Opinión > OPINIÓN

El estridente resonar del silencio de campaña

El Frente esconde sus planes. ¿Se prepara para ser oposición o para un nuevo zarpazo a los patrimonios?

Tiempo de lectura: -'

23 de abril de 2019 a las 05:03

Conocer la tradición, la gestación de las corrientes políticas, sus bases filosóficas e históricas, sus intimidades, es imprescindible para comprender los objetivos de los partidos. Reconociendo su falencia en ese aspecto, la columna no incursiona en el ejercicio ilegal de la politología. Solo intenta analizar el impacto de cada fuerza y su proyecto sobre el bienestar de la sociedad y mira con descreimiento apriorístico a todos los jerarcas y candidatos. Que es lo que deberían hacer los votantes en cada proceso electoral. Las elecciones deben tratar de lo que le conviene a la comunidad, no de lo que le conviene a los políticos. El truco es hacer creer otra cosa, transformar a los ciudadanos en hinchas, camaradas, fanáticos o agrietados en pos de un ideal falso y prefabricado. 

El Frente esconde sus planes. ¿Se prepara para ser oposición o para un nuevo zarpazo a los patrimonios?El Frente esconde sus planes. ¿Se prepara para ser oposición o para un nuevo zarpazo a los patrimonios?Esta etapa de debate interno muestra a la oposición con ideas en varios grados de desarrollo y al Frente con un deliberado silencio programático, casi un escamoteo. Se advierte claramente que mientras blancos y colorados debaten propuestas, donde no se discute ya el ajuste del gasto sino los formatos o los niveles de deuda, con alguna edulcoración, el Frente no atina a construir una plataforma que no esté basada en la simple lealtad, en el resentimiento o en la ideología.  

En un tema primordial como la educación, bastardeado casi adrede en perjuicio de los amplios sectores que más necesitan de tal herramienta de creación de oportunides, Lacalle Pou enarbola un proyecto que luce igualitario y superador, con propuestas como las tutorías. Talvi tiene algunas ideas en la misma línea, menos desarrolladas. Un debate no tan rutilante como la represión de los 70, pero fundamental.

¿Cuál  es la respuesta del Frente? Una carrera desesperada para quedarse con el control de la Universidad de la Educación, antes del fin del mandato. Difícil no interpretar el súbito apuro como una maniobra para dejar sembrado el huevo del gramscismo en un ente que debería ser una esperanza de inclusión y excelencia. 

Frente a la contundencia de las firmas de la propuesta de Larrañaga “Vivir sin miedo”, el PIT-CNT, en su versión partido político, ignora la opinión de 400 mil ciudadanos y recurre a tomar la calle para explicar por qué es mejor lo que se ha venido haciendo en quince años,  porque cuando no conviene el discurso mayoritario se reemplaza por el garantismo. Solo con mucha generosidad se puede ver un intento de debate electoral en esas actitudes. 

No es exclusividad de la izquierda. El publicitado plan de Sartori para crear 100 mil empleos, es ofensivo para la inteligencia, como todos sus discursos y planteos escolares. Y hasta cabe preguntarse si su postulación terminará por dañar las chances del partido que ha elegido para satisfacer su capricho juvenil.  Rehúsa por supuesto el debate. Su fuerte no es persuadir, sino adquirir. 

La exministra Cosse hace su aporte sin proyecto cuando plantea la supuesta división en la sociedad creada por quienes eligen vivir en un barrio cerrado, lo que los aísla del resto de la población y no les permite comprender sus necesidades y reclamos. Otra ofensa a la inteligencia. Quienes deciden vivir en un barrio cerrado lo hacen por miedo a la violencia, a las rapiñas, a los copamientos, a los arrebatos, a ser asesinados,  no por desprecio al resto de la sociedad, un agravio gratuito de la precandidata, que omite la responsabilidad de su gobierno en semejante segregación. Lo mismo que quienes deciden mandar a sus hijos a un colegio privado no lo hacen por elitismo, sino que pagan muchas veces lo que no tienen para tratar de asegurarles algún destino mejor que el de las víctimas del descalabro educativo que su coalición y sus sindicatos han provocado. ¿Esa será su interpretación de un debate político? 

No hay debate. Fundamentalmente porque el Frente Amplio no quiere o no puede darlo. ¿Qué podría decir el precandidato Martínez sobre temas tan elementales como la recolección de basura? ¿Que Adeom no lo apoyó? ¿Que el sindicato le impide contratar privadamente 3 o 4 camiones? La reelecta secretaria general del gremio acaba de decir sobre este tema: “No puede ser que les importe solamente que juntemos la basura”. Sí, señora Ripoll. Les interesa solamente que junten la basura y saquen la mugre y las ratas. No les interesa si se el servicio se privatiza o no. Eso le importa al sindicato y al PIT-CNT, no a los vecinos.  Sarmiento, el fundador de la Argentina desaparecida, decía cuando era intendente de San Juan: “No nos eligen para hacer política, nos eligen para juntar la bosta de las calles”. Sí, les pagan para que junten la bosta de las calles. Sobre eso hay que debatir. Pero no se quiere debatir. 

En la economía el esquema es el mismo. Los que se debatirán finalmente serán los proyectos de la oposición. El Frente Amplio debatirá solamente ideología. Se ha quedado hace rato sin propuestas. Las que tiene para hacer se basan en inventar nuevos impuestos para redistribuir entre sus votantes, con alguna excusa que busca desesperadamente. 

Eso no significa que haya perdido. Es posible que los votantes crean que es mejor sacarle al que más tiene para repartir entre todos, como viene ocurriendo, aunque ese proceso lleve a una espiral fatal. Es posible que se elija continuar deseducando en nombre de una inclusión mentirosa o seguir acumulando roña en la calle antes de beneficiar a algún privado con un contrato para recoger la basura con tres camiones más. O que se vote por pagar sueldos altos a los portuarios aunque todos los negocios y empleos se vayan al puerto de Buenos Aires. El voto es soberano. 

Lo innegable es que el Frente se ha quedado sin propuestas que pueda defender. Su silencio programático grita. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...