Estilo de vida > BLOG DELICATESSEN

Bocados que valen más que mil palabras

Gastón Ylicich no necesita mostrar su curriculum para crear una experiencia extraordinaria

Tiempo de lectura: -'

24 de diciembre de 2019 a las 05:02

Por Alva Sueiras

Gastón Yelicich es uno de esos pocos chefs que prefiere que los platos hablen por él. No es habitual encontrar cocineros que eviten recurrir a su abultado y notable currículum, saliéndose de la línea discursiva en torno a su filosofía en la cocina. Gastón te pone el plato delante y te observa. Lo admiro por eso. También por la patriada de mantener abierto su restaurante durante todo el año en Punta del Este, recordándonos que las bondades del destino sobreviven a la temporada.

Muy cerquita del faro ubicado en la península, haciendo chaflán entre las calles 2 de febrero y Capitán Miranda, asoma Cuatro Mares, el refugio gastronómico desde el que Gastón eleva el producto a categoría de rey. Los amplios ventanales muestran una sala amplia, acogedora y pensada al detalle, primando la comodidad y privacidad del cliente, sobre la capacidad real del salón. 

Hace pocas semanas fui a visitar el restaurante con motivo de la firma del Pacto Oceánico, mediante el cual los cocineros adheridos se comprometen a apostar por la pesca artesanal, local y sostenible. Dada la coyuntura, la consigna fue que el menú incluyera algunos platos donde la pesca local estuviera presente. Con sumo agrado, aproveché la sugerencia de sentarme en la barra baja, ubicada frente a la cocina desnuda a la vista. 

El petit festín arrancó con un surtido de panes atesorado al abrigo de una servilleta bordada, donde destacó con nota la focaccia de olivas negras. El sommelier de la casa, Daniel Mier -que dicho sea de paso, vale su peso en oro-, sugirió el Albariño del año de la Bodega Oceánica Jose Ignacio, que transitó con acierto todos los platos integrados en la velada. 

La degustación dio comienzo con una empanada de provolone con cebolla caramelizada a la que le siguió un notable tiradito de anchoa curada con sal y azúcar, hinojo, gajos y ralladura de piel de naranja y cebolla colorada. A continuación un bocado sencillo y delicioso a base de caviar nacional Black River dispuesto sobre medio huevo cocido. El paladeo siguió su curso con una suave y maravillosa crema de mejillones con azafrán. Por último, y previo al postre, degusté una muestra de pasta casera con un original ragout de camarones. Para redondear la noche, acompañé el café con una extraordinaria quenelle de chocolate amargo.

La experiencia fue, una vez más, impecable. Y es que, como bien sabe Gastón, hay platos que en paladar, valen más que mil palabras.

Cuatro Mares
2 de febrero y Capitán Miranda
Punta del Este, Maldonado (Uruguay)
Tel: +598 4244 8916

*Esta nota fue originalmente publicada en Blog Delicatessen.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...