18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
9 de mayo 2023 - 5:04hs

Guido Manini Ríos pidió el ascensor a las 17:55 con una posición personal tomada.

Junto a su esposa y ahora senadora Irene Moreira, el líder de Cabildo Abierto fue el último en salir desde el piso 4 del Anexo del Legislativo hacia la Mesa Política de su partido, con la interrogante todavía abierta sobre si permanecer o no en la coalición de gobierno

Más noticias
Manini Ríos e Irene Moreira piden el ascensor para partir hacia la Mesa Política de Cabildo Abierto

El excomandante en jefe del Ejército, sentado en la cabecera desde la sala del segundo piso de la sede cabildante sobre San José y Aquiles Lanza, presentó dos bases de declaraciones, con los lineamientos centrales para defender las dos salidas posibles.

Para el final de la reunión de casi dos horas, Cabildo Abierto había impreso solo una de ellas –con añadidos en especial en los nueve puntos del final– y el líder ni tuvo necesidad de plantear su postura. Los 16 dirigentes presentes –diez diputados, tres senadores, un suplente y dos jerarcas– cerraron filas mientras Manini Ríos leía la declaración que confirmaba la continuidad de su fuerza política como socio del gobierno

Puertas adentro, el senador Guillermo Domenech insistió en que la remoción de Irene Moreira como ministra de Vivienda –tras la adjudicación sin sorteo de un apartamento a una militante del partido– era para él razón suficiente para romper con la coalición engendrada por Luis Lacalle Pou. "Si nos vamos, estoy dispuesto a renunciar a mi banca", sostuvo ante sus correligionarios, en solidaridad con los más de 50 cargos que hubieran tenido que entregar.

El diputado Rodrigo Albernaz ratificó que quienes defendían la permanencia en la coalición dentro de su agrupación en Salto habían quedado "en minoría" y que él mismo entendía que para la labor política "no sería perjudicial" un paso al costado, en especial con la apuesta del partido por constituirse en una tercera posición en el sistema político. 

Federico Gutiérrez Mesa Política de Cabildo Abierto

Las dos posturas discordes –bien recibidas por el líder cabildante que escuchaba desde la cabecera– no permitieron lograr la unanimidad en el punto siete de la declaración final, que confirmó por amplia mayoría que seguirían formando parte del gobierno, aunque solicitando al presidente "los máximos esfuerzos" para consolidarla "con prácticas verdaderamente republicanas"

Hasta la exministra Moreira, pese a aclarar su malestar por la salida, sostuvo que se alinearía a lo que resolvieran Manini Ríos y el partido. "Tenemos que quedarnos con los cargos, porque la gente nos puso para estar en el gobierno", defendió mientras tanto la diputada Elsa Capillera, quien había aprovechado el fin de semana para hacer las consultas dentro de su incipiente agrupación Purificación

El diputado Álvaro Perrone –a quien Manini Ríos había confiado el rol de vocero para defender lo actuado por Moreira en la adjudicación de la vivienda– argumentó por su parte que ya hay antecedentes de coaliciones en que se retiran los cargos y eso no tiene resultados. 

"El fin de semana ayudó a que hubiera muchas conversaciones, que todos pudieran hablar con sus agrupaciones", reconoció a El Observador el coordinador político de Cabildo Abierto, Marcos Methol.

Manini Ríos había planteado que usaría esas 48 horas para pensar "con frialdad" los pasos a seguir, tras una salida en caliente al mediodía del viernes en la que llegó a desafiar a Lacalle Pou a reconsiderar su pedido de renuncia a Moreira. El celular del líder cabildante pasó esos días de llamada en llamada con sus consejeros más íntimos. 

El general retirado es consciente de la importancia que su alianza tiene para Torre Ejecutiva, a tal punto que una separación abría la puerta a eventuales interpelaciones que podían poner en jaque a importantes ministros del gobierno.

"A los que les salvaste dos ministros, de la noche a la mañana te cambian de vara para medir a Cabildo (por el caso Moreira). ¿Por qué nos tenemos que tragar el sapo de la entrega de pasaporte a Marset?", ejemplificó uno de los integrantes de la mesa chica del partido. 

Tan así que la declaración de Cabildo de este lunes sostuvo que el cese a Moreira estaba teñido de un "ánimo revanchista" que no guardó "relación alguna" con la "pasividad mostrada ante casos graves ocurridos en el último año en altas esferas del gobierno o que involucran a jerarcas de partidos de la coalición".

Federico Gutiérrez Mesa Política de Cabildo Abierto
La fuerza política arremetió incluso contra el "modelo presidencialista y personalista" de la coalición, en uno de los puntos más fríos en la relación entre Manini Ríos y el presidente Lacalle Pou, quienes no cruzaron saludo pese a coincidir en la beatificación de Jacinto Vera en el Estadio Centenario. 

“Esta crisis la creó el propio presidente de la República con una actitud realmente inentendible, en una clara injusticia con el eslabón más débil. Si es que quería cobrarse cuentas de Cabildo, no es con Irene Moreira que se las tenía que cobrar”, había acusado el senador más temprano en diálogo con radio 41 de San José. 

A pesar de marcar la cancha a sus socios para los próximos días, desde un plazo para acordar por el proyecto de ley para la reestructura de deudas hasta anunciar un "seguimiento detenido del estado de la seguridad pública", Cabildo Abierto dejó al gobierno la tranquilidad de que seguirá siendo su aliado, y no un nuevo adversario con capacidad de sumar mayorías con el Frente Amplio. 

La fuerza política deberá así designar en los próximos días a un nuevo ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial. Consultado al respecto, el senador Raúl Lozano –quien ahora cederá su despacho a Irene Moreira como titular de la banca– se limitó a sonreír y decir que no tiene novedades. 

Temas:

Cabildo Abierto Guido Manini Ríos Luis Lacalle Pou renuncia Irene Moreira

Seguí leyendo

Te Puede Interesar