Nacional > Gira

Dos discursos a 500 metros de distancia con llamados a la militancia a no aflojar

Las fórmulas blanca y del Frente Amplio visitaron Rosario con una hora de diferencia 

Tiempo de lectura: -'

15 de septiembre de 2019 a las 05:00

El silencio de Rosario (Colonia) era la muestra perfecta de que la ciudad estaba en la hora de la siesta. Las bocinas y el jingle frenteamplista cortaron el silencio cerca de las 15 horas de este sábado. Un grupo de frenteamplistas comenzó a agruparse a la entrada de la ciudad que todavía dormía, con autos y banderas para esperar a la fórmula que llegaría para sumarse a una caravana. Unos 40 vehículos siguieron el ómnibus en el viaja Daniel Martinez recorriendo varias ciudades del país y terminaron el recorrido en el parque Durieux, que queda a cinco cuadras del centro rosarino. 

“Vamo arriba”, repetía Martinez luego de cada foto o abrazo. A cinco cuadras de allí, en la plaza de la ciudad, la música del acto del Frente Amplio apenas se oía y sonaba por altoparlante el jingle del Partido Nacional. Al igual que este viernes en Cardona (Soriano), Rosario también fue testigo de dos actos con media hora de diferencia de las fórmulas del Frente Amplio y el Partido Nacional. Esta vez Martinez no se acercó a saludar a Luis Lacalle Pou, como si hizo en Cardona y lo más cerca que estuvo fue a unos 20 metros cuando su ómnibus pasó por la plaza a la que Lacalle Pou recién había llegado y saludaba militantes antes de dar su discurso. 

La candidata a vicepresidenta por el FA, Graciela Villar, se paró sobre ellas pocas baldosas que había en el parque, tomó el micrófono y centró su discurso en pedir ayuda a la militancia. Algo similar hizo una hora después en la plaza de la ciudad la candidata a vice blanca, Beatriz Argimón. 

“Los queremos entusiasmar a que revoleen esas banderas. Con las críticas que muchas veces la gente nos hace que muchas veces tienen razón. Los precisamos a ustedes. Son protagonistas”, dijo Villar a la militancia frenteamplista.

“Lo que nos une tiene que ver con tender la mano, cruzar puentes para encontrarnos con aquellos que piensan distinto a nosotros. Ustedes en esto son una parte importantísima.

Les estamos pidiendo que no nos dejen solos, que nos ayuden con el mensaje. Que militen con sus amigos en el trabajo, donde estudian”, sostuvo Argimón mirando a decenas de votantes blancos, la mayoría con carteles y banderas.

Martínez se seguía sacando fotos y respondía preguntas a periodistas de Colonia cuando Villar comenzó su discurso. Junto a ellos también estaba el referente en seguridad, Gustavo Leal, al que varios vecinos le pidieron “que se cuide” por su tarea como jerarca del Ministerio del Interior. 

Martínez se acercó a la zona delimitada como “escenario” y escuchó el discurso de su compañera de fórmula desde un costado. Cuando fue su momento, la abrazó rodeado de aplausos. 

Al comenzar su discurso se excusó por estar un poco afónico y dijo que controlaría “la pasión en lo exterior pero no en el corazón”. “Vemos la política desde el alma, esa es la gran diferencia con los partidos tradicionales”, sostuvo.

A cinco cuadras de allí, y una hora después, Lacalle Pou agradeció el “silencio” de quienes se habían acercado a la plaza a escucharlos. “El silencio es atención y en nuestros actos valoramos mucho el silencio y la atención porque nosotros venimos acá a entregar lo que somos”, dijo.

En su discurso, Martinez insistió con que la riqueza no implica sólo crecer económicamente. “Si esa riqueza no se distribuye, ahí no sirve para nada”, sostuvo y abogó por buscar la “igualdad”. 

Para Lacalle Pou, en tanto, “la riqueza se genera en el sector privado” que hace que "se invierta e industrialice”. 

El candidato blanco pidió que se termine “el malgasto de los fondos públicos que los uruguayos pagan con impuestos”. “Tenemos que desandar el camino del lastre que tienen los uruguayos que pierden”, sostuvo y afirmó que “se puede ahorrar y administrar los recursos”. 

“Que no me vengan con el cuco los que tienen miedo de perder el poder porque están apoltronados en un sillón”, críticó.

Martinez, por su parte, dijo que no creía que “blancos y colorados se levantaban cada día a ver cómo embromar al otro”. “Le erraron, les faltó saber lo que pasaba y tuvieron falta de humildad”, cuestionó y aseguró que los gobiernos de la oposición “no dan certezas”. 

El candidato del Frente Amplio afirmó que dedica “a hablar mal de los otros”. Minutos después, Lacalle Pou manejó un concepto similar y aseguró que lo “peor” que podía hacer era ir a Rosario “a insultar”. 

A 500 metros de distancia, ambas fórmulas se tomaban fotos y repartían besos y abrazos a militantes que los habían ido a escuchar. Los discursos de Lacalle Pou y Martínez tuvieron como foco las oportunidades, el primero pensando en las que cree que vendrán y el segundo en las que entiende que ya hay pero que deberán profundizar. Y los militantes de uno y otro lado los saludaban con la misma convicción de que la bandera que llevaban en sus hombros era la que iban a ondear el 1 de marzo. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...