Cargando...
Martina Bonaudi, la revelación del Sudamericano

Polideportivo > ATLETISMO

Dedicación, inspiración y constancia: habla el futuro del atletismo uruguayo

Tras participar en el histórico Sudamericano sub 18 de atletismo, Martina Bonaudi, Silvina Gil, Manuela Rotundo, Gonzalo Gervasini, Edgar Rosabal, Malena Saravia y Nazarena Filpo contaron quién los inspiró, cómo entrenan y a qué aspiran

Tiempo de lectura: -'

03 de octubre de 2021 a las 05:02

Malena Saravia hace 100 y 200 metros y entrena en Treinta y Tres sin pista de atletismo, zapatos de clavos ni tacos de partida. Silvina Gil es de Dolores y cada 15 días hace un viaje de cinco horas a Maldonado para entrenar los fines de semana. Gonzalo Gervasini corre martes y jueves por la ruta 48. Manuela Rotundo supo practicar entre caballos y sin luz. Junto a Edgar Rosabal, Martina Bonaudi y Nazarena Filpo los siete fueron protagonistas la semana pasada del mejor Sudamericano de la historia en categorías formativas para el atletismo uruguayo. Fue en Encarnación, Paraguay, y Uruguay ganó cuatro medallas de oro y una de bronce. 

Gervasini conquistó medalla de oro en 1.500 m, Rotundo hizo lo propio en lanzamiento de jabalina, Gil se impuso en salto alto y Bonaudi ganó el 400 m. Rosabal se llevó el bronce en decatlón. Y los que no se subieron al podio mejoraron sus marcas: Saravia en 200 m donde fue finalista (octava) y Filpo en 800 m (cuarto puesto). 

Gervasini, Gil y Rotundo cumplieron con su favoritismo ya que llegaron al torneo como líderes del ranking sudamericano en la categoría. Pero lo de Bonaudi fue uno de los grandes batacazos del torneo ya que estaba 11ª en el ranking. 

Martina Bonaudi, la revelación del Sudamericano

Fue la más chica de la delegación, con 15 años, y es entrenada por Laura González, quien desde hace 11 años trabaja en Defensor Sporting. 

"Empecé por competencias del colegio que hacíamos una vez al año y me iba bastante bien. No era muy buena en los deportes en general, entonces cuando vi que me iba bien en el atletismo empezamos a averiguar con mis padres y nos enteramos que podía ir a entrenar a la pista, entonces a los 11 arranqué con Defensor Sporting", reveló la atleta a Referí

"A Martina me la recomendó una profe amiga del Clara Jackson que tiene un muy buen ojo. Empezó la escuelita con Millie Díaz, hizo diferentes disciplinas, fue a dos Juegos Escolares Sudamericanos y en el de 2019, en Asunción, fue plata en 80 y 150 metros. En este Sudamericano comprobamos que su prueba son los 400 metros donde fue una lucha poderla inscribir. Cuando lo logramos ya había corrido el 100 m (quinto puesto) y se puso súper contenta. Además, en competencia tiene una característica muy especial: sale a romper todo", contó su entrenadora, Laura González, quien se pagó el pasaje de su bolsillo para acompañar a sus atletas. 

"La llevamos muy de a poco, queremos que llegue a adulta con una progresión constante y que siga disfrutando de los procesos", agregó.

Con esa misma mentalidad apunta a seguir trabajando Víctor Bentancor con Silvina Gil, de 16 años. 

"Un atleta olímpico lleva entre ocho y 12 años de trabajo. A Silvina la vi por primera vez en 2019 en Paysandú y cuando la vi saltar, le dije a Daniel Sarmiento que tenía el biotipo ideal para la prueba. Estaba en la escuelita de Richard Puig en Soriano, pero él se especializa en lanzamientos. Un día vino a la pista y le pasé un par de piques. El año pasado, después de la pandemia, los padres me pidieron que la entrenara. Desde entonces le mando los planes de entrenamiento y cada 15 días ella viaja a Maldonado para entrenar intensivo los fines de semana", contó Bentancor. 

Silvina Gil y Víctor Bentancor

"El año pasado llegó saltando 1,55 metros y este año saltó 1,74 m en el Sudamericano de mayores, con 15 años (cuarto puesto). Después fue plata en el Sudamericano junior (sub 20) y ahora oro en su categoría. Nuestra idea es que se estabilice en las marcas, que vaya mejorando de a poco y que siga creciendo", agregó. 

Gil comparte entrenamientos en Maldonado con Lorena Aires, Bruno Yoset, Nicolás Petorozzi, Mauro Pons y Kimberley De Mederos. Varios de ellos medallistas sudamericanos y todos recordistas nacionales. 

"Lo que me atrajo del salto alto fue su complejidad y diferencia con otras disciplinas. Al principio no conocía a nadie, pero ahora mi referente es Lorena Aires y mi meta es llegar a los Juegos Olímpicos", dijo la saltadora. 

Así como Gil tiene a Aires como modelo de inspiración, Gervasini admira a Nicolás Cuestas aunque llegó al atletismo tras jugar como lateral derecho en formativas de Juventud de Las Piedras donde descubrió que más que la pelota le gustaba correr. 

"Siempre me gustó ver correr a Nico Cuestas e incluso durante mucho tiempo solo me compraba la ropa de la marca que él usaba para parecerme a él", contó. 

Así cruzó la meta Gervasini en el 1.500 m

A Rotundo el deporte le viene en los genes. Su padre, Eduardo, fue golero de Paysandú Bella Vista mientras que su madre fue jugadora de vóleibol, deporte que Manuela también practicó. "Siempre me gustó hacer de todo en el atletismo, hice muchas pruebas, en primero de liceo me anotaron a competir en lanzamiento de disco y salto largo, después me vieron en un partido de vóleibol y como la pegada y el saque que tenía eran buenos mi entrenador me invitó a hacer jabalina. Ahí no paré de entrenar", recordó.

En Arequipa 2018 ganó el oro de los Juegos Sudamericanos escolares y este año fue plata en el Sudamericano sub 20 de Lima. Desde Río 2016 sigue y admira a Emiliano Lasa y también a Déborah Rodríguez y Clarisse Bermúdez: "Los tengo de ejemplos y los veo en cada competencia", expresó la pupila de Julio Acosta. Durante la construcción de la pista de sintético de Paysandú tuvo que entrenar en el velódromo, a veces entre caballos y caída la noche, sin luz.  

Manuela Rotundo, oro en jabalina

Rosabal participó en el Sudamericano en calidad de invitado porque es nacido en Cuba y al ser menor de edad (16 años) no puede obtener aún la nacionalización. En decatlón, las tres marcas que tiene en su corta carrera superan con luz el récord nacional de la categoría a pesar de que el mismo no puede ser homologado. Una cuestión meramente formal en un atleta de enorme proyección al que también entrena Laura González. 

"Edgar se formó en Defensor Sporting porque en Cuba solo había hecho unos meses de escuelita. El atletismo lo conoció acá", reveló su entrenadora. "Cuando vino al club lo primero que se sugirió fue que tenía que hacer velocidad y jabalina, pero yo lo veía muy coordinado y me pareció que tenía que hacer pruebas combinadas. Esteban Sosa nos da una mano en garrocha, Popeye (José Rivero) en salto alto y Santiago y yo lo guiamos en el resto de las pruebas", expresó la entrenadora.

"No aspiraba a que me dieran alguna medalla porque era invitado y lo que hice fue dar lo mejor de mí para tratar de mejorar la mayoría de mis marcas ya que tenía competencia y habían mejores que yo", expresó el decatleta. 

Laura González y Edgar Rosabal

Saravia, oriunda de Treinta y Tres, también compite por Defensor Sporting y también es entrenada por Santiago González. 

Malena Saravia, mejor marca personal en 200 m

"Antes del atletismo hice nueve años de patín artístico, tres años de ballet, handball y otras actividades. Cuando me seleccionaron por primera vez para formar parte de la selección del liceo en atletismo me sentí muy feliz; cuando competí en San Carlos en las regionales comencé a sentir algo que nunca había sentido por otro deporte, mucha adrenalina y emoción", contó. 

"Acá en Treinta y Tres nunca tuve a alguien como referencia para poder seguir sus pasos, pero siempre miré a Déborah Rodríguez y la admiro mucho. A Pia Fernández mucho más aunque ella no sea de la rama de la velocidad. Luego de adentrarme más en el atletismo empecé a seguir más de cerca los pasos de Shelly Ann-Frazer Pryce", agregó. 

Nazarena Filpo, gran mejora en 800 m

Del mismo club y con el mismo entrenador crece Nazarena Filpo que en Encarnación mejoró ostensiblemente su marca en 800 m. "Decidí hacer atletismo cuando pasé al liceo, cuando estaba en la escuela hacía handball, pero no era un deporte que me gustara mucho y no me destacaba tanto. Me anoté en atletismo en el liceo, íbamos una vez a la semana a la pista de atletismo y a veces habían competencias entre colegios y participábamos". Ahí la vio González y la sumó al plantel de fusionado. 

Así se formaron siete grandes talentos que rindieron a gran nivel en el Sudamericano para los sub 18 y que ahora asoman como interesantes proyectos para el atletismo nacional. 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...