Economía y Empresas > COMPETENCIA LOGÍSTICA

El nuevo puerto de Buenos Aires que puede convertirse en una amenaza para Montevideo

El gobierno argentino busca que la terminal sea más competitiva; varias compañías internacionales que operan en Uruguay fueron invitadas a participar de la licitación

Tiempo de lectura: -'

18 de enero de 2019 a las 05:01

La modernización del puerto de Buenos Aires dispuesta por el gobierno de Mauricio Macri tiene como objetivo potenciar a la actividad de comercio exterior de la tercera terminal más importante de América del Sur. La actual administración ya ha variado políticas portuarias para captar más carga e incluso se ha quedado con transbordos que antes llegaban a Montevideo.

Si las proyecciones argentinas se cumplen, Buenos Aires puede convertirse en una amenaza mayor para el puerto local en el mediano plazo.

Hace un par de años, jerarcas portuarios argentinos participaban en distintas actividades internacionales y presentaban el proyecto de modernización que aún se encontraba en fase de elaboración. Empresarios internacionales del sector que escucharon las propuestas de las autoridades argentinas entendían que era un proyecto bastante ambicioso. Pero el Ministerio de Transporte de la vecina orilla avanzó. En diciembre pasado anunció el plan y este año llegarán definiciones para que la fase inicial de obras comience en mayo de 2020.

Unas de las modificaciones previstas más importantes es sobre la cantidad de terminales de contenedores. Actualmente hay tres manejadas por importantes operadores internacionales. Los contratos de concesión vencen en los primeros meses de 2020. Ante ello y con un cambio de política portuaria, las autoridades decidieron que haya solamente una operador con una terminal de contenedores que maneje toda la carga del puerto. La inversión privada estimada por el gobierno para el desarrollo de las obras es de US$ 1.370 millones. La concesión es por 35 años y podrá extenderse 15 más. En tanto, el aporte del sector público será de US$ 540 millones

Un documento informativo elaborado por el ministerio marcó algunos de los beneficios que tendrá el nuevo puerto. Entre ellos destacó que habrá un aumento del nivel de operaciones, una reducción de los costos logísticos, que tendrá un tarifario transparente y además permitirá el ingreso de buques de carga de mayor tamaño.

En los últimos días, varios operadores portuarios internacionales con actividad en Uruguay fueron invitados a participar del lanzamiento de la licitación para la concesión de la nueva terminal de contenedores que se realizará el mes próximo.

La diferencia y el peligro para Montevideo

Fuentes portuarias consultadas indicaron que el plan de modernización modificará la actual postura de competencia intraportuaria, con tres terminales que compiten por la carga argentina para pasar a una interportuaria para hacerlo con otros puertos regionales.

En la actualidad, cada vez es más frecuente la asociación entre navieras internacionales. Además, las más importantes prestan servicios regionales con acuerdos joint venture entre ellas. Por ejemplo para cumplir con un servicio semanal de contenedores que una la costa este de América del Sur con el Lejano Oriente,  dos o tres navieras ponen a disposición una cantidad de buques propios. Después en cada barco  —sin importar a quien pertenezca— las empresas que forman parte del acuerdo tienen espacios para el traslado de sus contenedores. En estos tiempos, las compañías marítimas más importantes trabajan con esta modalidad. Y para que el servicio sea eficiente necesitan que el puerto tenga un solo operador que maneje los contenedores de todas las navieras.

A eso aspira Buenos Aires, algo que no ocurre en el puerto local. En la terminal hay dos operadores: Terminal Cuenca del Plata (TCP) y Montecon que ofrece sus servicios en las áreas públicas. Las dos tienen acuerdos con diferentes navieras y eso hace que en muchas oportunidades un barco sea descargado por una de ellas y cargado por la otra. Eso se traduce en mayores costos para las navieras. Y la mejora de costos es algo que Buenos Aires pretende alcanzar con el plan de modernización a través de una sola terminal de contenedores, no solamente para la carga argentina.

“Es un cambio de política, con un mega operador, para pasar a competir directamente con puertos de la región, entre ellos Montevideo”, dijo uno de los consultados.

Aún con su actual sistema de tres terminales Buenos Aires le ha quitado carga a Uruguay. El año pasado una buena cantidad de buques en tránsitos con mercadería paraguaya que llegaban habitualmente a Uruguay optaron por la otra terminal. Eso ocurrió por demoras locales que molestaron a los cargadores guaraníes.

Este mes, una línea de barcazas paraguayas, Guaran Feeder, decidió reducir su actividad en el país y enviar parte de su carga a Buenos Aires.

Otras fuentes consultadas informaron que actualmente la naviera Hamburg Sud destinó todos sus tránsitos paraguayos hacia la vecina orilla por mejores acuerdos comerciales. Por eso, si además la terminal bonaerense se potencia puede generar más inconvenientes.

“Las acciones de competencia que va a tomar Buenos Aires  se pueden convertir en una amenaza seria para Montevideo, que puede correr riesgo de seguir siendo un puerto de distribución”, señaló uno de los consultados.  

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...