Agro > CAMPO & NEGOCIOS

Angus Elite alcanzó un máximo de US$ 7.200 por el 50% de un vientre

El 5° remate especial de la raza, realizado en el marco de la Expo Prado 2018, ofreció nueve productos de alta calidad 

Tiempo de lectura: -'

12 de septiembre de 2018 a las 22:27

Con ventas casi totales, el martes 11 se desarrolló el 5º remate anual Angus Elite, organizado por la Sociedad de Criadores de Angus del Uruguay, en el marco de la 113ª Exposición Internacional de Ganadería de la Asociación Rural del Uruguay, la Expo Prado 2018.

El precio máximo fue para un vientre de la salteña Bayucuá, que se colocó a US$ 7.200 el 50%.

Además, un vientre de la cabaña Caraguatá –de Frigorífico Modelo SA– y de Rancho Yúbely –de César Musselli–, se comercializó por US$ 4.800.

Otro ejemplar de la cabaña San José del Yerbal, de José Armentano e hijos y Soc. C. Agraria, se colocó a US$ 4.320, en ese caso por el 50%.

En tanto, otro animal de la cabaña Paso de Lugo, de Ricardo Laborde, fue adquirido a cambio de US$ 4.200.

Otro valor destacado fue para un vientre de estancia Las Rosas, vendido a US$ 4.080.

Por su parte, un ejemplar de la cabaña San José, de Juan Pablo Pérez Frontini, se colocó a US$ 3.360, pero por el 50%.

También se vendió una hembra de San Rafael, de Vasco Pampeano SRL, a US$ 2.760.

Finalmente, la cabaña La Competencia, de Jacques Grumbacher, obtuvo US$ 2.400 por el ejemplar que negoció. 

La comercialización estuvo a cargo del escritorio Zambrano & Cía. Su director, Gerardo Zambrano, expresó que las ventas cumplieron con su objetivo, que tiene que ver más con la calidad que con la cantidad.

“Creo que el mercado –pese a sus dificultades– lo que es bueno lo destaca y lo premia y, por ende, saca valores muy importantes.Quedamos muy conformes”, señaló en diálogo con El Observador luego de la comercialización.

En este sentido, hizo hincapié en que la parte comercial en la Expo Prado es “un complemento” y no el objetivo en sí.

Entonces, agregó, cuando sale un producto destacado, como un Gran Campeón, “ahí encuentra el mercado, pero no es una referencia comercial que explique lo que pasa”.

Estos remates de elite “son comercializaciones coyunturales, distintas a lo que son las ventas tradicionales de la exposición y que, justamente, se hacen para vender vientres de calidad y no de volumen”, explicó.

En este sentido, expresó que “los productores son realmente admirables, porque a pesar de las dificultades y del momento concurren, participan e invierten. Eso es lo más admirable de todo”.

Por su parte, Álvaro Díaz Nadal, presidente de la gremial de criadores, expresó a El Observador que las ventas estuvieron muy bien. “Teníamos muchas expectativas porque era la primera vez que hacíamos un remate previo a la jura y eso conlleva una cuota de riesgo, que te vaya muy bien o no tanto”, señaló. 

Desde su punto de vista, “las ventas se concretaron a muy buenos precios, fluidas y rápidas”.

“Fue una comercialización muy amena. Quedó un animal sin vender, una ternera. En general hubo conformidad por parte de los vendedores, de los rematadores y fue una buena decisión la tomada por la Sociedad”, finalizó. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...