Estilo de vida > estilo de vida

Crónica de la visita de un consagrado del mundo del vino

El experto británico Tim Atkin recorrió varias bodegas y elogió la evolución de la vitivinicultura local  

Tiempo de lectura: -'

27 de enero de 2020 a las 05:00

El mundo del vino tiene sus reglas y sus condecoraciones. Entre quienes lo habitan, existe un selecto grupo de profesionales que ostenta el título de Master of Wine, una distinción otorgada por un prestigioso instituto con sede en Londres, tal vez el máximo referente mundial en la materia.  
Hay tan solo 389 personas en todo el mundo que pueden incluir las letras MW en su tarjeta de presentación. The Institute of Master of Wine dice en su sitio web que cada uno de ellos ha demostrado “el más elevado conocimiento y habilidad en el arte, la ciencia y el negocio del vino”. Las bodegas quieren mostrar sus mejores etiquetas a estos consagrados del vino y Uruguay recibió hace pocos días la visita de uno de sus más importantes representantes, el británico Tim Atkin.  

La visita fue posible gracias a las gestiones realizadas por Wines of Uruguay, la asociación de bodegas exportadoras. Al atardecer del lunes 13, los representantes de esos emprendimientos familiares le dieron la bienvenida a Atkin en Baco, un bar especializado en vinos ubicado en Punta Carretas. El británico hizo memoria y recordó que la última vez que visitó Uruguay fue a comienzos de la década del 2000. Queda muy poco del estilo de vinos uruguayos de aquel entonces. La industria vitivinícola creció y mejoró muchísimo durante los últimos veinte años gracias a la apuesta por la calidad y el desarrollo de nuevas variedades. 

Había algunos bodegueros veteranos que conocieron al británico en aquella época, pero Tim fue recibido mayoritariamente por las nuevas generaciones de esos emprendimientos familiares. Quienes están hoy al frente de las bodegas iban a la escuela o al liceo cuando Atkin recorrió los viñedos de aquel país en crisis. La ansiedad por saber qué balance haría él de la nueva realidad de los vinos uruguayos era inmensa. 

Tim es todo un personaje. Ha ganado innumerables premios, oficia de juez en los concursos internacionales de vino, además de ser fotógrafo y periodista. Sus opiniones generan olas en todo el planeta. Es, por supuesto, un tipo con el que vale la pena charlar. Vive en Londres, pero viaja durante todo el año a las principales regiones vitivinícolas del mundo. Como buen periodista, siempre lleva una libreta en su mano. Hay un montón de historias por descubrir entre las anotaciones que realiza mientras recorre viñedos en diferentes continentes y comparte cenas con los productores entre copas.  

Mientras disfrutaba la vista privilegiada al barrio Punta Carretas, Atkin conversó en forma distendida con los bodegueros. Es uno de esos tipos a los que les gusta escuchar a la gente. Hizo muchas preguntas, y no sólo acerca de los vinos. Quiso saber, por ejemplo, por qué Uruguay lograba mantener su estabilidad en medio de una región tan convulsionada. 

El martes 14, el británico comenzó a recorrer las rutas uruguayas rumbo a los emprendimientos familiares. Muy temprano a la mañana, Tim disfrutó del mate y de la música de Jorge Drexler de camino a la bodega De Lucca, junto a Agostina De Lucca y Gabriela Zimmer, quien trabaja en conjunto con las bodegas para promocionar el vino uruguayo en el exterior. Esa fue la primera de las muchas visitas que lo llevaron a los sitios referentes del vino en el país: Canelones, Colonia, Maldonado, Montevideo y Rivera, a donde viajó en avioneta y fue recibido en la bodega Cerro Chapeu por Pía Carrau.  

Fue sencillo seguir los pasos a Tim durante su estadía en Uruguay, pues los bodegueros fotografiaban cada uno de sus pasos y lo compartían en sus redes sociales con la intensidad que un amante del rock and roll haría si estuviese frente a Mick Jagger. 

El jueves 16, Tim dialogó con El Observador mientras disfrutaba de un asado uruguayo en la bodega Marichal. El anfitrión, Juan Andrés Marichal, recibió al británico junto a Zimmer y al presidente de la Asociación de Bodegas Exportadoras, Manuel Bouza.  A Tim le gustó encontrar más diversidad de variedades en Uruguay respecto a lo que había visto hace dos décadas. Elogió los cortes que los enólogos locales realizan con diferentes cepas (¿un consejo para ellos?: “Blend, blend, blend”) y quedó encantado de encontrar buenos vinos con menos pasaje por las barricas de roble. “Lo veo como algo muy positivo. Me gusta el roble, pero cuando el roble domina al vino me gusta menos”, dijo. “Hace 20 años me pareció que los vinos uruguayos top tenían mucho roble, y ahora hay menos. Hay todavía demasiado roble, pero ha cambiado mucho”, sostuvo. Definió al tannat como una variedad muy especial (“me gusta mucho”, dijo), pero celebró que los enólogos no se cierren solamente a la cepa emblema del país. “Albariño no existía acá hace 20 años”, puso como ejemplo. Atkin cree que Uruguay debe aprovechar aún más su posición privilegiada para elaborar vinos atlánticos, que suelen ser delicados y frescos. 

El domingo 19, a punto de abandonar el país, Tim realizó algo así como una evaluación. “Fueron cinco días de recorrida, que no da para tener un panorama definitivo pero una visión bastante completa. Vimos un poco de todo, desde el norte en la frontera con Brasil, en Colonia, Canelones, Montevideo y el este. Veo a los vinos uruguayos como algo distinto, deberían mantener identidad de frescura, delicadeza y balance”, dijo.

Pocas horas después del despegue de Tim, aterrizó en Montevideo Jamie Goode, otro periodista británico especializado en vinos, autor de varios libros e integrante de prestigiosos jurados. Uruguay parece estar en los ojos del Reino Unido, uno de los mercados más importantes del mundo del vino. 

Los países que compiten en el mundo del vino fino saben lo importante que es que un experto como Tim visite sus viñedos. Argentina y Brasil tienen un Master of Wine cada uno, pero Uruguay aún no. De todos modos, hay alguien que aspira a serlo: Gabriela Zimmer. Ella estudió sommellerie en Uruguay y luego continúo su formación en Londres con el diploma WSET. Mientras trabaja junto a las bodegas exportadoras locales, afina la estrategia en busca de intentar llegar a la élite del vino. 

 

(Producción: Martín Viggiano)
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...