13 de junio 2024
Dólar
Compra 38,25 Venta 40,45
15 de enero 2023 - 5:04hs

La Unidad GRAS del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) monitorea y comparte con los productores rurales información sobre el clima, que en muchas ocasiones son de ayuda para tomar decisiones de manejo de los campos, sostuvo Guadalupe Tiscornia, coordinadora de la unidad, quien en diálogo con El Observador explicó qué se prevé en materia meteorológica para enero, febrero y marzo.

El campo uruguayo pasa por el tercer año consecutivo de sequía, lo que ha afectado diversas actividades productivas.

Más noticias
Guadalupe Tiscornia.

¿Qué previsiones climáticas hay para el primer trimestre del año?

En INIA nos basamos en los pronósticos que se elaboran a nivel nacional e internacional. Consultamos mucho las perspectivas trimestrales que elabora el IRIS, Instituto de Clima y Sociedad de la Universidad de Columbia, de Estados Unidos, que está mostrando para enero, febrero y marzo que, ahora, por primera vez se rompe esa tendencia que veníamos viendo de mayores probabilidades a menores lluvias.

Hasta el trimestre pasado se observaba se venían viendo mayores probabilidades de que las precipitaciones fueran menores a lo normal. En la ultima actualización esa tendencia se rompió en términos generales, lo cual es una buena señal. Que no se siga evidenciando que hay probabilidad de que llueva menos es una buena señal.

A nivel de temperaturas se sigue observando lo mismo, mayores probabilidades a que las temperaturas promedio estén por encima de lo normal

¿Qué sería lo normal en términos de temperatura?

En general es bastante variado a nivel país. La temperatura del aire en enero va mas o menos entre 26 y 23°, en febrero baja un poco y va entre 23 y 24°. En marzo mas o menos entre 22 y 23°. Enero llega hasta 26. Esto indica que en términos generales para este trimestre estarían por encima de lo normal.

¿Cómo ha evolucionado en promedio la temperatura del aire con los años?

Depende mucho de la estación que se analice, por zona del país. A nosotros en el agro lo que mas nos juega es la variabilidad que hay entre año y año. Más allá de tendencias de largo plazo de aumento de uno o dos grados o aumento o baja en las precipitaciones lo importante es como cambia entre años.

Hay una incertidumbre todos los años, algunos eneros llueve mas y en otros menos. En algunos años las temperaturas están como se esperaría pero hay heladas tardías, por ejemplo, que eso te mata para algunos sistemas productivos.

Lo que más nos juega en el agro es la variabilidad que es un fenómeno bastante normal. Con el cambio climático se acentúan algunos efectos. La variabilidad siempre estuvo presente y es con lo que tienen que lidiar los productores agropecuarios todos los años.

¿Qué monitoreos hace la Unidad GRAS de INIA?

Hacemos monitoreo en base a los datos de las estaciones meteorológicas del INIA, que están distribuidas en todo el país.

A nivel de precipitaciones elaboramos mapas junto al Instituto Uruguayo de Meteorología. También calculamos anomalías que son comparar lo que llovió en diciembre con lo que llovió en los promedios de diciembre en una serie histórico y eso da el resultado de si llovió mas o menos de lo esperado.

Disponibilizamos esos productos para que los productores puedan tener la mayor cantidad de información posible al momento de tomar decisiones. Hacemos monitoreos agroclimáticos como de contenido de precipitaciones y contenido de agua en el suelo, cuanto escurre, lo que es importante para recarga de tajamares y cursos de agua.

¿Cómo está actualmente el balance hídrico?

En el mes de diciembre terminamos con contenidos de agua en el suelo muy bajos. Gran parte del país con 30% de agua disponible, cuando la vegetación empieza a sentir estrés por debajo del 50%. A nivel de todo el país se está sintiendo mucho esto, y en algunas zonas del país la situación es muy difícil, con contenido de 10% de agua en el suelo.

No vemos que las lluvias que han caido den para mejorar mucho la situación.

Si llueve próximamente, ¿eso se podría arreglar?

Depende del tipo de suelo será lo que pueda aprovechar de agua que caiga. Idealmente para el agro lo que sirve es que llueva poco todos los días, que sea como un riego digamos. Porque si llueve mucho de una sola vez el agua se escurre y el suelo no llega a absorberla toda de una sola vez. Ahora estamos en una situación bastante complicada también con respecto al agua para el ganado.
 

Temas:

Unidad GRAS INIA Guadalupe Tiscornia Sequía

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos