Estilo de vida > reloj biológico

Consumir café y mate en la tarde altera el ritmo circadiano

Estudios de cronobiología advierten sobre los efectos negativos sobre la salud de consumir bebidas con cafeína en la tarde o noche

Tiempo de lectura: -'

27 de julio de 2020 a las 17:10

Para varios de los uruguayos que no conciben una tarde sin la compañía de un termo de mate. Para los miles de habitantes del mundo que consumen café. Y para todos los que ingieran bebidas con cafeína de manera regular en la tarde o la noche, quizá haya noticias poco gratas.

El sitio web dedicado a divulgar avances de la cronobiología, Chronobiology, advirtió que consumir “una taza de café en la tarde o noche puede tener efectos negativos para la salud que los amantes de la cafeína no son conscientes”. Las consecuencias afectarían, principalmente, el ritmo circadiano.

“El cuerpo de los humanos y otros mamíferos liberan hormonas que causan somnolencia, vigilia y otros estados mentales durante un día. Estas hormonas no solo afectan nuestro estado mental, sino que también afectan nuestras células de diversas maneras. Se ha encontrado que una gama diversa de enfermedades, desde diabetes hasta enfermedades cardíacas y cáncer, está relacionada con interrupciones en los relojes internos que regulan cada proceso en nuestro cuerpo”, detalló el artículo.

No obstante, explicó que también lo que se ingiere puede afectar estos ritmos circadianos. En ese sentido, la cafeína resulta un estimulante para aumentar la vigilia y el estado de alerta. Eso se genera, en parte, por el efecto que tiene la cafeína sobre la hormona melatonina.

“La melatonina es responsable de una variedad de procesos relacionados con el sueño, como quedarse dormido, permanecer dormido y moverse a través de los ciclos de sueño de una manera que permita un sueño reparador y de calidad”, se afirmó desde Chronobiology.

Pero todo depende del momento del día en el que se consuma la bebida con cafeína. “Cuando se toma por la noche, el efecto de la cafeína sobre la melatonina es especialmente dramático”, sentenció el artículo y ejemplificó que una sola taza de café o té puede retrasar la liberación de la hormona en juego y retrasar así el reloj interno. Eso “hace que levantarse al día siguiente sea más difícil que nunca”, agregó.

Y si eso se sostiene en el tiempo, complementó, la interrupción del ritmo circadiano puede convertirse en un ciclo negativo: “Las personas que no duermen bien usan cafeína para compensar, lo que interrumpe aún más sus ciclos de sueño”, expuso. Además, el artículo puntualizó que los estudios recientes encontraron una correlación entre los cronotipos de los noctámbulos y la ingesta de cafeína. “Muchas personas que piensan que son noctámbulos pueden simplemente necesitar tomar menos café y adoptar un patrón de sueño saludable”, concluyó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...