Salud > Enfermedad Fúngica

El MSP pide a los prestadores que informen de inmediato cualquier caso sospechoso de "hongo negro"

En Uruguay actualmente hay tres casos de mucormicosis de pacientes que habían contraído coronavirus previamente y dos casos más se encuentran a estudio

MSP emitió recomendaciones para el tratamiento de la enfermedad

Tiempo de lectura: -'

03 de junio de 2021 a las 14:02

A raíz de los últimos casos de mucormicosis, la enfermedad conocida como el hongo negro, que está atacando a pacientes que tienen las defensas bajas por haber contraído covid-19, el MSP comunicó a los prestadores que ante un caso confirmado o sospechoso de mucormicosis, se debe notificar “en forma inmediata” al sistema de Vigilancia Epidemiológica del ministerio para su seguimiento, informó El País.

En el comunicado, el MSP afirmó a los prestadores que la mucormicosis puede contraerse en pacientes con infección de covid-19 a raíz de la diabetes mal controlada, por el uso de corticoides para el tratamiento de las formas moderadas o graves” de la enfermedad “y por la hiperglicemia mantenida en el curso” de la enfermedad. 

En las recomendaciones, el ministerio dice que se debe tener una sospecha alta de infecciones fúngicas invasivas en pacientes que hayan contraído el covid-19 y se recomienda controlar la glicemia tanto en pacientes diabéticos como no diabéticos así como reducir o suspender el uso de corticoides en caso de sospecha.

En Uruguay actualmente hay tres casos de mucormicosis de pacientes que habían contraído coronavirus previamente y dos casos más se encuentran a estudio.

El comunicado del MSP va en línea con lo que habían declarado previamente integrantes de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de la República. La mucormicosis se provoca por el ingreso al cuerpo, a través de la inhalación por los senos paranasales o pulmones o a través de una herida grande, de las esporas de un hongo del grupo de los zigomicetos Los hongos que causan esa enfermedad pueden estar presentes en los alimentos, en el suelo o en un muro y que "solamente pueden dar enfermedad cuando hay una lesión previa, como una quemadura grande en la piel; a personas inmunodeprimidas, que no tengan las defensas suficientes, u a otras que hayan tenido una lesión traumatológica", había dicho a El Observador Zaida Arteta, profesora agregada de la cátedra.

Arteta había expresado que en el caso del covid-19, la ventilación mecánica por mucho tiempo, la inflamación del árbol respiratorio o la inflamación sistémica puede generar un terreno fértil" para que las personas contraigan la enfermedad tras inhalar, tanto por los senos paranasales o por los pulmones, las esporas del hongo". Pero había recordado que generalmente la mucormicosis se contrae cuando la persona también sufre de otras enfermedades preexistentes como la diabetes o una enfermedad autoinmune

En una presentación interactiva de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas compartida por su director, Julio Medina, se detalla que en "el advenimiento de la enfermedad por covid-19, particularmente el uso de corticoides como tratamiento inmunomodulador en las fases pulmonar e inflamatoria han incrementado la incidencia de infecciones fúngicas invasivas". Se señala también que en una investigación internacional, en una serie de 80 casos analizados, 77,5% fueron hombres, el 92,5% estaba hospitalizado por covid-19 y que 8 de cada 10 pacientes tenía "diabetes mellitus" mal controlada.

 

La mucormicosis puede generar dos tipos de manifestaciones: Una conocida como rinocerebral, que es una inflamación de los senos paranasales y que puede devenir en la inflamación de los nervios del cerebro. La otra es la mucormicosis pulmonar, una neumonía que empeora rápidamente. 

El tratamiento, señala la presentación de la cátedra, tiene tres pilares fundamentales. El control de la enfermedad de base, que puede ser la glicemia que provoca la diabetes mal controlada; el "desbridamiento quirúrgico de tejido necrótico infectado", es decir, hacer una intervención quirúrgica que permita extirpar la zona infectada con el fin de que no se siga propagando y por último, el suministro de medicamentos antifúngicos, como la Anfotericina B.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...