Ciencia > Inversión

Científicos insisten a los candidatos: "Hay que invertir más" en ciencia y tecnología

Hoy se invierte el 0,35% del Producto Interno Bruto; piden llegar por lo menos al 1%

Tiempo de lectura: -'

06 de noviembre de 2019 a las 15:46

El presidente de la Academia Nacional de Ciencias, Rafael Radi, dijo que el próximo gobierno debe invertir más en ciencia y tecnología.

En esta campaña electoral la academia elaboró un documento que se envió a todos los partidos políticos. Luego, los científicos tuvieron reuniones con el asesor del Frente Amplio, Ramón Méndez, y del Partido Nacional, Pablo Da Silveira, para discutir sobre la importancia que tiene para el país aumentar la inversión en esta área.

"Hay que convencer de que hay que invertir más en ciencia y tecnología”, comentó. Según Radi, hoy se invierte el 0,35% del Producto Interno Bruto (PBI). “Lo mínimo que se exige es un 1%. En Europa y otros países desarrollados, como Corea del Sur, están por encima del 3%”, agregó.

En 2014, los candidatos presidenciales de entonces –Tabaré Vázquez, Luis Lacalle Pou, Pedro Bordaberry y Pablo Mieres– firmaron un documento en el que se comprometían  a tender al 1%. “No se cumplió. Lo único que se cumplió fue la creación de una Secretaría de Ciencia y Tecnología”, comentó Radi.

Nueva sede

La Academia Nacional de Ciencias inauguró este miércoles la quinta Vaz Ferreira como su nueva sede, un “espacio de calidad” que servirá para la reflexión y el desarrollo de la ciencia en el país. Hasta ahora no tenía sede. Funcionaba en el Ministerio de Educación y Cultura o en espacios cedidos por la Universidad de la República.

Declarada Patrimonio Histórico Nacional en 1975, la casa conserva inalterado el diseño de sus ambientes principales realizados por el pintor Milo Beretta, basados en pautas estéticas de Pedro Figari.

“Lo más importante es que se rescata un lugar muy bello, emplazado en un hermoso barrio de Montevideo. Combina una arquitectura tradicional con salas de reuniones y un jardín notable donde se pueden desarrollar actividades académicas”, comentó Radi a Cromo. Hasta ahora este espacio era utilizado para actividades artísticas. “Ahora se suma la ciencia”, agregó el presidente de la Academia.

La Academia está compuesta por 28 integrantes. Ayer se sumaron cuatro nuevos, dos de ellos uruguayos: Franklin Riet, que trabaja en salud animal y su institución de referencia es el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), y Eduardo Mizrahi, un biofísico que se desempeña en el área de redes neuronales en la Facultad de Ciencias.

Por primera vez se incorporan dos miembros extranjeros: uno es el bioquímico argentino Armando Parodi, uno de los últimos discípulos del Premio Nobel de Química Federico Leloir. Y el otro es Eduardo de Robertis, que se recibió en Uruguay de médico, y desarrolla actividades en la Universidad de California en Los Ángeles en el campo de la embriología.

 

Una década de historia

Además de esta inauguración, los científicos celebraron los 10 años de la creación de esta academia que fue aprobada con el voto unánime de la Cámara de Senadores y de Diputados. Sus integrantes son expertos de todos los campos del conocimiento: sociales, tecnológicos, de agroveterinaria, medicina y ciencias naturales y exactas.

Si bien su fecha de nacimiento es del 2009, empezó a funcionar en 2011. “Llevó dos años constitituir el primer núcleo de 15 académicos de los 30 que la academia puede completar”, comentó.  Los miembros activos pueden permanecer en la academia hasta los 75 años. Luego de esa edad, se pasa a la categoría de emérito y el cargo queda vacante para un científico más joven.

La misión de la academia por un lado tiene el cometido de reflexionar sobre el rol que ocupa la ciencia y la tecnología para el desarrollo del país. Además, cumple funciones de asesoramiento del Poder Ejecutivo y Legislativo, de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, de los entes autónomos y otras instituciones de investigación que la quieran consultar.

Por ejemplo, en este momento trabaja en una comisión con el Ministerio de Industria y Minería en el tema del fracking, la perforación hidráulica para la obtención de hidrocarburos.

Además, la Academia tiene funciones propositivas. El último trabajo fue la elaboración de un documento que fue enviado a todos los candidatos presidenciales acerca del lineamiento de una política de ciencia y tecnología con miras al futuro.

“Y juega un rol importante de difusión de la ciencia y elabora actividades”, comentó Radi. El científico resaltó los programas que buscan conquistar a científicos jóvenes. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...