Rugby > RUGBY

El plan profesional de Los Teros

Uruguay puede tener una franquicia en Sudáfrica, junto a Brasil

Tiempo de lectura: -'

20 de octubre de 2017 a las 05:00

El vicepresidente de World Rugby, Agustín Pichot, sorprendió en una entrevista con el periodista argentino Santiago Ángel: dijo que quiere que una franquicia profesional integrada por Brasil y Uruguay dispute la Challenge Cup, tercer nivel de competencia de clubes de Sudáfrica.

Pichot no fue mucho más allá, y lo incluyó en un plan en que también busca que Argentina XV, segundo seleccionado argentino, ingrese en la Currie Cup, segundo nivel de competencia de aquel país tras el Super Rugby. Sin embargo, según confirmó a Referí el presidente de la Unión de Rugby del Uruguay, Sebastián Piñeyrúa, el plan está en marcha, e implicaría un salto gigante que le permitiría a Uruguay tener un equipo profesional que compita en Sudáfrica durante tres meses.

El proyecto llenaría una imperiosa necesidad del rugby uruguayo. Es que en los últimos tiempos Los Teros se han aproximado al techo de su rendimiento dentro de las circunstancias actuales: tienen un centro de alto rendimiento elogiado en el mundo, la ventaja de una centralización territorial que les permite trabajar diariamente durante todo el año, como un club -y achicar distancias con profesionales-, pero tienen el límite del amateurismo –solo cobran viáticos cuando salen al exterior-.

No es fácil salir de ese plan: el mercado interno está lejísimo de poder crear una liga profesional –un gigante como Argentina tampoco la tiene- y la salida de jugadores a Europa aun es muy menguada –hoy son solo cinco-. Entrar a las competencia sudafricana daría esa base profesional tan ansiada.
¿Y qué aporta Brasil? Lo que le falta a Uruguay: un mercado potente y en crecimiento, protegido e impulsado por World Rugby, que facilite la inversión.

Con la inyección económica brasileña, y la "fábrica de jugadores" de Uruguay que se sustenta el proyecto, que vendría a ser un apéndice del plan principal de meter a Argentina XV en la Currie Cup. En ese sentido, el concepto es aprovechar "la puerta abierta" de Argentina para lograr el combo de dos equipos, lo que a los argentinos también le sirve para impulsar a una región que hoy los tiene distanciados.

"Tenemos que seguir creciendo, y aprovechar desde nuestro lugar las puertas que abre Argentina para darle más competencia a nuestros jugadores. Hoy tenemos consolidada una competencia para 25-30 jugadores de Los Teros, pero ahora queremos consolidar la competencia para el segundo nivel, que sería Uruguay XV. Para eso necesitamos elevar competencia de Teros, y por ahí viene este plan", confirmó a Referí Piñeyrúa.

Hay un antecedente que entusiasma: entre 2010 y 2013, ese torneo –por entonces denominado Vodacom Cup- fue la punta de lanza de Argentina para adentrarse en el rugby profesional. Fue con Pampas XV, equipo integrado por jugadores de su Centro de Alto Rendimiento y que buscaban llegar a Los Pumas, y que logró el título en 2011.

El proyecto está en su fase inicial. La punta de lanza la lleva Argentina, en particular Pichot. Ellos serán quienes lleven adelante las negociaciones con Sudáfrica, no solo deportivas sino también comerciales y logísticas. Lógicamente se tendrán que alinear esas condicionantes, ya que Sudáfrica pondrá la vara alta para que la experiencia sea positiva. También requerirá una transformación dentro de Uruguay, ya que esos jugadores pasarían a ser profesionales y se desprenderían de sus clubes locales. Pero el camino está planteado.

"No está en fojas cero, tampoco está cerrado", explicaron desde la URU a Referí. A partir de ahora, comenzará el proceso de ponerle el moño.

Comentarios