18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
23 de abril 2023 - 5:00hs

El conflicto del IAVA no es ideológico, no se ponen en juego ideas, ni se trata de un debate por un modelo educativo, es político partidario. Y es otro ejemplo de cómo un tema menor pasa a convertirse en un tira y afloje entre las autoridades de la educación y los sindicatos.

Mucho se ha hablado de la rampa, el ascensor roto hace cuatro años, las llaves del candado del salón en manos de los alumnos, el director sumariado y las numerosas ocupaciones de los estudiantes en la última semana con sus consiguientes desocupaciones -todo cierto- pero el verdadero asunto es otro y fue lo que causó que no se haya podido solucionar de otra manera. A eso dedicaré esta Newsletter EnClave. Buen fin de semana! 

¿Faltó olfato político en el sumario al director del IAVA?

El senador blanco Sebastián Da Silva fue uno de los primeros políticos en intervenir en el conflicto para plantear que a las autoridades de secundaria les faltó “olfato político” a la hora de determinar el sumario con separación del cargo al director Leonardo Ruidíaz.

Robert Silva, presidente de la ANEP, admitió que las cosas “se podían haber hecho mejor”, según consignó La Diaria, pero recalcó que Secundaria tiene autonomía y el Codicen únicamente podrá intervenir si como consecuencia del sumario se resuelve destituir al profesor.

Las autoridades se apoyan en que Jurídica entendió que Ruidíaz cometió falta grave al reconocer que incumplió la orden que le dieron de exigir la entrega de las llaves por no estar de acuerdo pero sus conclusiones no obligan a las autoridades a ser seguidas al pie de la letra. Y aunque también es cierto que no puede pasar que un director de un liceo no tenga dominio de un salón del centro que dirige porque al gremio estudiantil se le ocurre no aceptar que se le cambie ese salón por otro, esto se podía haber resuelto de otra manera.

Inés Guimaraens La policía desalojando a los estudiantes que ocupaban el jueves 13

Tal vez le faltó olfato político a las jerarquías de Secundaria o tal vez creyeron que debían dar esta pelea para marcar la cancha al demostrar que ellos son quienes mandan y no están dispuestos a negociar.
 

"Espíritu antidemocrático y represivo" o "tormenta en un vaso de agua"

Una de las críticas que han planteado los docentes es que Secundaria aplicó una circular de 1979 que está derogada. Las autoridades han argumentado que esa norma está vigente y Robert Silva agregó que “se hace una tormenta en un vaso de agua. En el marco de una transformación educativa, se está buscando la chispa para incendiar la pradera”, opinó Silva.

Es cierto que ADES y Fenapes se agarraron de un tema de poca relevancia para incendiar la pradera y se les fue la moto al plantear que la administración “abraza” “normas de la dictadura fascista” para manifestar “el notorio espíritu antidemocrático y represivo de quienes las impulsan”.

Sin embargo, el tema de la circular 1624 de 1979 es confuso porque los aspectos que se mantienen vigentes son aquellos que no se oponen a la circular 1980 del año 1990, como establece esa norma que reúne las “competencias, obligaciones y responsabilidades” de los directores de los liceos, por lo tanto no está tan claro qué aspectos están vigentes y cuáles no. Además, tampoco tiene lógica que en 2023 se mantengan vigentes los requisitos de 1979 para los directores, ni siquiera los de 1990, y por eso es una buena decisión que como parte de las negociaciones, este jueves se haya acordado la creación de un grupo de trabajo en el ámbito de Secundaria para “generar una propuesta de modificación” de las circulares 1624/79 y 1980/90.

Un presidente expuesto

¿Qué decir sobre que el hecho que motivó el conflicto sea un ascensor roto hace cuatro años? Para empezar eso habla muy mal de las autoridades de Secundaria –las del período pasado y las actuales- que no han sido capaces de solucionar esa rotura en años.

La prueba está que ahora, enterados de la situación en la ANEP, se dispuso el arreglo inmediato, y este mismo jueves fueron de la empresa a repararlo pero... no pudieron entrar porque estaban las puertas del liceo cerradas!!

Cedida a El Observador El salón que utilizaba el gremio estudiantil para reunirse

Luego está el tema del estado del edificio en general que esta nota describe, y las palabras del presidente que al opinar del conflicto criticó a los alumnos por “pintarrajear y dejar sucio” el salón –que en realidad es un pasillo-  utilizado para uso gremial, lo que lo dejó expuesto.

Ese argumento en un contexto de la negligencia de las autoridades por no reparar el ascensor en cuatro años, en un liceo que es uno más de decenas o cientos en estado deplorable, no parece ser un aporte para las negociaciones o que contribuya a que se levante el conflicto. Además, frente a una situación de necesidades mucho más graves para la educación, para lo único que han servido esas palabras ha sido para subir un escalón más en la contienda ya que el precandidato del FA Yamandú Orsi le dijo al presidente que dice eso porque “nunca pisó” un liceo público.

No hay que perder el foco de que los verdaderos perjudicados de este conflicto son los miles de estudiantes de liceos públicos de todo el país que se quedaron sin clase el jueves 13 y el viernes 14 y los mil y pico de estudiantes de Bachillerato del IAVA que no están en las ocupaciones y que tal vez estén interesados en tener clase. También se perjudican los agremiados, aunque estén ejerciendo su derecho de manifestarse y estén actuando dentro de lo esperable para su edad y situación.

Los verdaderos protagonistas de este conflicto que son adultos: las autoridades educativas, los sindicatos, y los políticos, por más que tengan muchas ganas de pelear y medir sus fuerzas deberían bajarse del ring, y buscar soluciones por ejemplo para que mejore el egreso del IAVA que en 2021 fue del 44%. La pelea electoral se debe dar en otro ámbito. 

Temas:

Conflicto en el IAVA Educación Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar