18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
14 de febrero 2023 - 5:03hs

A casi un año de que un congreso en Las Piedras abriera las puertas a nuevas corrientes en Cabildo Abierto –bajo la premisa de multiplicar las puertas de entrada a la fuerza liderada por Guido Manini Ríos–, las piezas de la interna no terminan de acomodarse. La renuncia del diputado Eduardo Lust –aunque no del todo inesperada– desordenó aún más la reestructura que el partido busca bajar a las urnas para 2024. 

El abogado aspiraba a liderar una agrupación nacional propia bajo el lema Movimiento Ambiental Constitucional, que ahora deberá concretar por fuera de la orgánica cabildante. Pero quien jugaba más fuerte con el objetivo de marcar un perfil propio era Irene Moreira, ministra de Vivienda y Ordenamiento Territorial y esposa de Manini Ríos, quien consentía el camino de "abrir el juego" aunque manteniendo "unidad y organización". 

Con el pasar de los meses esas aspiraciones fueron perdiendo fuerza –o al menos notoriedad pública–, a tal punto que las versiones dentro de la cúpula de Cabildo Abierto no están del todo alineadas. "Así como hay oportunidades en que se manifiesta determinado interés, luego se desiste. En este caso ella (Moreira) ha desistido", dijo a El Observador el senador cabildante Guillermo Domenech, no sin destacar que sigue siendo una "figura relevante" del partido en el gabinete de Luis Lacalle Pou. 

El senador Raúl Lozano expresó algo similar, alegando que pese a que "Cabildo vio con muy buenos ojos" que el Movimiento Social Artiguista no fuera el único sublema –debiendo para ello cambiar los estatutos– "Irene habría desistido y con esta novedad de Lust no sabemos si van a aparecer o no nuevas corrientes". 

Pero la propia ministra matizó su rumbo: "La corriente –el sentimiento– existe, pero estamos al frente de un ministerio complicado y hemos creado en este tiempo todas las herramientas necesarias. Este será un año muy importante y no queremos diluir los esfuerzos", declaró la jerarca a El Observador. Moreira sostuvo que quiere abocarse por completo a la gestión, mientras el plan de erradicación de asentamientos –buque insignia de la última rendición de cuentas del Poder Ejecutivo– da sus primeros pasos. 

Inés Guimaraens Irene Moreira, ministra de Vivienda y Ordenamiento Territorial

"Por esa razón no se ha creado nuestra agrupación. Nosotros vamos a trabajar para nuestro líder y eso se verá en el futuro, puede ser para el año que viene o a fines de este año", proyectó la ministra de Vivienda.

"Irenistas" y el proyecto de la diputada Capillera

Las aspiraciones de Moreira saltaron a la luz cuando en abril del año pasado renunció su jefe de gabinete, Gonzalo Reissig, mientras la ministra asentaba su círculo más estrecho de confianza, tal como informó El País. En esos movimientos concretó también la incorporación de Alejandra De Mello, viuda del exministro Eleuterio Fernández Huidobro –el jerarca frenteamplista que puso a Manini Ríos en lo más alto de las Fuerzas Armadas– como asesora del Plan Juntos. 

Moreira no renegó de su nuevo camino y en varias entrevistas –como fue el caso en el Canal 4 de Florida– afirmó: “Muchas personas venían a decirme por qué yo no abría una columna”. Puertas adentro, la ministra motivaba a su director de Vivienda, Jorge Ceretta y a su asesora Margarita González Bocage a trabajar por una lista para la diputación en Montevideo, según relataron fuentes políticas a El Observador

Ella misma hablaba de los "irenistas" para referir a sus funcionarios de mayor confianza en la gestión. Con ese trasfondo llegó a asomar la posibilidad de incorporar al actual ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, sobre quien Moreira ha asegurado que haría una "linda fórmula" con Manini Ríos. El jerarca con mayor popularidad dentro del gabinete golpeó el tablero cuando anunció su retiro de la política en marzo, luego de naufragar su candidatura a presidir la Organización Panamericana de la Salud. "Realmente el bichito político no me prendió tan fuerte como me debería haber prendido", sintetizó Salinas hace pocos días. 

"Daniel es Cabildo, Daniel es de todos", sostuvo la ministra al ser consultada sobre ese vínculo político. "Tenemos una amistad de más de 40 años y es lógico que uno se rodeé de sus amistades. Él está por encima de todas las agrupaciones y la idea era estar apoyándolo", contó. Sin sellar aún el futuro político de su correligionario, Moreira planteó que Salinas "se va a tomar un año sabático y después se verán los caminos a tomar". 

Mientras tanto, la única que avanza en consolidar su corriente propia dentro de Cabildo Abierto es la diputada Elsa Capillera. "Pensamos que para mayo estaríamos presentando la agrupación nacional de Purificación", anunció la dirigente a El Observador, tras afianzar locales partidarios en Fray Bentos, Colonia y Atlántida, además de sus "cabildos" en los barrios Goes y Cerrito de la Victoria, más cerca de una periferia montevideana en la que Capillera se hace fuerte al disputarle votos al MPP

Camilo dos Santos Elsa Capillera, diputada de Cabildo Abierto

Capillera apunta a "abrir un poco más el abanico para que más gente se sume a Cabildo". "Hay mucha gente que sigue descontenta con el FA, pero descontenta con el Partido Nacional que no ha llenado aún sus expectativas. Hay muchos temas que han quedado por el camino, como las auditorías. Esa gente está un poco decepcionada y confiando en que Cabildo sí pueda hacerlo", resumió respecto a su público objetivo.

"Vamos a apuntar primeramente a los departamentos donde no contamos con diputados, faltó muy poco en algunos para que llegáramos, como Colonia, Soriano, San José", dijo. Si bien asegura que no lo han pensado aún, la diputada imagina que en una agrupación nacional sería Manini Ríos quien encabezara la lista al Senado, con ella en segundo lugar. 

Temas:

Cabildo Abierto Elsa Capillera Guido Manini Ríos Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar