa que montaron para hacernos creer que había existido una subasta sobre los aviones, que fue un engaño.

Algunos intentan restarle responsabilidad a los exjerarcas de Economía y del Banco República diciendo que nunca hubo otras ofertas además de la de Cosmo y que no había más que elegir por esa. El argumento, chabacano, tiene dos pequeñas fallas: 1) si fuera así, precisamente esa idea fortalece en los magistrados la idea de que se la dieron a Cosmo porque no había otro a quién dársela y 2) el propio Calloia fue el encargado de afirmar en su momento que había otras ofertas en curso.
O sea, que si los defensores de si había o no más de una oferta, deberán debatirlo con Calloia.

En estas horas se conoció la información de que en el juicio, Calloia dijo ante los magistrados que si el entonces ministro Fernando Lorenzo no lo hubiera llamado él no habría dado el aval. O sea, fue una decisión política, para nada técnica. ¿Se callarán ahora quienes apelan a cualquier argumento para tapar la mayor patinada política de los últimos años en asuntos públicos?

Pero además ¿dónde queda aquí la solidaridad personal con el compañero? ¿Los que marcharon hacia la casa de Lorenzo marcharán hacia la de Calloia en repudio?

Pero incluso aquella renuncia de Lorenzo que fue tomada como una actitud elogiable en lo personal y en lo colectivo porque dejaba limpio el camino al gobierno, tuvo luego un segundo capítulo que fue la jugada jurídica de tratar de declarar inconstitucional el delito por el que se lo quería procesar. Y con eso se postergó el fallo. O sea, se lo iba a hacer reflotar en medio de la campaña. Si los procesan no será solo pasar dos veces por el mal trago, sino que será hacerle pasar uno a Mujica y el otro a Tabaré Vázquez en medio de la campaña.

Y luego fue Calloia que pidió separar las causas de los jerarcas públicos de la de los directivos privados de Pluna, o sea, más postergación.

¿Qué estará pensando Vázquez ahora? ¿Por qué le tiran con este brulote que si bien comenzó a gestarse con la concesión a Leadgate fue cerrado desastrosamente en esta administración? ¿Por qué los compañeros no se la hacen fácil y liquidan de una vez este asunto en vez de hacérselo reventar, otra vez, en medio de la campaña?

El candidato puede estar muy molesto o menos molesto si comprende que todos los esloganes se caen a pedazos ante la condición humana, y que luego de la la caída inevitable, sobre el final, todos ponen las manos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...