Ciencia > ESPACIO

¿Qué sabemos de Mercurio, el planeta más misterioso del sistema solar?

La primera misión europea a Mercurio, BepiColombo, alcanzará la órbita del cuerpo celeste a finales de 2025

Tiempo de lectura: -'

01 de noviembre de 2018 a las 10:11

En una rueda de prensa, celebrada en el marco del Congreso Europeo de Ciencia Planetaria —EPSC, por sus siglas en inglés—, la representante de la ESA Joana Oliveira afirmó que la misión a Mercurio, "un planeta muy misterioso", ayudará a "entender cómo se formó el sistema solar".

Planeta olvidado

La sonda Mariner 10 de la NASA fue la única nave espacial en explorar Mercurio de cerca. En 1975, la misión tomó varias imágenes de la superficie del planeta. En total cartografió entre el 40% y el 45% del lado luminoso del planeta.

No obstante, las imágenes no despertaron gran interés entre los científicos, ya que la superficie de Mercurio no era muy diferente a la de la Luna. 

La última misión a este planeta, lanzada en 2004, concluyó en abril de 2015, cuando la NASA tomó la decisión de estrellar la sonda MESSENGER contra la superficie de Mercurio. Durante su vida útil, logró tomar más de 250.000 imágenes del cuerpo celeste.

El planeta más enigmático también es muy difícil para la exploración debido a su proximidad al Sol. Los rayos solares son altamente peligrosos para los telescopios orbitales, mientras que los vórtices gravitacionales obligan a los científicos a alargar la trayectoria y modificar la velocidad de la nave. 

En particular, la misión BepiColombo realizará la primera maniobra gravitacional cerca de la Tierra, en abril de 2020, luego, tendrá que llevar a cabo dos maniobras en la órbita de Venus y seis, cerca de Mercurio. Se espera que pase alrededor de un año en la órbita del enigmático planeta para explorar la composición de la superficie mercuriana y su capa gaseosa.

Los secretos de Mercurio

Durante siglos, los astrónomos no podían explicar por qué la órbita de Mercurio era tan inusual —el hecho es que muestra siempre la misma cara hacia el Sol—.  Este fenómeno, denominado 'precesión del perihelio', fue finalmente explicado a principios del siglo XX por el ilustre científico Albert Einstein a través de la teoría de la relatividad.

Otro secreto de Mercurio es su fuerte campo magnético. Según datos de la misión Mariner 10, el planeta podría contener un 'océano de metal' adentro. Pero, ¿por qué no se ha endurecido durante miles de millones de años?

Al analizar los datos de la sonda MESSENGER, los astrofísicos llegaron a la conclusión de que la superficie de Mercurio contiene altos niveles de azufre, y que el centro del planeta también podría contener este elemento, capaz de disminuir el punto de fusión. No obstante, los investigadores sugieren que solo la capa exterior del núcleo —que tiene un grosor de unos 90 kilómetros y constituye el 83% del planeta— es líquida. 

El paisaje mercuriano

El cráter más grande del planeta, bautizado Caloris, tiene un diámetro de 1.300 kilómetros. Sin embargo, pese a la presencia de los cráteres, el paisaje mercuriano está formado en su mayor parte por flujos de lava, que forman una corteza de silicatos cubierta con grietas denominadas 'escarpas'.

Los cráteres en el polo norte de Mercurio nunca se iluminan por el Sol, aunque se ven muy brillantes en las imágenes, algo que sugiere que podrían estar cubiertos por hielo.

Pero, ¿significa esto que hay agua en Mercurio? Según una hipótesis, el agua podría ser llevada al planeta a través de los cometas. Según otra teoría, se trata del 'agua primaria', que formó parte de la nébula protoplanetaria del sistema solar. Sin embargo, la mayoría de los investigadores opina que en este caso, se trata del agua evaporada de las entrañas de Mercurio y no desaparece debido a la presencia de una capa de regolito en la superficie del planeta.

Nubes de sodio

Las temperaturas en Mercurio pueden oscilar entre los 190º C bajo cero hasta los 430º C.

¿Cuál es la razón de este fenómeno? El hecho es que el planeta más cercano al Sol carece de atmósfera debido a la radiación solar. 

El material de la fina capa de gas —denominada exosfera— que rodea el planeta, proviene principalmente de la superficie de Mercurio, bombardeada por el viento solar y meteoroides. La exosfera mercuriana contiene átomos de helio, oxígeno, hidrógeno, aluminio, magnesio, hierro y sodio.

El sodio a veces forma nubes misteriosas que perduran durante varios días. Así, en julio de 2008, el telescopio THEMIS detectó las emisiones de este elemento en los polos de Mercurio. Según sugieren los investigadores, el viento de protones 'expulsa' los átomos del lado oculto del planeta.

¿Cómo se formó Mercurio?

Existen decenas de hipótesis sobre el origen del primer planeta del sistema solar. Según una teoría, el 'proto-Mercurio', que era dos veces más grande que su versión actual, se estrelló contra un cuerpo celeste más pequeño, algo que llevó a la formación de su núcleo de hierro, además de una emisión de energía térmica y evaporación de elementos químicos volátiles.

De acuerdo con otra hipótesis, el Sol era tan caliente que evaporó el manto de Mercurio, de modo que solo quedó el núcleo de hierro.

Sin embargo, la teoría más verosímil reza que la protonebulosa del sistema solar resultó tener una estructura heterogénea. Por razones desconocidas, la parte más cercana a la estrella fue 'enriquecida' con átomos de hierro, y así es cómo se formó Mercurio. 

Fuente: Sputniknews

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...