Seisgrados > City Hunter

Diseñar una solución: Inclusive Factory, una plataforma virtual de moda adaptada

Inclusive Factory es una plataforma virtual que ofrece moda adaptada para personas con algún tipo de discapacidad o que, por alguna razón, necesiten ropa especialmente diseñada

Tiempo de lectura: -'

10 de noviembre de 2019 a las 05:00

[Por Agustina Amorós]

Una necesidad no resuelta en el mercado, una idea que genera la solución y un equipo complementario de trabajo fue lo que gestó a Inclusive Factory, un proyecto que fabrica moda pensada para adaptarse a las necesidades del usuario. Eso es lo que proponen Gabriela Poplavski y Valentina del Llano a través del diseño: mejorar la calidad de vida de sus clientes. El emprendimiento surgió en diciembre del año pasado y cuenta con el apoyo del programa de Capital Semilla de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE).

Se trata del primer emprendimiento de estas características en el mercado local, aunque ya existe en distintos formatos en otras partes del mundo. “Nosotras no inventamos nada”, aclara Poplavski, que ya estaba vinculada al mundo emprendedor con proyectos asociados al e-commerce y que, invitada a participar en un programa de moda y tecnología, viajó a Tenerife donde conoció a un diseñador que tenía una tienda de ropa adaptada. “Me encantó la propuesta. Enseguida pensé que una tienda física no sería adaptable a Uruguay pero sí algo que pudiera confeccionarse a demanda”, dice Gabriela. Volvió con la idea de hacerlo realidad y contactó a través de LinkedIn a Valentina del Llano, una diseñadora dedicada a demi couture –una combinación entre el diseño a demanda y el prêt à porter–. Del Llano, que por su historia personal se había acercado a la realidad de los servicios accesibles, se interesó por el proyecto de inmediato. “Mi papá perdió las piernas, y fue lo que me enfrentó a esa realidad. Vengo trabajando en moda desde hace varios años y concibo al diseño como la capacidad de crear algo nuevo. Supe que podía aportar, desde mi lugar, a personas que no la tienen fácil”, explica.

Fuera del molde

Inclusive Factory ofrece prototipos de diseño que abarcan soluciones a problemas relativamente genéricos, con la posibilidad de adaptarse fácilmente a situaciones específicas. “Diseñamos pensando en personas de alta y baja dependencia, y tuvimos en cuenta las distintas variantes”, dice Gabriela.
Valentina se encargó de idear las posibles adaptaciones para las prendas, pensando estrategias que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas: desde bolsillos especiales para una sonda, cierres en las pantorrillas para poder manipular férulas, elásticos que faciliten la colocación de la ropa, o el uso de imanes como sustitutos de cierres y botones.

“Nosotras tenemos una serie de propuestas, pero la prenda se arma en función de las necesidades del cliente. Basadas en su situación, proponemos soluciones prácticas en las que tal vez no había pensado, pero le facilita el día a día”, comenta Valentina y ejemplifica: “Si la persona está en silla de ruedas, nos aseguramos de que el pantalón tenga la parte de atrás más alta, para cubrir los riñones, pero que adelante sea más baja para que no se generen pliegues por exceso de tela. En caso de que alguien use muletas y tenga independencia para ir al baño, tenemos un pantalón que tiene un elástico que evita que la prenda se caiga al piso. Para personas de alta dependencia buscamos facilitar el trabajo de los cuidadores: creamos prendas que se puedan poner y sacar fácilmente”. Las posibilidades son varias y el aporte es inmenso. Además, como la moldería de las prendas está pensada especialmente, se evitan las costuras o pinzas que generen incomodidad.

Las características del proyecto permiten que todos aquellos que no encontraban una solución en el mercado, puedan hacer uso de esta herramienta: “Adultos mayores, personas con obesidad, enanismo, párkinson, artritis o que transitoriamente tengan algún inconveniente para vestir, como personas ostomizadas o pacientes que estén atravesando un tratamiento complejo”, dice Gabriela. Buscan atender también otro tipo de necesidades: “Tenemos productos pensados sobre todo para niños con trastorno del espectro autista. Puede pasar que tengan dificultades para distinguir el derecho y el revés, y eso genera inconvenientes al vestirse, por lo que creamos la línea Indo, que son prendas completamente reversibles para facilitar la tarea”.

Además de las necesidades puntuales que refieren al diseño, el usuario puede seleccionar a su gusto el color, el tipo de tela o el corte; y una vez que se personaliza la prenda y se hace el pedido, corren aproximadamente diez días hasta la entrega, que se realiza con envío sin costo a cualquier parte del país.
El catálogo de productos incluye camisas, abrigos, pantalones y faldas, y esperan poder sumar nuevas prendas, y cada vez más soluciones, como producto del trabajo en conjunto con los usuarios. “Nuestro desafío es que se animen a comprar a través de la página web. La plataforma está preparada para que el cliente especifique sus medidas, gustos y necesidades, e incluye la posibilidad de subir una foto”, dice Poplavski. Además, inclusivefactory.com es una web accesible: es navegable sin mouse, cuenta con lectura auditiva para los textos y tiene videos demostrativos y testimonios.

Más información en inclusivefactory.com

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...