Carta Lectores > OPINIÓN

Aduana de nadie: cero control

Tiempo de lectura: -'

17 de marzo de 2020 a las 15:54

Por Gastón Turnes 

El pasado febrero me fui de vacaciones con mi familia y dos familias amigas más a Florianópolis. Llegamos a Rio Branco a eso de las 17 horas del 20/2. Como siempre estuve acostumbrado en las aduanas bajé con toda mi familia (mi esposa y tres hijas de 7, 5 y 1 año).

Al entrar a la parte de migraciones, me pidieron que no entraran mis hijas porque hacían ruido y no se podía escuchar.  Entonces se fueron a esperar al auto, me sellaron los pasaporte y me fui. Cero control, me podría haber llevado cualquier niño/a.

Lo que agrava más la situación es que fui en auto ajeno y para eso lleve un poder (como lo indica la página de migraciones) que no me pidieron. Solo necesité la libreta del auto que no estaba a mi nombre. Cero control, me podría haber llevado cualquier auto. El auto lo estacione al costado sobre una zanja, nunca nadie me lo fue a mirar a ver qué o a quién llevaba. La situación de las otras familias fue igual. Cero control, se podrían haber llevado cualquier niño/a. 

Lo mismo paso con familiares que fueron y al consultar a otras personas que han viajado últimamente. A todos le pasó lo mismo, recibieron cero control por parte de Aduana/Migraciones.

Para enviarnos una carta: Web: https://www.elobservador.com.uy/servicios/carta-de-lectores Correo: Cuareim 2052, Montevideo (CP 11800), Uruguay E-mail : lectores@observador.com.uy Fax : 2924 4507
Es imprescindible que las cartas se firmen con nombre, apellido y que se proporcione número de cédula de identidad o credencial cívica. También debe constar dirección y teléfono de su autor. El Observador se reserva el derecho de resumir o extractar el contenido de las cartas y de publicar las que considere oportunas.

A la vuelta nos avisaron unos amigos que volvieron antes, que Aduana (si se puede llamar Aduana, porque no cumple las funciones) y Migraciones habían cambiado para la terminal de Río Branco (aún no hay cartel en la carretera que avise del cambio).

Por ende al llegar a la terminal a la vuelta, dejé a toda mi familia en el auto en el estacionamiento, fui yo solo con los pasaportes hasta el recinto de Migraciones (que es como un local más de la terminal/shopping a 100 metros del estacionamiento) y me sellaron los pasaportes. Cero control; me podría haber llevado a cualquier niño/a.

No tengo que agregar que el auto nadie lo revisó ni me pidieron el poder. Cero control, me podría haber traído cualquier auto. Mismo fue el caso de mis amigos; es más, unos pasaron de madrugada y tiraron los papeles de migración por un buzón.

La aduana de Brasil exactamente igual, cero control; pero lo que busco cambiar con esta carta son los controles de mi país.  Me genera una gran preocupación saber que cualquier niño/a puede ser pasado por la Aduana sin ningún control, y después nos horrorizamos cuando desaparece algún niño/a; pero los controles no existen, o lo que es peor existen y no se aplican.

Espero que las nuevas autoridades puedan poner foco en mejorar el funcionamiento en las fronteras.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...