Polideportivo > INFORME

Cayeron reinados y el deporte uruguayo tiene nuevos campeones

Fue un año de estrenos en el primer lugar de los podios. Equipos que desafiaron lo que parecía establecido: ciclos ganadores que acumulaban años de títulos

Tiempo de lectura: -'

15 de diciembre de 2018 a las 05:03

Fue a comienzos de octubre cuando Florencia Niski lideraba a Bohemios en la serie final femenina de básquetbol. Florencia tiene 16 años y Malvín llevaba saliendo campeón toda su vida, sin exagerar. La cuenta se terminó en 15 campeonatos consecutivos. 

Un mes después se dio un hecho inédito, la final del campeonato de rugby se definía con tiros a los palos. Por un lado Old Christians (OCC) con tres campeonatos seguidos y siendo el segundo equipo más ganador de la historia. Por el otro Trébol, un equipo de Paysandú que en los últimos años había llegado a semifinales pero que era la primera vez en su historia que disputaba una final. El primero en patear fue Andrés de León de OCC, la pelota fue apenas afuera. Turno para Alejo Durán de Trébol, la pelota apenas adentro. Por primera vez en la historia un equipo del interior salía campeón en rugby, y es necesario remontarse a 1975 para encontrar un campeón que no sea OCC, Old Boys o Carrasco Polo.

Noviembre terminaría con otra racha ganadora, los hombres de Scuola Italiana daban el batacazo y le ganaban a Colegio Alemán en la final por el torneo de handball. Alemán iba por el noveno campeonato al hilo. Por su parte, las mujeres de Scuola, rompían cinco años de alternancia entre Goes y Layva para volver a ser campeonas. Desde 1983 que una misma institución no ganaba los dos campeonatos.

La historia del deporte está llena de dinastías o duelos entre dos que marcan un tiempo, una era. ¿Cómo se logra perpetuar una hegemonía durante tanto tiempo? ¿Qué tienen los equipos que logran salir campeones tan a menudo, y qué tienen aquellos que cortan con el dominio?

Básquetbol femenino

Es mucho tiempo 15 años, eso es indiscutible. Pero en deporte puede llegar a ser toda una vida deportiva. Tres lustros fueron la cantidad de títulos acumulados por Malvín. Sabina Bello, jugadora todos esos años y además parte de la selección uruguaya, explica que el club playero “fue durante años el único que contaba con un proyecto sólido de básquetbol femenino. No sólo tenía formativas,  sino que les brindaba a las jugadoras las mejores condiciones para desarrollarse. Si bien había más clubes, no hubo ninguno que sostuviera un proyecto durante tanto tiempo y de forma ininterrumpida. Las diferencias entonces eran muy grandes”.

Enrique Berhouet es el entrenador de Bohemios y analiza el fenómeno de Malvín en la misma línea que Bello: “Malvín tenía ganas y quería. Me ha pasado de presentar algún proyecto y encontrar clubes que no querían. Malvín quiere y le interesa. Quince años se sostienen con jugadoras, infraestructura, apoyo dirigencial y entrenadores. Los entrenadores de Malvín además solían entrenar la selección, eso hacía más fácil arrimar alguna jugadora del interior del país al club”. 

Berhouet comenta que Malvin se encuentra en un recambio, si bien la base del plantel son jugadoras campeonas, este año buena parte eran juveniles haciendo sus primeras experiencias. Bohemios también tenía un plantel muy joven, pero esa falta de experiencia le terminó jugando a favor. Cuenta su entrenador: “Hablando con otros entrenadores de equipos, conversábamos que al momento del cierre de partidos parejos, algunos equipos se caían. Algunas jugadoras estaban acostumbradas a que siempre ganaba Malvín”.

La interrupción de los campeonatos para Sabina no significa nada: “Estamos convencidos de que seguimos por el camino correcto. Se cortó una racha pero no un proyecto que tiene pasado, presente y futuro. Para el básquetbol femenino son buenas noticias el hecho de que haya más clubes que quieran sumarse, y trabajar en serio. Lo disfrutamos todos”.

Berhouet no esperaba este éxito tan temprano, “las chiquilinas mostraron un nivel de excelencia inesperado y una madurez no muy acorde a su corta edad”, comenta el entrenador. Además agrega: “Bohemios tiene muchas dificultades, pero tiene unas juveniles muy interesantes, estamos en las finales de la U15 y U19. A pesar de todas las dificultades el club quiere seguir. Por el nivel de la liga, Bohemios tiene plantel para estar dentro de los tres mejores equipos del país”. 

Juliana Dibarboure, una de las más experientes del plantel de Bohemios, y con pasado en Malvín, explica el éxito por la coincidencia de tres niñas “súper talentosas”: Josefina Zeballos, Florencia Niski y Camila Kirschenbaum (actualmente en Defensor Sporting). “Si las chicas que están ahora siguen jugando, Bohemios tiene chance de seguir peleando. Ojalá que puedan trascender nuestro medio, y crecer jugando en el exterior”, culmina diciendo Dibarboure. 

Handball

El handball masculino fue otra disciplina donde se terminó un largo reinado. Luego de varias finales jugadas y en algunas de ellas perdidas por muy poco, Scuola Italiana venció a Colegio Alemán y cortó ocho años de campeonatos federales. Rodrigo Botejara, jugador de Scuola y de la selección cuenta que para él, este año tuvieron “una determinación para jugar la final que hace tiempo no teníamos. La segunda final fue uno de nuestros mejores partidos del año, era lo que precisábamos para levantar una desventaja de cuatro goles”.

Si bien el objetivo de Scuola es salir campeón, y muchos de estos ocho años estuvieron cerca, Botejara explica: “Después de estar tanto tiempo sin ganar, te hace replantearte algunas cosas, como el entrenamiento, como encarás la semana previa a un partido. Pensarlo y ejecutarlo”. Fue así que decidieron mejorar la calidad de los entrenamientos, agrandar el grupo con nuevos talentos que refuercen a los que ya estaban y encontrar la madurez como grupo.

Por otro lado, Alejandro Velazco jugador de Alemán y también de la selección, explica por qué perdura tanto en el tiempo su equipo: “Lo que tenemos en Alemán es más que los ocho años consecutivos. De los últimos 15 perdimos tres, ganamos 12 y hubo un solo año que no llegamos a finales. Lo más importante es la identidad generada, en todo ese tiempo los jugadores cambian, pero la mentalidad se mantienen. Eso hace lo que somos y los que nos representa”.

Lejos de desmotivarlos este segundo puesto, Velazco cuenta que les renueva la ilusión. “El primer año que jugué en Alemán fue luego de perder una final con Scuola hace nueve años, recuerdo un equipo muy motivado”, dice el jugador, que culmina: “Siempre pensamos en ganar cada año. Ahora queremos ganar el que viene, no importa que sea el quinto consecutivo o el primero”. 

En la rama femenina Scuola volvió al título luego de seis años. En el medio llegó a definir algunos campeonatos, pero hacía tres años que la final era cosa de dos: Goes y Layva. Además en el camino al título, Scuola debió enfrentar a los dos, a Layva en semis y Goes en la final, Daniela Mata su entrenadora lo describe como algo “enorme” considerando que son los equipos más sólidos en Uruguay.

Mata cree que la clave de su equipo fue la solidez con la que jugaron, producto de varios años manteniendo una base y un estilo de juego. “Los últimos 10 años nos hemos rotado entre nosotros tres, han llegado a jugar semifinales San Pablo, AEBU o Malvín. Pero en breve creo que puede llegar a cambiar, los otros equipos han crecido un montón, nos han planteado partidos difíciles y no estamos despegados de ninguno de esos tres”, comenta la entrenadora de Scuola.

Goes además tiene un récord interesante, hace nueve años que juega las finales ininterrumpidamente. Nueve años definiendo el campeonato no es algo sencillo, Alejandra Scarrone una de sus jugadoras insignas, lo explica a través de la seriedad con la que encaran año a año. “Lo tomamos de manera profesional, entrenando fuerte, por eso siempre estamos definiendo. Siempre nos motivó estar en las finales y también llegar a los torneos panamericanos de clubes. Eso sumado a un entrenador exigente que nos lleva a la constancia”, dice Scarrone que acaba de disputar el premundial con la selección uruguaya. 

Daniela Mata agrega hablando de Goes: “Se nota que hay muchísimo trabajo del equipo y el entrenador en construir en un estilo de juego. Propusieron defender 3-3 cuando nadie lo hacía en categoría mayores, ellas lo implementaron y lo hicieron muy bien. Después de todos estos años los pilares se han mantenido, y logra que el juego no tenga fracturas. La juventud se lo toma con mucha seriedad y responsabilidad”. 

Rugby

Para el espectador no tan asiduo al rugby, escuchar el nombre de Trébol puede sonar sorpresivo. Pero aquellos que están en el ambiente saben que la institución de Paysandú hace años que toca la puerta de una gran final. Es un equipo muy particular, con parte de sus integrantes en Paysandú y otra en Montevideo, duplican tareas. Así tienen un cuerpo técnico en Paysandú y otro en la capital, y cada fin de semana se traslada la parte del equipo que sea necesaria, si juegan de visitante vendrán quienes estén en el litoral y viceversa. A eso sumarle dos gimnasios y también dos sedes.

Su capitán es Arboleya, ex jugador de los Teros también. Dice que este año “la experiencia en instancias finales, la cantidad de jugadores en el equipo y un poco de suerte” fueron los factores para que se diera el campeonato. “Debemos tener el presupuesto más alto del rugby por los traslados. Yo te diría que incluso más que algunos equipos de fútbol de la B”, piensa Arboleya que también le encuentra un aspecto positivo a tantos traslados: “Sirven para hacer grupo, hay muchas experiencias compartidas”. A eso hay que sumar “mucha cultura de trabajo. Hacemos todo en base a trabajo nuestro. Por ejemplo tenemos las fiestas que organizamos para recaudar que nos hacen trabajar mucho”, dice su capitán. 

Trébol se ha convertido en el club de rugby referente en el interior, logrando una buena afluencia de jugadores de varios departamentos, de alguna manera tratando de compensar la falta de un colegio que brinde nuevos talentos, como la mayoría de equipos capitalinos. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...