19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
3 de agosto 2023 - 16:06hs

La primera valoración que se le puede hacer a la participación de Colombia en la Copa Mundial Femenina es de notable, rozando el sobresaliente.

Las jugadoras colombianas celebran uno de sus goles contra Corea el Sur.
Getty Images
Pese a su derrota contra Marruecos, Colombia ha recibido numerosos elogios durante su participación en el Mundial.

Cumplió con el objetivo de clasificar a octavos de final, pero lo hizo como primera de grupo de la mano de una histórica victoria sobre Alemania, que no perdía en la fase de grupos de una Copa el Mundo desde hace casi 30 años.

Su derrota contra Marruecos este jueves hizo que surgieran algunas dudas, pero ese resultado no empaña la actuación de un equipo que se ha convertido en una de las sensaciones del torneo que se juega en Australia y Nueva Zelanda.

Más noticias

Su próximo partido será el martes 8 contra otra de las revelaciones, Jamaica, con el atractivo de disputar un lugar entre las ocho mejores selecciones del mundo.

Aprovechando esta pausa con el fin de la fase de grupos, analizamos cuáles han sido las cuatro fortalezas que ha tenido Colombia durante el Mundial.

1. Calidad

Linda Caicedo ha acaparado los titulares, pero cada una de las jugadoras que han saltado al campo ha sido clave para el excelente funcionamiento del equipo.

Once de las 23 futbolistas que están en Australia juegan en clubes por fuera de Colombia, con siete de ellas en la liga española.

Equipo titular de Colombia contra Marruecos.
Reuters
Cada una de las jugadoras colombianas ha sido clave para el buen funcionamiento el equipo.

Ese roce le ha dado un salto cualitativo a la selección, que ha aprovechado la evolución que han experimentado jugadoras como la incansable Mayra Ramírez, Leicy Santos o la propia Caicedo, quien con 18 años convirtió uno de los goles del mundial.

“Es una jugadora que emociona ver, para mí y para todo el fútbol femenino”, comentó la futbolista española Vicky Losada durante una de las transmisiones de la cadena británica ITV.

“Tiene una gran habilidad en el uno contra uno y no solo dentro del área, también le gusta disparar desde la distancia. Nunca para de moverse”, complementó Emma Hayes, la entrenadora que ha guiado al Chelsea a ser el club dominante en el fútbol inglés.

A ellas se suma la solidez en el arco de Catalina Pérez, quien detuvo un penalti contra Marruecos, el despliegue en el centro del campo de Lorena Bedoya y la capitana, Daniela Montoya, y las proyecciones de Carolina Arias y Manuela Vanegas, autora del gol de la victoria contra Alemania.

Y también hay que mencionar la serenidad de Catalina Usme para asumir la responsabilidad en el penalti contra Corea el Sur con el que comenzó la aventura mundialista.

2. Táctica

Un factor crucial para Colombia durante la fase de grupos ha sido su disciplina táctica, lo que le ha dado una gran solidez defensiva liderada por la pareja de centrales formada por Jorelyn Carabali y Daniela Arias.

Eso fue evidente frente a Alemania, que venía de golear por 6-0 a Marruecos aprovechando su gran juego aéreo.

Jorelyn Carabali y Daniela Arias.
Getty Images
Carabali y Arias forman una pareja de centrales contundente.

Colombia planteó frente a las germanas un partido de mucho sacrificio físico, de mucha presión y apostando por marcas en relevo.

“Como entrenadora estoy disfrutando mucho”, reconoció Hayes sobre ese partido.

Colombia ha estado muy compacta, está siendo muy difícil romper sus líneas. Está ganando la batalla táctica”, apuntó.

Pero Colombia no solo defendió, también atacó y creó peligro apoyándose en un gran partido de Ramírez, que se movió constantemente entre las defensoras alemanas, aguantó perfectamente el balón y buscó siempre el arco rival.

Fue gracias a ella que se consiguió el tiro de esquina con el que Colombia logró el triunfo en el último minuto, que llegó por obra de otro movimiento táctico preparado desde el banquillo.

Vanegas anota contra Alemania.
Getty Images
Vanegas anotó contra Alemania gracias a una jugada preparada en los entrenamientos.

Con una defensa en zona de Alemania alrededor del área pequeña, Santos envió el balón al punto de penalti donde Vanegas cabeceó completamente sola, beneficiada por una leve obstrucción legal de Carabali sobre una jugadora alemana.

La situación cambió contra Marruecos, que utilizó la velocidad de sus jugadoras para aprovechar los espacios que dejaba Colombia en su última línea.

La diferencia fue que en ese partido Colombia tuvo más el balón y tuvo que atacar más en bloque.

3. Competitividad

Todo el fútbol de Colombia queda reflejado en la pasión que muestran las jugadoras al entonar el himno nacional antes del partido.

Jugadoras colombianas cantando su himno nacional.
Getty Images
Las jugadoras colombianas cantan con emoción su himno nacional.

Desde ese momento hasta el pitazo final del encuentro lo que se ha observado en el terreno de juego es a un equipo altamente competitivo, que no da ningún balón por perdido y le planta cara a cualquier rival, sin importar su historial.

Pelearon contra el fuego con fuego e igualaron a las alemanas en cuanto a intensidad”, destacó el sueco Jonas Eidevall, entrenador del Arsenal en el fútbol inglés, después de hacer referencia al fútbol físico que caracteriza a la doble campeona el mundo.

“Se les metieron en la piel, con un juego muy agresivo pero nada fuera de lo legal, realmente competitivo”, agregó.

4. Afición

“Y ya lo ves, y ya lo ves, somos locales otra vez” es lo que se escucha desde las gradas en cada partido que ha jugado Colombia, tanto en Sídney como en Perth.

Una marea amarilla, azul y rojo que ha sido fundamental para superar la primera fase, como reconocen desde la propia selección.

“Agradecer a todos los colombianos que están acá apoyándonos, sé que no es fácil, pero siento que con ese apoyo y ese aliento somos 12 en el campo”, comentó Caicedo tras el partido contra Corea del Sur.

Las jugadoras colombianas fstejan con los aficionados el triunfo ante Alemania.
Getty Images
Colombia está jugando "de local" en sus partidos durante el Mundial.

“Nos sentimos como en Colombia”, agregó Angelo Marsiglia, asistente del entrenador, Nelson Abadía.

“La verdad es que el público no solo nos acompaña aquí, sino en el hotel, en todo momento y eso para nosotros es más que importante. Llevamos a Colombia en la cancha, en la tribuna y en el corazón”, agradeció.

Un aliento que volverá a ser clave en el próximo duelo contra Jamaica.

Línea gris
BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar