26 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
12 de marzo 2019 - 5:04hs

La firma logística Carboclor -que Ancap gestiona en Argentina- terminó el 2018 con una ganancia de 223,1 millones de pesos argentinos (US$ 5,9 millones al tipo de cambio cierre de ese año), según la información enviada por la compañia a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

La compañía no tenía un año positivo desde 2012 cuando había ganado US$ 2,9 millones.

Ese fue el año en que se cortó una racha de cuatros años consecutivos de ganancias y se dio paso a un período de sangría que no se detuvo hasta el año pasado, en la que se habían acumulado pérdidas por US$ 66 millones.

Más noticias

La firma atravesó un duro 2017 que terminó con pérdidas por US$ 32 millones, el peor resultado al menos desde 2003 y que casi duplicó al rojo de US$ 18 millones de 2016.

Para cortar con los resultados deficitarios de este negocio, el Directorio del ente decidió declararse en concurso preventivo en diciembre de 2016 y luego bajar la cortina definitivamente a la pata industrial (producción de solventes), para solamente quedarse con el giro del negocio logístico del puerto de Campana en Buenos Aires que mantiene en la actualidad.

 

Balance 2018

En los próximos días, Ancap divulgará su balance del ejercicio 2018, que volverá a cerrar con ganancia como ya lo hizo en los dos ejercicios previos. Durante el primer semestre, la empresa obtuvo un azul de US$ 52,6 millones, aunque parte de esa utilidad se diluyó durante el último trimestre del año pasado por el incremento que tuvo el precio del petróleo en los mercados internacionales. 

Durante la presentación del balance de la primera mitad de 2018, su presidenta, Marta Jara, el gerente general Ignacio Horvath, y del área económico-financiera, Gustavo Mayola, destacaron la mejora del ente en la mayoría de los indicadores de gestión, así como la perfomance de las empresas vinculadas, que por primera vez alcanzaron utilidades por casi US$ 6 millones desde que la nueva administración tomó las riendas del ente estatal. El único negocio que todavía sigue siendo un dolor de cabeza para Ancap es el Pórtland, donde ha logrado mejoras, pero insuficientes para revertir sus pérdidas. 

 

 

Temas:

ANCAP

Seguí leyendo

Te Puede Interesar