Mundo > Pandemia

A pesar del caos inicial, Argentina avanza en primer día de cuarentena estricta

Las medidas de control lograron reducir la circulación por las autopistas y la movilidad en transporte público, trenes y subte

Tiempo de lectura: -'

01 de julio de 2020 a las 17:00

El primer día de la cuarentena estricta, que se prolongará desde este miércoles hasta el viernes 17 de julio, comenzó con largas filas de vehículos para el ingreso a la ciudad de Buenos Aires por los controles dispuestos para la circulación, que generaron demoras y malestar, y algún altercado, pero para primeras horas de la tarde desde Casa Rosada se evaluaba positivamente la jornada inicial.

"La gente está siempre más adelante que la dirigencia. En su mayoría esta convencida, sabe que hay que parar esto, y la forma es volver a la cuarentena", le confiaron al diario argentino La Nación desde despachos cercanos al presidente Alberto Fernández. Había alivio por "el cumplimiento de la gente" y por el "éxito" en las medidas de control de circulación y actividad, para frenar la curva de contagio del coronavirus.

https://www.lanacion.com.ar/politica/para-gobierno-la-gente-entendio-cuarentena-es-nid2388900

La ciudad capital volvió a lo que era 100 días atrás cuando inauguró la cuarentena. Los datos de la circulación, que son clave en esta etapa del nuevo confinamiento, indican una reducción importante de la movilidad.

Las cifras indican que por las autopistas circularon 37 mil vehículos, que es 17% inferior a la cantidad del lunes y 31% por debajo del flujo de automóviles de la semana pasada.

Los colectivos de transporte público estaban transportando poco más de dos millones de pasajeros, un leve descenso de 3% con respecto a la semana pasada pero la cifra solo representa el 23% de la gente que se trasladaba en un día habitual antes del aislamiento social. En subte, se trasladaron apenas algo más de 50 mil personas, un descenso del 2% en relación al martes pasado, y en los trenes la baja llegó a 19% con respecto a la semana pasada y 88% en un día previo al aislamiento, según señala La Nación.

Mientras la gente aceptaba, con cierta resignación, las nuevas disposiciones de control de circulación — "lo único que hacemos son filas", dijo un conductor atrapado en uno de los embudos de entrada a la ciudad— el incidente más notorio lo produjo el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni.

Berni discutió con el jefe del operativo de la Policía Federal en un retén de control, en el acceso a Buenos Aires por Puente La Noria, a quien pidió cambiar el punto de control que provocaba largas filas de autos desde las primeras horas de la mañana. 

"Le pido por favor premura, que esto es un caos", le dijo Berni, según La Nación,  a lo que el efectivo de la PF respondió que debía consultar con el ministerio de Seguridad Nacional. "Hay ambulancias esperando 20 minutos (...) llamo para que se tomen definiciones, no para estar consultando y consultando", replicó Berni.

El secretario de Seguridad y Política Criminal del gobierno nacional,Eduardo Villalba. criticó a Berni y la ministra de Seguridad Sabina Frederic, vía Twitter, pidió "solidaridad" con las demoras en los retenes. Berni, según trascendió desde el gobierno central, "cruzó una línea", que hubiera sido penalizada en el caso de un ciudadano de a pie.

Argentina anunció el viernes pasado el regreso a esta nueva fase de cuarentena estricta, luego de constatar una mayor velocidad del contagio que ponía en riesgo el sistema de salud. Hasta este miércoles Argentina registra 64.530 casos confirmados de coronavirus, con 1.310 fallecimientos, de acuerdo al seguimiento de la Universidad Johns Hopkins.

Con el confinamiento estricto, más de 350.000 comercios que habían reabierto en el área metropolitana de Buenos Aires, entre estos negocios de vestimenta, calzado, mueblerías y jugueterías, tuvieron que cerrar de nuevo, al restablecerse las restricciones sanitarias que solo permiten funcionar a los de alimentos y las farmacias, señala una nota de AFP

Según un estudio de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba), al menos 18% de los 110.000 negocios de la capital cerró definitivamente desde que comenzó la pandemia.

La actividad de hoteles, gimnasios, lavaderos de autos y peluquerías no ha sido autorizada hasta ahora, y los restaurantes solo pueden funcionar en modalidad de delivery.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...